¿Qué silla de auto es más adecuada para mi hijo?

Los sistemas de retención infantil (SRI, conocidos como sillitas de seguridad), se utilizan de acuerdo a la talla y el peso del niño, es decir que a medida que va creciendo hay que cambiar de sillita.

Las sillitas recomendadas en base al peso y talla del bebé o niño son:

Los “huevitos”, de los que hay dos tipos: hasta 10kg (o 12 meses) y hasta 13kg o 18 meses.

La silla infantil para ser usada de 9 a 18 kg o hasta los 4 años.

El complemento con respaldo, de 15 a 25 kg o de 4 a 6 años.

El complemento (booster) sin respaldo, de 22 a 36 kg de peso o de 6 a 12 años.

¿Pero qué hay que tener en cuenta antes de comprar la sillita de seguridad?
Dependiendo del peso, se debe elegir un tipo de silla u otro. Es fundamental que se adapte bien a lo que pesan los niños, ya que así viajarán más seguros.

– En las etiquetas de la sillita debe figurar la certificación u homologación: IRAM 3680-1 y 3680-2 (Argentina) FMVSS 213 (EE.UU.), Unecer44/04 (Unión Europea), AS/NZS 1754 (Australia y Nueva Zelanda) e Inmetro Nbr 14.400 (Brasil).

Además, también deben estar visibles el peso y la altura que acepta la silla, información básica sobre su instalación, nombre del fabricante, nombre del modelo, número de serie y fecha de fabricación. De esta manera nos aseguramos de que cumplen con los estándares de seguridad vigentes y que han sido sometidos a los más rigurosos test de accidentes.

A la hora de comprar la sillita de seguridad, la Sociedad Argentina de Pediatría recomienda ir (en lo posible) con el niño y con el automóvil donde se va a instalar la silla para chequear en un principio cómo se ajusta esta al niño y luego, como se fija al auto. Lo ideal sería que la sillita se ajuste de la mejor manera al cuerpo del niño y que quede bien sujeta al asiento del automóvil, sin que se mueva hacia los lados o hacia el frente. En caso de que sobren espacios entre el bebé y los laterales de la sillita, la Academia Americana de Pediatría (AAP) recomienda colocar rollos de mantas a ambos lados del bebé y un pañal pequeño o una manta entre la correa de la entrepierna y el bebé. No colocar relleno debajo o detrás del bebé ni usar agregados para el asiento de seguridad a menos que se suministren con él o sean elaborados por el fabricante del asiento.

Más allá de estas recomendaciones, es muy importante contar con un buen seguro para tu auto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s