Cómo “internet de las cosas” va a mejorar la seguridad

Si no sabés aún qué es  internet de las cosas, solo tenés que mirar a tu alrededor y ya encontrarás algo que no se encienda de manera directa sino que tenga un control a distancia, seguramente a través de internet.

Es un concepto que se refiere a la interconexión digital de los objetos cotidianos con Internet, convirtiéndose así en objetos inteligentes.

Por eso,  Internet de las Cosas puede convertirse en un antes y un después en materia de seguridad: ya sea para mejorar las estrategias de prevención de seguridad vial o para aumentar la seguridad del hogar.

Una de las principales ventajas de que todos los dispositivos del hogar estén conectados a Internet es que podremos manejarlos desde cualquier sitio. Por ejemplo, encender las luces mientras estamos de viaje para ahuyentar a posibles ladrones, encender la calefacción de camino a casa para que el hogar ya esté caliente cuando lleguemos, comprobar qué hay en la heladera al salir de trabajar para pasar por el súper de camino a casa, etc.

Utilizando cámaras de seguridad o sensores (o una combinación de ambos), estos dispositivos pueden avisarnos, por ejemplo, si detectan algún movimiento en el interior de nuestra casa o mostrarnos una retransmisión de vídeo en vivo de cualquier parte de la casa, por ejemplo, para supervisar a un niño, un anciano o una mascota.

Cómo afecta el internet de las cosas a los autos

Imaginá tener un incidente y que en menos de una hora un equipo computarizado pueda analizar a la distancia, a través del acceso a la computadora de tu vehículo lo que ha sucedido. Claramente sería una simplificación de tiempo y, seguramente, un camino más certero para llegar a buenos resultados.

El modo de operar de las aseguradoras entraría en un revolución incansable de cambios pero es muy probable que los resultados sean mucho más cercanos a la perfección y, por lo tanto, más satisfactorios.

Con Internet de las Cosas, o sin él, es necesario contar con un buen seguro para el hogar y tu auto.

5 cosas que jamás tenés que dejar adentro del auto

A veces por un apuro, otras por distracción u olvido, dejamos cosas dentro del auto que pueden terminar en siniestros, o ser un elemento de negligencia a la hora de reclamar tu seguro. Enterate cuáles son:

1.- Botellas de agua. Dejar una botella en el auto puede ser altamente peligroso. ¿Por qué? Primero: dejarlas mucho tiempo tiradas en cualquier parte del auto hace que acumulen bacterias y microbios. Segundo: ante determinadas circunstancias del calor el agua puede hacer de lupa y causar nada menos que el incendio de tu auto.

2.- El perro. Si lo dejás solo en el auto mientras vas a hacer un trámite. Las altas temperaturas dentro de un auto pueden causar sofocación y daño a la salud del canino.

3.- Niños. Bastan un par de segundos para que se desate una tragedia de enormes proporciones mientras quedan solos dentro de un auto. Los riesgos latentes al dejar a un chico solo dentro del coche son infinitos: que el auto sea chocado o robado con ellos dentro, que encuentren la manera de encenderlo, que se lastimen jugando con las ventanillas u otras partes, que se quemen por jugar con el encendedor, entre otros. Otro dato: según definiciones de la Organización Mundial de la Salud, los accidentes que ocurren cuando el chico es dejado dentro del auto solo son interpretados como negligencia por parte de los partes. Y esa negligencia puede entonces ser una razón de peso para perder la cobertura ante ese accidente.

4.- Documentos. Muchos robos muy comunes  son bajo la misma modalidad: los delincuentes destrozan el vidrio y toman lo que encuentran a la vista. Si eso que hay a la vista son documentos importantes, vas a sufrir el engorroso proceso de dejarlos sin validez para que nadie suplante tu identidad. Pedir duplicados demora muchísimo tiempo, y podés perder la posibilidad de realizar actividades para las que esos documentos son necesarios. Esta es una de las más importantes cosas que no hay que dejar adentro del auto.

5.-Objetos de valor: ninguna otra manera más sencilla de llamar la atención de un ladrón que dejar a la vista objetos como computadoras, celulares, relojes… A veces, por la pereza de no querer cargarlos mientras salís un segundo a hacer un trámite, volvés y te encontrás con un vidrio destrozado y un importante objeto perdido.

No te olvides de no dejar jamás nada de todo esto en tu auto, y menos, de dejarlo sin un buen seguro.

