Cómo prevenir accidentes en la cocina

Después de los accidentes de tráfico, los accidentes en el hogar son la segunda causa de mortalidad, principalmente en los menores de edad y en los adultos mayores; y la cocina es uno de los lugares en donde ocurren con más frecuencia.

Seguí estas recomendaciones, y evitá situaciones riesgosas.

  1. Desenchufá los aparatos cortantes -como multiprocesadoras, batidoras o molinillo de café- antes de sacar o limpiar sus cuchillas.
  2. Mantener los cuchillos afilados lejos de los bordes de la mesada de la cocina.
  3. Utilizar las cuchillas sobre una tabla de cortar, manteniendo los dedos lejos del borde filoso.
  4. Tener a mano paños, agarraderas y guantes para cuando se necesite sacar fuentes del horno, agarrar el mango de una sartén o retirar recipientes del microondas.
  5. No dejar que los mangos de las sartenes sobresalgan de la hornalla, para evitar tropezar con ellos y causar derrames. Antes de mover un recipiente caliente, asegurarse de que el camino esté despejado y de que haya una superficie resistente al calor para colocarlo.
  6. Levantar las tapas de las ollas empezando por la parte más alejada, para que el vapor salga lo más lejos posible. Cuando se vacíe en la pileta una cacerola con agua caliente, verter despacio para reducir el vapor.
  7. Para reducir al mínimo las salpicaduras de aceite hirviendo, secar bien los alimentos antes de freírlos. Cubrir la sartén con un protector contra salpicaduras.
  8. Cuando se cocina a alta temperatura, el humo que despide puede causar molestias inmediatas y enfermedades crónicas. Contiene sustancias irritantes y tóxicas.
  9. Equipar la cocina con una campana extractora que dé al exterior, sobre todo si se cocinan muchos fritos o asados al horno. Si la campana no filtra todo el humo, abrir la ventana de la cocina para diluirlo con aire fresco.

Cuanto más chicos, mayor prevención.

Evitá que los niños abran el horno y cualquier otro artefacto peligroso como el lavavajillas y el lavarropas por ejemplo. Instalá una traba que impida su apertura.

Nunca abras una olla a presión frente a un niño. Antes de hacerlo, es primordial que te asegures de que ésta se haya enfriado y que el vapor se haya ido.

Cuando el horno u hornallas estén fuera de uso, es fundamental que cierres la llave de gas, y que refuerces la prevención con bloqueadores de perillas para niños.

Mantené tijeras, cuchillos, tenedores y todo artículo punzante, fuera del alcance de los más pequeños.

Evitá que los cables de los artefactos eléctricos cuelguen o queden a la vista.

Guardá los artículos de limpieza en altura, y bien etiquetados para evitar confusiones.

Dejá el recipiente de la basura en algún lugar inaccesible. Esto te ayudará a prevenir intoxicaciones y cortes.

Las bolsas de plástico nunca deben estar en algún cajón o lugar accesible para los más chicos, son seguras causas de asfixia.

Para completar la seguridad tanto en la cocina, como en el hogar, de todos los miembros de la familia y dado que los accidentes ocurren a pesar de todo, es indispensable contar con la asistencia de un seguro del hogar al que poder recurrir ante cualquier emergencia aportando tranquilidad y rápidas soluciones a los accidentes más habituales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s