7 hábitos de las personas felices

Algunas formas de pensar y actuar favorecen ese estado de bienestar con uno mismo y con el mundo, descubrilas.

 

1.-Ayudá a los demás. Cuando hacés el bien, la vida te devuelve cosas buenas. A nivel químico, el altruismo libera endorfinas y esto hace que te sientas mejor.

2.-Tené amigos de verdad. No importa el número sino la calidad de la relación y, que exista una conexión íntima entre los dos.

3.-Hacé deporte. Las personas que caminan, corren, andan en bicicleta o se ejercitan físicamente, generalmente se sienten más felices y menos ansiosos. A la vez, el ejercicio refuerza el sistema inmune y también libera endorfinas y da energía y entusiasmo, según un estudio de Penn State Social Science Research Institute.

4.-Pensá siempre en positivo. Los pensamientos tienen el poder de moldear nuestras vidas y también de construir nuestra felicidad: crean nuestras emociones y éstas nuestro estado de ánimo y de éste dependen nuestro comportamiento o acciones. Las personas con actitudes positivas están mejor equipadas para manejar eventos imprevistos de la vida.

5.-Rodeate de personas felices. La felicidad es contagiosa, según un estudio. La gente con buenas relaciones sociales (amigos, pareja, familia, vecinos, etc.) son más felices. La soledad es una de las principales causas de infelicidad.

6.-Dormí las horas suficientes. Habrás oído decir que dormir poco o mal provoca mal humor, impaciencia y falta de concentración. Por el contrario, el sueño reparador está asociado a un mejor bienestar físico y mental.

7.-Expresá y practicá el agradecimiento. Para Shawn Achor, experto en psicología positiva, es el primer paso para entrenar al cerebro con el fin de ser optimistas. Si te ponés a pensar, seguro que tenés muchos motivos para dar las gracias. “Por vivir, por no estar enfermo, por tener todo lo que tienes, por tener hijos sanos, por sentir el amor de otra persona, etc.”

A ponerlos en práctica, la felicidad vale la pena.

 

 

Con este smartwatch, no te quedás dormido al volante nunca más

Ni música a todo volumen, ni bebidas energéticas. Un buen electroshock para evitar accidentes.

Los trastornos del sueño son, en muchos países, la primera causa de accidentes de tráfico. Pero ya no hay problema de que el sueño nos atrape en la ruta, porque ahora, existe Steer, un dispositivo que nos ayudará a no caer en los brazos de Morfeo.

El mismo, está específicamente diseñado para impedir que el conductor se duerma al volante. Aunque tiene una forma similar a una pulsera o un reloj, el wearable no se ajusta a la muñeca, sino más arriba, en el antebrazo, casi pegado al codo. Colocado de esta manera, a través de 16 sensores analiza la frecuencia cardíaca y la conductancia de la piel (cuando una persona se encuentra relajada esta no conduce bien la electricidad) y te avisa cuando estás a punto de dormirte. Es el mismo sistema en el que se basan los polígrafos empleados por la policía (algo que se conoce también como reacción galvánica de la piel).

¿Cómo sabés que estás entrando en estado de somnolencia? El aparato te avisa con una fuerte vibración y una luz amarilla. Si este primer aviso no funciona y sigue bajando el ritmo cardíaco, el dispositivo produce una descarga eléctrica.

“Un micro-sueño puede durar hasta 30 segundos, y cuando se produce, el conductor está inconsciente y no responde a ningún sensor ambiental, como el sonido o la luz”, explican sus creadores para justificar el sistema empleado.

Despertarte a shocks eléctricos puede ser efectivo para evitar un accidente, pero lo mejor es que descanses lo suficiente como para manejar sin que te venza el sueño.

Por eso, te recomendamos respetar al máximo los horarios de sueño antes de salir; planificar paradas cada dos horas, y detenerte de manera inmediata si sentís somnolencia.

Y obviamente, tener contratado al mejor seguro para tu auto.

 

Conocé los peligros que acechan a los más chicos en verano

El cuidado que se tiene siempre con los niños a lo largo del año, debe extremarse en verano. Con mucho más tiempo libre, y  temperaturas más altas, es necesario agudizar algunas precauciones.