Esta app te dice cuánto tarda el sol en quemarte

Te contamos de una aplicación muy útil que te indica el tiempo exacto que tarda la piel en quemarse al tomar sol de acuerdo al índice ultravioleta del momento y el foto tipo de cada usuario.

Crear conciencia sobre lo importante que es la foto protección a la hora de prevenir la aparición del cáncer de piel. Ese es el objetivo de UV-Derma, la nueva aplicación móvil que han diseñado los profesores de la Universidad de Málaga (UMA) José Aguilera y María Victoria Gálvez, en colaboración con la Fundación Piel Sana de la Academia Española de Dermatología.

Es sencilla de usar, el primer paso en la personalización es elegir el perfil del usuario, en función de las características de cada piel y su grado de sensibilidad al sol. Una vez definido, la aplicación te geo localiza y según los datos meteorológicos, predice el índice ultravioleta del momento, el cual se traduce en un cálculo inmediato del tiempo que tardaría tu piel en quemarse si está expuesta al sol sin usar herramientas de foto protección, explica el profesor José Aguilera, quien aclara que este dato se obtiene a partir de un algoritmo matemático desarrollado en la UMA.

Gratuita, personalizada e interactiva, ofrece además información sobre los efectos beneficiosos de la vitamina D, consejos sobre foto protección infantil y para deportistas, mitos y realidades de la protección solar, o signos de alarma a tener en cuenta para prevenir el cáncer de piel.

En resumen, esta aplicación para smartphone busca fomentar los hábitos dermosaludables frente a los efectos dañinos por el exceso de exposición al sol.

Cinco errores que probablemente estás cometiendo con la salud

A la hora de intentar mantenernos sanos, gran parte de lo que necesitamos es muy sencillo. Son cosas que sabemos que deberíamos hacer pero que, por un motivo u otro, no hacemos.

Enterate si alguno de estos son algunos de los errores que podrías estar cometiendo con tu salud:

1.-  Creer que los excesos o atracones pueden “quemarse” así nomás:

Es sentido común. Y aun así, miles de personas se entrenan con frecuencia (y mucha intensidad), sobre todo después de haber cometido excesos en la mesa, con la intención de “quemar” las calorías que se metieron al cuerpo el día anterior. La ecuación de calorías ingeridas y calorías gastadas que nos enseñaron está desfasada y no tiene en cuenta todas las variables que pueden influir en el modo en que el cuerpo metaboliza el combustible que le damos. No existe ningún modo de sustituir una dieta de alto valor nutritivo y ningún ejercicio puede hacer desaparecer los efectos de una mala dieta. Lo mejor para la salud es optar por alimentos que hayan requerido la mínima intervención humana y aumentar la ingesta de verduras.

2.- Creer que por no tener gluten ya es un alimento sano.

Solo porque sean sin gluten (o sin azúcar o sin lactosa) no significa que sean mejores en términos nutritivos. Sigue siendo necesario mantener una baja ingesta de alimentos procesados y envasados. Tené mucho cuidado con la etiqueta de “sano” y comprobá siempre los ingredientes para evitar aditivos indeseados.

3.-No darle al hígado el trato que merece

En lo que respecta a la salud, el hígado tiene muchas (y fundamentales) cosas que decir. Pese a ello, muchas veces la gente toma decisiones que sobrecargan el hígado con sustancias que tiene que transformar (desintoxicar) antes de poder eliminarlas. Por ejemplo, cuando tienen que pasar el día a base de café, bebidas azucaradas, una copa de vino…, ¡ah!, y ni rastro de verduras. Al sobrecargar el hígado, los efectos repercuten en la energía, la calidad de sueño, el equilibrio hormonal y muchas más cosas. Habría que ser mucho más conscientes y realistas sobre la cantidad que puede asumir el hígado de estas sustancias e intentar reducir al mínimo su consumo. Algunas de las más perjudiciales son el alcohol, la cafeína, el azúcar refinado, las grasas trans y otras sustancias sintéticas como las que pueden hallarse en lociones para la piel y productos domésticos.

4.- Ignorar las señales que te manda el cuerpo

Demasiada gente soporta síntomas fácilmente curables solo porque creen que son algo “normal”. El síndrome premenstrual, el estreñimiento, la hinchazón, el ardor estomacal y los dolores de cabeza son afecciones frecuentes pero no por ello “normales”. Las afecciones que sufrís de forma habitual son una forma que tiene el cuerpo de comunicarse con vos y decirte que tenés que cambiar algo (lo que comés, lo que bebés, el ejercicio que hacés). Así que escuchá a tu cuerpo, porque puede mejorar tu salud y tu vitalidad en el día a día.

