Cómo funciona la tecnología que bloquea ronquidos y ruidos molestos

Con parches, tapones o auriculares especiales, la industria busca crear diversos prototipos y productos para impedir sonidos que impidan un buen descanso nocturno.

Audífonos inalámbricos

“El sueño nunca sonó tan bien”, asegura la empresa multimedia Bose en el eslogan publicitario de su última gran novedad, los Sleepbuds.

Se trata de unos audífonos inalámbricos que cuestan US$175 y que puso a la venta a través de la plataforma de financiación colectiva Indiegogo.

Funcionan en tres etapas: una punta de silicona (como la de auriculares convencionales), una serie de microchips que crean ondas para reducir los ruidos externos y la emisión de sonidos relajantes para favorecer el sueño.

Su batería dura hasta dos noches, aseguran los fabricantes. Además, incluyen un sistema para reproducir la alarma del despertador a la hora seleccionada a través de una aplicación conectada al smartphone.

Auriculares de cinta

Si te resultan incómodos los audífonos tradicionales, podés probar los auriculares de cinta.

El producto se llama SleepPhones y fue diseñado por una médica de familia, Wei-Shin Lai, que decidió inventar una solución a los ronquidos de su marido.

Consisten en una banda de forro polar para la cabeza que lleva integrados unos audífonos ultrafinos. Su precio mínimo es de unos US$40 y se venden por internet.

No sólo permiten reproducir música, sino también audiolibros, guías de meditación y otras ayudas para conciliar el sueño.Cuentan con una versión inalámbrica y otra con cables.

Tapones inteligentes

Si preferís una opción más sencilla y no necesitás música para dormir, podés optar por los tapones inteligentes QuietOn, que cancelan los sonidos de baja frecuencia.

No cuentan con conexión a Bluetooth ni son compatibles para escuchar música, pero tampoco requieren cables ni usan botones. Se activan automáticamente al retirarlos del estuche y una sola carga dura hasta 50 horas.

Parches inteligentes

Por último, podés usar una solución que no requiere de dispositivos para el oído: los parches inteligentes.

Un ejemplo son los Silent Partner, y se colocan sobre el tabique nasal de quien emite los ronquidos. Tienen forma de letra “v” invertida y dos extremos que se fijan a los costados de la nariz.

El aparato funciona creando una especie de “burbuja de silencio” alrededor de la persona que lo lleva puesto que detecta las ondas sonoras. Su coste: unos US$100.

Y si no te convence ninguna de estas soluciones tecnológicas, siempre podés recurrir a algún método de la abuela.

Probá cambiar la almohada, usá un protector bucal o dormí de costado.