Aumentan los desplazamientos en coche para trasladarse a los distintos lugares en los que se van a pasar los días de asueto. La mayor parte de los niños que fallecen en las carreteras no llevan un sistema de retención infantil adecuado o no se está usando correctamente. Por eso, si vamos a movernos por carretera, es necesario revisar que los niños lleven la mejor protección y seguridad acorde a su peso y altura, dejando a un lado la edad. Además, se debe recordar que si el niño mide 1,35 cm o menos, tiene que viajar en los asientos traseros y siempre correctamente sujeto a su silla y ésta al vehículo.

Se deben planificar las paradas necesarias para que, tanto niños y mayores, descansen de los largos traslados.

Tomar el sol de forma segura

El exceso de sol propio del verano exige atender a posibles golpes de calor y a las quemaduras derivadas de las altas temperaturas. Los más pequeños de la familia no deben exponerse al sol durante mucho tiempo y nunca en las horas centrales del día, y cerciorarse de que beben agua con frecuencia para que no se deshidraten. Ahora la pérdida de líquido aumenta y hay que incrementar el consumo de líquidos; sobre todo los más pequeños que no siempre son conscientes de la “sensación de sed.”

Si notamos que el menor tiene sensación de mareo, exceso de sudoración o confusión puede haber sufrido un golpe de calor leve. Siendo más preocupante una respiración acelerada y taquicardia. En cualquiera de esos casos deben ser atendidos por un médico cuánto antes.

¿Conoces los peligros que acechan a los niños en verano?

El cuidado que se tiene siempre con los niños a lo largo del año, debe extremarse en verano. Con mucho más tiempo libre y unas temperaturas altas propias de estos meses, es necesario agudizar, aún más si cabe, las precauciones que se suelen tomar. Acechan nuevos peligros que, en algunos casos, no tienen en otro momento:

Aumentan los desplazamientos en coche para trasladarse a los distintos lugares en los que se van a pasar los días de relax.

La mayor parte de los niños que se accidentan o mueren en rutas, no llevan un sistema de retención infantil adecuado o no se está usando correctamente. Por eso, si vamos a movernos por carretera, es necesario revisar que los niños lleven la mejor protección y seguridad acorde a su peso y altura, dejando a un lado la edad. Además, se debe recordar que si el niño mide 1,35 cm o menos, tiene que viajar en los asientos traseros y siempre correctamente sujeto a su silla y ésta al vehículo.

Se deben planificar las paradas necesarias para que, tanto niños y mayores, descansen de los largos traslados.

El exceso de sol propio del verano exige atender a posibles golpes de calor y a las quemaduras derivadas de las altas temperaturas.

Los más pequeños de la familia no deben exponerse al sol durante mucho tiempo y nunca en las horas centrales del día, y hay que cerciorarse de que beben agua con frecuencia para que no se deshidraten. Es un momento en que la pérdida de líquido aumenta y hay que incrementar el consumo de los mismos, y sobre todo estar atentos a brindárselos a los más pequeños que no siempre son conscientes de la “sensación de sed.”

Si notamos que el menor tiene sensación de mareo, exceso de sudoración o confusión puede haber sufrido un golpe de calor leve. Siendo más preocupante una respiración acelerada y taquicardia. En cualquiera de esos casos deben ser atendidos por un médico cuánto antes.

 

Aunque son numerosas las campañas que hablan de ello, no está de más recordar que en estos meses, se debe incrementar el cuidado con las quemaduras del sol; y no sólo en las playas o piscinas, sino también en las rutas turísticas que se realicen por el campo o ciudad. Es muy importante evitar las horas en las que el sol está más alto (de 12 a 16h aproximadamente) y aplicar cada dos horas una crema con un factor solar adecuado al tipo de piel y, preferiblemente, resistente al agua.

Es recomendable que los bebés permanezcan protegidos por una sombrilla y que los niños utilicen gorro, remeras UV y enateojos de sol para proteger la vista.

Además de aumentar la protección solar y la hidratación, en verano se debe tener especial cuidado con lo que comen.