  1. -No desconectar nunca

El cuerpo necesita descansar, y descansar no solo es dormir. Si sos de esos que no paran de hacer cosas en todo el día durante toda la semana, siempre pendiente del móvil u otros dispositivos, te va a pasar factura. Intentá hacer un hueco de un par de horas en tu agenda semanal para “hacer” nada, o amplíá ese hueco a un día entero si te es posible.

 

 

Los 6 lugares más aterradores del Reino Unido

La asociación English Heritage, un organismo público que protege y promueve el patrimonio histórico de Inglaterra, ha publicado la lista de los 6 sitos más aterradores del Reino Unido, recogiendo leyendas de espectros que atraviesan las paredes, extrañas apariciones y misteriosas risas de niños.

1.- Castillo de Bolsover, en el noroeste de Inglaterra, construido sobre un cementerio del siglo XVII. En él, dos obreros quedaron petrificados con la aparición de una mujer que desapareció atravesando un muro. Y un niño que daba la mano a los visitantes, sin que estos lo supieran, dio escalofríos al personal.

2.- Castillo medieval de Kenilworth, donde se pasean los fantasmas de una mujer y de un niño, que se esconde en las cuadras. Ruidos de pasos y una cuna que se mece sola. Estos son algunos de los múltiples fenómenos inexplicables que aterran a los visitantes.

3.- En Carisbrooke, en la isla de Wight (sur), se producen extrañas apariciones, como la de Elizabeth Ruffin, una niña de rostro pálido que se ahogó en un pozo, o la de la “Dama Gris”, un fantasma con un largo abrigo que siempre va con cuatro perros.

4.- En el castillo de Pendennis, en Cornualles, en el suroeste, los visitantes oyeron los gritos de una cocinera que cayó al vacío cuando el castillo fue asediado durante seis meses en el siglo XVII.

5.- Unas corrientes de aire frío y unas inexplicables palmadas en la espalda se repiten en la abadía de Whitby, en el norte, cuyas ruinas góticas inspiraron al padre de Drácula, el escritor Bram Stoker.

6.- Y en la casa de Charles Darwin, el escritorio del famoso científico del siglo XIX, autor de la teoría de la evolución, se puso a dar vueltas sin parar hasta que el personal dejó la habitación.

Si te animás, podés viajar a conocer estos lugares llenos de fantasmas.

Estar cerca de la naturaleza alarga la vida

Te contamos por qué es importante valorar el contacto con la naturaleza.

Según La Organización Mundial de la Salud (OMS) y una notoria cantidad de evidencia científica, vivir cerca de la naturaleza mejora la salud y atenúa los efectos negativos de la contaminación, alargando la vida.

Algunos de los más importantes beneficios para la salud son:

1.- Mejor memoria a corto plazo: aparentemente, los espacios con árboles, ríos, lagos, plantas y flores de todo tipo mejoran el rendimiento cerebral.

2.- Menos estrés: estar al aire libre cambia radicalmente la expresión física del estrés en el cuerpo. Un estudio descubrió que las personas que pasaron dos noches en el bosque presentaban niveles más bajos de cortisol, la hormona del estrés, en comparación con los que pasaron ese tiempo en la ciudad. Entre los que trabajan en una oficina, incluso, solamente ver la naturaleza por una ventana está asociado a un menor estrés y una mayor satisfacción en el trabajo.

3.- Combate la depresión y ansiedad: numerosos problemas de salud mental también han demostrado que pueden mermar luego de un tiempo al aire libre, especialmente cuando se combina con el ejercicio. Un estudio reveló concretamente que los paseos por el bosque se asociaron a niveles más reducidos de ansiedad y mal estado de ánimo, y otro encontró que los paseos al aire libre podrían ser “clínicamente útiles como un suplemento a los tratamientos existentes” para el trastorno depresivo mayor. “Los enfermos mentales tuvieron una de las mayores mejoras en la autoestima”, concluyeron los autores del estudio. Además, la presencia de agua (ríos, lagos y cataratas, por ejemplo) hizo que los efectos positivos fueran aún más fuertes.

4.- Protege la vista: una investigación publicada en la revista Ophtalmology, concluyó que, por lo menos en los niños, la actividad al aire libre puede tener un efecto protector en los ojos, reduciendo el riesgo de desarrollar miopía.

