Top 5 de bares notables que tenés que conocer.

Fuente:connectbsas

Alternativos, literarios o deportivos… son 92 los bares que llevan la mención de “bar notable” en la Capital Federal argentina. El denominador común es que todos son los “más representativos de Buenos Aires” y varios de ellos han sido reconocidos como “patrimonio cultural de la ciudad de Buenos Aires” por su continuidad en el tiempo, su arquitectura, su relación con la historia de la ciudad y también por haber contribuido a sus logros culturales. Hoy los llevamos a recorrer diez de estos bares un poco alejados de los circuitos más turísticos. Ideal para descubrir Buenos Aires de otra manera.

1.- Bar Oviedo – Mataderos

El Bar Oviedo funciona desde 1900 en el barrio de Mataderos. Durante mucho tiempo fue punto de encuentro entre la ciudad y el campo por estar situado donde llegaban los animales con destino a los mataderos (de allí el nombre del barrio). El bar, todo recubierto en madera, es una referencia hasta el día de hoy. Un billar acompaña las mesas de madera y las de metal que se dispersan en el salón principal donde todavía se ven hombres vestidos “a lo gaucho” con bombachas de campo, alpargatas y boina. El estilo rural del barrio perdura en el Bar Oviedo.

2.- Café de Garcia – Villa Devoto

Un café tradicional del barrio de Villa Devoto con tres mesas de billar en su salón principal. Pero lo que más llama la atención es la enorme cantidad de fotos y objetos que adornan las paredes: máquinas de coser, espejos, cajas registradoras y hasta viejos sifones. Una colección incomparable. El otro atractivo de este bar es su conocidísima picada que se sirve todos los días de jueves a sábado y que incluye una degustación de 30 tablas diferentes.

3.- Café de la U – Villa Urquiza

Ubicada en la magnífica esquina de la Avenida Triunvirato y Franklin Roosevelt, el Café U funciona desde el 15 de diciembre de 1986 y rinde homenaje, por su nombre, al barrio de Villa Urquiza. Presenta diferentes opciones gastronómicas muy interesantes, como por ejemplo sus variedad de sándwiches o el famoso crêpe de espinacas con champiñones y queso con salsa rosa y el mega clásico flan casero con dulce de leche.

4.- Café Don Juan – Villa Santa Rita

Don Juan es un típico café de barrio, construido en 1920 en la esquina de Camarones y Condarco. Ocupa la planta baja de un edificio de dos plantas. La decoración está compuesta de materiales nobles (sillas vienesas, ventanas de madera, etc.) y la propuesta gastronómica resulta también muy interesante: un servicio atento y agradable, deliciosos sándwiches caseros y medialunas suculentas. Otra de las cosas que hace que sea legendario, es la cantidad de películas que se rodaron en su salón, por ejemplo “El verso” de Sami Shaw, “Assassination Tango” de Robert Duvall, “Ilusiones”, “¿Dónde estás amor de mi vida que no te puedo encontrar?” y “Rosas, rojas, rosas”. Ya lo saben: Don Juan es el lugar de referencia del barrio de Villa Santa Rita.

5.- Café Margot – Boedo

En el barrio de Boedo, cerca de otro bar notable (Esquina Homero Manzi), se encuentra una casa tradicional construida a principios del siglo XX por el genovés Lorenzo Berisso. En la planta baja funciona el mítico Café Margot. Dicen que en 1950, el presidente Don Juan Domingo Perón circulaba por la Avenida Independencia, de pronto, le ordena a su chofer de volver en dirección a Boedo para llegar hasta la esquina de Avenida Boedo y San Ignacio. Ante el asombro generalizado, el General desciende de su automóvil y entra al Café Margot. Quería probar sí o sí el sándwich de pavita en escabeche del que tanto le habían hablado. Luego de haber visto pasar a distintas personalidades muy conocidas, el Café Margot fue distinguido por la Asamblea de Estudios Históricos de Boedo como uno de los lugares históricos del barrio.

Un buen dato para ir a comer, se valora tanto como un buen dato de una buena compañía de seguros.

Zurich. En las pequeñas y grandes cosas de la vida.

 

 

10 Cosas insoportables que todos vivimos alguna vez cuando viajamos en avión

¿Quién no ha vivido al menos una, dos, tres, o todas estas situaciones en un vuelo?

Leelas e identificate seguro:

1.-Cuando querés llegar a tu asiento, pero no podés porque la fila está detenida por alguien que intenta meter su enorme bolso de mano en los compartimentos superiores.

2.-Cuando finalmente lográs llegar a tu asiento y ves que hay alguien sentado “accidentalmente” en él y tenés que pedirle amablemente que lo libere.

3.-Cuando hay alguien en el vuelo que no deja de hablar y podés escucharlo a varias filas de distancia.

4.-Cuando alguien sentado en tu fila se saca los zapatos, y tiene un insoportable mal olor en los pies que llega hasta tu nariz.

5.-Cuando la persona sentada detrás tuyo no deja de patear tu asiento.

6.-Cuando tenés que levantarte para ir al baño y te ves obligado a pasar por encima de los otros pasajeros de tu fila porque no tienen intención de levantarse para dejarte pasar.

7.-Cuando tenés que ir al baño, pero justo que la azafata está bloqueando el paso con el carrito.

8.-Cuando te quedas dormido y creés que ya pasaron varias horas, pero te das cuenta de que solo fueron 20 minutos todavía te faltan 5 horas para llegar a tu destino.

9.-Cuando hay un niño/bebé en el avión que no deja de gritar/llorar.

10.- Cuando aterriza el avión y todos se paran al mismo tiempo queriendo salir, y básicamente quedás atrapado y agachado entre el asiento y el compartimento superior.

A pesar de todo esto, viajar sigue valiendo la pena.