¿Cómo elegir un buen taller mecánico?

A veces, cuando nos toca arreglar el auto, no confiamos en nadie.

Elegir un buen mecánico es como escoger un buen médico de cabecera, o un abogado, o un veterinario.

Por eso, es un tema delicado ya que si cuenta con un servicio poco profesional, usando materiales de baja calidad y sin garantías, nuestro vehículo y bolsillo se verán perjudicados.

Si bien existen varios lugares que por fuera no parecen profesionales (cuando en realidad lo son) mientras que otros mega-talleres ultra modernos terminan siendo decepcionantes, acá  te ofrecemos una pequeña guía para que tengas en cuenta a la hora de elegir un taller:

 

1.- Una infraestructura adecuada

A primera vista se puede deducir si un taller es confiable por las características de su infraestructura. Este debe contar con espacio suficiente para recibir y mover con seguridad el volumen de autos que maneja (esto no quiere decir que cuanto más grande mejor, sino que sea acorde). El hecho de que posea elevadores de dos y/o cuatro columnas es bienvenido, aunque muchos desconfiados todavía buscan lugares que sólo tengan fosa por miedo a que su vehículo se dañe al ser elevado. Respecto a los equipos, es importante que estén equipados con los “scanner” apropiados para atender las marcas que recibe y contar con los equipos de diagnóstico adicionales para el motor, el sistema de refrigeración y para los otros sistemas del vehículo. También, habla muy bien de un taller si vemos que cuida a su personal técnico suministrando uniformes y los equipos de protección personal.

 

2.- Transparencia en el diagnóstico y cotización

 

 Una Inspección de ingreso: para comenzar, no está de más que anoten los posibles desperfectos que tenga tu auto, también es importante tener claridad del estado en el que ingresó el mismo. Para esto, algunos talleres realizan una ficha de ingreso que es firmada por los clientes. Un mecánico de confianza brinda diagnósticos acertados, cotizaciones claras y detalladas con precios justos, explica y educa a los clientes sin usar tecnicismos innecesarios, y soluciona los problemas de manera proactiva y responsable. Igualmente, un buen taller se hace responsable por la calidad de sus diagnósticos.

3.- Profesionalismo del personal

Tener una certificación profesional para brindar un servicio de atención mecánica es deseable pero no es obligatorio. De hecho, el oficio de mecánico es uno de los más informales, menos regulados y más populares en América Latina. Sin embargo, para este caso, un punto a considerar es la experiencia, conocimiento y buena reputación del personal a cargo del servicio.

 

4.- Asesoría al cliente

La mejor muestra de un taller de confianza es la calidad de sus diagnósticos y que al darlos y cotizar las reparaciones que se deriven de ellos, el taller ofrezca opciones y asesorías al cliente. No siempre hay que realizar todos los trabajos a la vez y no todos los arreglos son prioridad. Siempre se pueden buscar alternativas para ajustarse al presupuesto del cliente.

 

Esperamos que esta guía te haya sido útil, algo tan importante como la elección de un mecánico de confianza, es la elección del seguro ideal para tu auto. Cotizá el tuyo acá.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s