5.- Mejora la concentración: el ambiente natural tiene un potente efecto “restaurador”, y uno de los beneficios que posee dar un largo paseo por la naturaleza es que puede restaurar de esa forma la concentración.

¿Qué estás esperando para hacerte una escapada lejos de la ciudad?

11 datos que debes saber para empezar a dormir mejor

Quizá la gente no sea consciente de que, como explica el doctor, la privación de sueño tiene fuertes impactos en la salud, tanto neurocognitiva —en la atención, la memoria, la capacidad productiva— como cardiometabólica —obesidad, diabetes, hipertensión.

Por eso, los especialistas reivindican la necesidad de dormir bien y ofrecen una guía de consejos muy interesantes:

 

1.- A medida que crecemos, nuestro reloj biológico envejece y se adelanta. Por eso los niños necesitan dormir más que los adultos, y estos más que los ancianos, en general.

  1. -Los deportistas necesitan dormir más que el resto. Con falta de sueño aumenta el riesgo de sufrir lesiones, ya que se pierde capacidad de reacción y control de la postura.

3.- La discriminación machista también afecta al ámbito del sueño. Por regla general, las mujeres pierden más horas de sueño con la llegada a casa de un recién nacido. Además, los especialistas señalan que las mujeres tienden a no expresar sus síntomas y a recurrir más a los antidepresivos por trastornos que en realidad están asociados al sueño, no a la depresión.

4.-Una sociedad saludable debe situar el sueño entre sus prioridades. El sueño es como la alimentación, y hasta se muere antes por falta de sueño que de comida. “Durmiendo menos de cinco horas, el índice de mortalidad de las personas aumenta un 12%”.

5.- ¿Es posible recuperar las horas de sueño perdidas? Hay gente que dice que sí. Sin embargo, las cabezadas al volante o algunos despistes derivados de ello pueden ser irreversibles.

  1. -La siesta es recomendable sólo si se hace bien. Según los expertos, no debe exceder los 45 minutos ni debe ser un mecanismo compensatorio a la falta de sueño nocturno. “No vale dormir cuatro horas por la noche y luego echarse una siesta de tres”, recalca la doctora Paula Jiménez.

7.- La falta de sueño está ligada a la obesidad. Cuando alteramos el ritmo de sueño, el cerebro tiende a seleccionar productos hipercalóricos, contribuyendo así al aumento de una de las peores epidemias de la época: el sobrepeso.

8.- Los trastornos de sueño están asociados al desarrollo de procesos tumorales; por ejemplo, se ha descubierto que las enfermeras, que suelen trabajar haciendo turnos, son más propensas a sufrir cáncer de mama.

9.- Ocho horas de sueño fragmentado son menos reparadoras que seis de seguido.Así lo desveló un estudio del Hospital Universitario Johns Hopkins de Baltimore (Maryland, EE.UU.) en el que participaron dos grupos que tenían que seguir un patrón de sueño distinto. El grupo que durmió menos horas, pero ininterrumpidas, dijo sentirse más descansado a lo largo de la investigación.

10.- El horario de invierno en España es el más apropiado para el organismo.Según los cronobiólogos de la Sociedad Española de Sueño, el cuerpo se adapta mejor a las horas de luz que recibe durante el horario otoño-invierno (entre octubre y marzo), cuando España está en la zona UTC +1. No obstante, el presidente de la SES prefiere alejarse de la polémica de los husos horarios y pide directamente “que se hagan los horarios de modo que nos aseguremos al menos siete horas de sueño”.

11.- Los científicos disponen ahora de más información sobre el sueño que nunca. Por desgracia, eso no se traduce todavía a la población, ni a los políticos ni a las instituciones. “No se respeta el derecho al sueño, ni en las áreas de servicio de carretera, que no están habilitadas para el descanso de los conductores, ni en las residencias de ancianos, donde en vez de sacarlos a la luz del día les dan una pastilla, ni en los hospitales, donde te miden la temperatura a las cinco de la mañana lo necesites o no”, denuncia Terán. “El modelo no funciona”, zanja.

5 medidas para iniciar tu desintoxicación digital

Los teléfonos móviles (con su correspondiente conexión a internet, a las redes sociales y potencialmente a miles de personas) han penetrado tanto en nuestras vidas que actualmente corremos el riesgo de hacernos adictos a al móvil. Nos estamos acostumbrando a reaccionar de forma inmediata cada vez que nos llega un bip del teléfono; nos sentimos impulsados a mirarlo y contestar. Incluso cuando no lo hacemos, nuestros pensamientos se dirigen hacia quién será el que envía el mensaje y de qué asunto se tratará, interrumpiendo nuestra tarea del momento.

