¿Cuáles son las normas mínimas de seguridad en el hogar cuando hay niños pequeños?

Para estar sano y feliz, el niño debe contar con un buen hogar y con un medio ambiente seguro que le permita experimentar el placer de explorar.

Es un hecho comprobado que ocurren más accidentes en el hogar que fuera de él; es igualmente cierto que en su mayoría pueden ser evitados. ¿Qué hacer, entonces, para evitar riesgos? La mejor forma de prevención consiste en conocer las normas mínimas de seguridad en el hogar:

 

Fijate que todas las superficies pintadas permanezcan en buenas condiciones en especial aquellas que el niño llegue a tocar; te recomendamos llamar a un experto para realizar una prueba de plomo en la pintura.

Atención con el moho: algunos pueden ser muy peligrosos; limpiá las áreas dañadas por pérdidas de agua (goteras, inundación por lluvia u otras causas).

Las piletas en la vivienda deberán estar valladas y sus puertas cerradas, siendo aconsejable proteger su superficie.

Los juguetes seguros no deben tener piezas cortantes, ni ángulos puntiagudos, ni estar fabricados con materiales tóxicos. Su tamaño será lo suficientemente grande para impedir que los introduzcan en la boca y se los traguen.

Es importante evitar que los chicos jueguen en lugares peligrosos: escaleras, ventanas, balcones, así como en proximidades de hoyos, pozos, piletas, etc.

Los enchufes eléctricos y llaves térmicas que estén al alcance del niño deben ser cubiertos. Las luces colocadas en paredes o en el techo deben preferirse a las lámparas portátiles y veladores, cuyos cables pueden enredarse en los juguetes o las patas de las sillas.

Limpiá los pisos a menudo y evitá tener superficies resbaladizas.

Disponé en puertas, ventanas y balcones que den sobre zonas de riesgo algún sistema de bloqueo que impida su abertura a los niños.

No dejes al alcance del niño ningún producto peligroso; prestá especial atención y guardá en algún lugar seguro los medicamentos, productos de limpieza, pinturas, disolventes, adhesivos, productos de perfumería, insecticidas y productos de jardinería, combustibles y bebidas alcohólicas.

No sitúes calentadores a gas en baños ni dormitorios. Usá estufas o braseros con salida al exterior (del tipo tiro balanceado).

Cerrá todas las llaves de paso al finalizar la utilización del gas y siempre por la noche.

Nunca está de más recordar que no debés dejar solos a los niños en casa, ni dormidos ni despiertos ni por un segundo.

Poner en marcha planes de seguridad en el hogar es fundamental para la seguridad de los niños. Ninguna ´precaución está demás cuando se trata de nuestros hijos.

Por eso, te aconsejamos tener la mejor cobertura para tu hogar.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s