A menudo estamos físicamente presentes pero psicológicamente ausentes, y el mensaje que le llega a las personas que están con nosotros es que son menos importantes. Por eso, es fundamental plantearse hoy en día una desintoxicación digital y saber cómo poner freno a esta corriente que parece arrastrarnos, incluso a pesar nuestro.

  1. Ocultar el móvil y no poner sonido a los mensajes entrantes.No hay ninguna razón para mantener el teléfono al alcance de la mano ni de la vista durante ni después la jornada laboral, especialmente cuando tenemos que estar centrados en alguna tarea. Tampoco es beneficioso estar escuchando continuamente los sonidos de los mensajes entrantes que actúan como tentaciones difíciles de resistir haciendo que nos despistemos cada dos por tres, y seamos muy poco efectivos en nuestro trabajo. Por supuesto si estamos con otras personas, pensarán y con razón, que son menos importantes que nuestros mensajes y que lo que estamos hablando con ellos no nos interesa casi nada. Además, la comunicación es más superficial porque sabemos que podemos ser interrumpidos por un bip en cualquier instante. Es más conveniente mirar el teléfono cuando tenemos tiempo y en ese momento contestar todo de una vez.
  2. Dejar de usar el teléfono como relleno de tiempo.Muchos de nosotros, sin querer, nos hemos casi convertido en adictos al entretenimiento y la distracción (y algunos además, al trabajo). Por eso, cada vez que tenemos un momento libre, esperando en la fila del súper la cafetería de la oficina, en la sala de conferencias antes de que los compañeros lleguen, o esperando a los chicos a la puerta del colegio, volvemos a la pantalla como una muleta social. Es importante intentar resistir este impulso haciendo algo de lo que disfrutamos mientras esperamos, leer un libro, escuchar música, relajarnos unos instantes sin pensar en nada. Al principio podemos sentirnos incómodos, pero es crucial no tener dependencias, hábitos adictivos ni compulsiones.
  3. Practicar mindfulness.Cada vez hay más investigaciones que demuestran que estar con la consciencia en el presente con atención plena (mindfulness) nos ayuda a tomar mejores decisiones, reduce el estrés y ansiedad, mejora nuestro estado de ánimo e incrementa la sensación de bienestar. Poder entrenar nuestra atención puede ser muy valioso para tener también un mayor sentido de control sobre nosotros mismos, manteniendo la serenidad incluso ante circunstancias adversas.
  4. Convertirnos en modelo de buenos modales en el trabajo (y fuera).No importa lo habitual que sea en nuestro trabajo o en nuestro entorno: estar constantemente tecleando el teléfono cuando alguien está hablando, es irrespetuoso. Como padres, como líderes, como parejas, como amigos estamos dando mal ejemplo de comportamiento continuamente; y consciente o inconscientemente estamos influyendo en nuestro entorno. Es de pésima educación y no permite ninguna conexión verdadera entre las personas.
  5. No llevar el teléfono al dormitorio. Dejarlo siempre fuera, y si hubiera alguna urgencia podríamos oírlo, pero cerca de nosotros nos impide dormir lo suficiente y con profundidad. Cuando no dormimos suficientes horas o lo hacemos de manera superficial pendientes del teléfono, tanto nuestra salud como nuestras capacidades cognitivas se resienten. Nos volvemos más irritables, más reactivos, menos presentes y menos alegres. Por si fuera poco, cuando no descansamos bien por la noche, tendemos a centrarnos en lo que no está funcionando en nuestra vida, en los problemas, en lugar de lo positivo.

A medida que nos conectamos más a la tecnología, parece que corremos el riesgo de dañar el cableado de nuestro cerebro y nos desconectamos de la interacción personal, algo totalmente necesario a nivel psicológico y social.

Por supuesto, no se trata de tirar los móviles a la basura ni darnos de baja de las redes sociales. Se trata de tomar consciencia de nuestras dificultades para desconectarnos de la tecnología, de los peligros y daños que esto conlleva, y hacer un uso más equilibrado y menos dependiente de la misma.

 

Google Classroom ya está disponible para todos los educadores y alumnos

Desde Google han entendido que el aprendizaje se puede dar más allá de las aulas. En este sentido, hoy han anunciado que Google Classroom se abre para todos los usuarios que no dispongan de cuentas en G Suite para la Educación, favoreciendo tanto a educadores como a alumnos a la hora de llevar el aprendizaje a diferentes lugares más allá de las paredes de las aulas de los centros educativos.

De entrada, los nuevos usuarios que vayan uniéndose a Google Classroom podrán unirse a las clases ya existentes y más adelante, en las próximas semanas según Google, también tendrán la capacidad de preparar sus propias clases. Si bien, la expansión de Google Classroom a usuarios sin cuenta en G Suite para la Educación favorece la aparición de nuevos usuarios entre educadores y estudiantes, los centros educativos seguirán teniendo la obligación de pertenecer a G Suite para la Educación para usar esta herramienta.

A cambio de ello, los administradores ahora encontrarán nuevas opciones que facilitarán la gestión para la llegada de nuevos usuarios a sus clases usando sus respectivas cuentas personales en Google.

Desde esta compañía serán todo oídos para que los usuarios implicados puedan dar sus visiones al respecto para que se puedan llevar a cabo nuevas mejoras y características a Google Classroom que abarquen  todas las necesidades que se puedan dar en el ámbito educativo.

 

Google quiere seguir apoyando el aprendizaje en las aulas. Es por eso que anunció  que Google Classroom está disponible para todos sin necesidad de tener una cuenta en G Suite para la Educación.

Los nuevos usuarios que se unan a Google Classroom podrán ser parte de las clases que ya existen y, en las próximas semanas, según Google, también tendrán la capacidad de preparar sus propias clases.

La globalización nos sigue dando oportunidades por igual.

6 tips ecológicos para conductores que cuidan el medioambiente

Es de público conocimiento, que la utilización de vehículos motorizados en general, produce un importante impacto ambiental. Tanto es así, que la contaminación que provoca la utilización de estos vehículos, produce efectos nocivos para la salud humana.

Existen estudios epidemiológicos que determinan que los casos de enfermedades respiratorias son muchos más en grandes ciudades, donde el parque automotor es notablemente más grande que en zonas rurales.

Otro dato de interés, es que el daño al medio ambiente no se da sólo cuando el auto se utiliza, si no también, durante el proceso de fabricación, así como cuando se pinta el vehículo, los desechos de la fábrica automotriz, etc. Todo ello, sumado a los gases que emite un automotor, impactan en el medio ambiente, colaborando incluso con el cambio climático.

 

La verdad es que son “trucos” muy fáciles y sencillos de aplicar. Si la gran mayoría de los usuarios de automóviles los tomaran en cuenta, seguramente se podría lograr un gran impacto ambiental, pero esta vez, a la inversa: para el bien de nuestro medioambiente y de nuestra salud.

 

  1. Este consejo, no sólo será útil al cuidado del aire que respiramos todos, sino que también ayudará a tu bolsillo: inflá las llantas. Sí, así es, tan sencillo como mantener tus llantas bien infladas. La fundamentación de este punto, es que cuando están bajas, el consumo de combustible aumenta aproximadamente un 3%.
  2. Otro punto de interés para colaborar con la NO emisión de gases indeseados, es que el auto esté lo más liviano posible. Mientras menos peso tenga el vehículo, menor será el consumo de combustible y menor la emisión de gases tóxicos.
  3. Sería ideal que pudieras movilizarte en autofuera de las franjas horarias llamadas “horas pico”. Porque embotellado en el tránsito, tenés el motor encendido más tiempo y por ende, producís mayor emisión de gases.
  4. Intentá evitar aceleraciones y frenadas fuertes, para disminuir el consumo de combustible. Lo mismo con el uso del aire acondicionado, mientras menos, mejor. Estos tips, se deben a que mientras más combustible “quemás”. más emisión de gases producís.
  5. Cuando adquieras un auto, preguntá e investigá sobre aquellos que priorizan la conducción ecológica. Son modelos de auto que incorporan tecnologías que disminuyen el consumo de combustible; optimizan el cambio de marchas; paran el motor cuando se detiene el vehículo; etc. Por ejemplo: los autos eléctricos son “cero emisión” y una excelente alternativa para cuidar el medioambiente; otro ejemplo son los híbridos, como el Prius de Toyota, que tiene una baja emisión de CO2.
  6. Y por último, es importante que apagues el motor. Pensá en lo siguiente: un auto detenido con el motor encendido consume hasta 0,7 litros/hora.

 

Consultá por un seguro para tu auto con nosotros.