Las intoxicaciones alimentarias crecen por el calor ya que la comida se vuelve más delicada y se estropea con mayor facilidad. Hay que evitar el consumo fuera de casa de alimentos peligrosos como carne, pescado, huevo, etc.

¡Cuidado con las picaduras!

El verano viene acompañado de más insectos y estos están mucho más ceca de los niños, que pasan su tiempo en jardines y en el campo. Por eso, hay que tener especial cuidado con las picaduras y evitar zonas con muchas plantas. A no olvidarse que el calor en el mar favorece la presencia de aguas vivas, cuya picadura puede ser muy irritante.

En cualquier farmacia se pueden comprar cremas repelentes de insectos y bichos y, en el caso de que se haya producido la picadura, dependiendo de cómo sea ésta, hay que acudir al médico o adquirir cremas que calmen la zona irritada.

Mucho tiempo libre

Es difícil rellenar el exceso de tiempo libre de los niños en esta época del año y, como forma de entretenimiento, se suele recurrir a dispositivos y a conectarse a internet. Hay que recordar bloquear los contenidos que no son adecuados, no dejarles conectarse sin la supervisión de un adulto, limitar las descargas de aplicaciones y, sobre todo, controlar lo que están haciendo y si lo están utilizando correctamente.

 

Qué hacer en caso de incendio en casa

Los incendios en casa son más habituales de lo que pensamos ¿Cómo reaccionar ante un fuego en la vivienda?

Una vela, un enchufe recalentado, un cigarrillo, olvidarse encendido un fuego en la cocina, todo puede desatar una tragedia en segundos.

Si el fuego es pequeño, lo primero que hay que hacer es llamar al 911,  por si acaso se extiende. A continuación, cortar la luz y el gas. Después, debe intentarse apagar con un extintor casero, nunca con agua, por si creés que puede alcanzar a instalaciones eléctricas o si es provocado por líquidos inflamables, por ejemplo aceite. Retirá las cosas de alrededor que podrían quemarse también.

Si el fuego no se puede apagar o controlar, entonces lo que se debe hacer es salir de la vivienda lo más rápido posible, sin pararse a recoger cosas y cerrando las puertas al salir. En caso de que haya ya mucho humo, gateá para no inhalarlo.

Una vez fuera del hogar, abandoná el edificio por las escaleras, nunca utilices el ascensor. Al alcanzar la calle, no te pares en la salida, avanzá hasta situarte lo suficientemente lejos para no entorpecer el paso a otros afectados.

En el caso de que no se pudiera tomar la escalera por estar con mucho humo, permanecé dentro de la casa. En el interior, lo más seguro es encerrarse en una habitación, tapando las ranuras con trapos húmedos para que no entre el humo. Hacé señales al lado de la ventana para intentar que otras personas o los bomberos te vean y acudan a socorrerte.

Si tu ropa se incendia, rodá sobre vos mismo por el suelo, y no corras (de hacerlo, el fuego podría avivarse). Y si ves a otra persona con la ropa prendida, tendelo en el suelo, cubrilo con una manta y apretá fuerte para extinguir las llamas. Si las llamas alcanzaran el pelo, hay que ponerse una toalla húmeda rápidamente.

 

Igual de importante es contar con el mejor seguro de hogar que te cubra en este tipo de siniestro.

 

 

Códigos de guiños para dar paso en rutas

Aprendé qué indica la Ley Nacional de Tránsito para cuando queremos dar paso en ruta a otro vehículo o viceversa.

El sobrepaso es la situación más peligrosa en las rutas de una sola calzada que abundan en nuestro país. Pasar a un vehículo más lento tiene varios inconvenientes, en especial si son camiones u ómnibus que, por su porte, reducen la visibilidad. Pero si los conductores del vehículo lento, incluidos los automóviles particulares, ayudan al conductor que quiere hacer el sobrepaso, la situación sería mucho menos riesgosa.

¿Cómo pueden ayudar?

La propia Ley de Tránsito N° 24.449 en su artículo 42 incisos e) y f) nos dice cómo ayudar a que  otro vehículo nos sobrepase en forma segura (porque también el vehículo sobrepasado puede verse involucrado en un potencial accidente).

 

Los incisos dicen: “El vehículo que ha de ser sobrepasado deberá, una vez advertida la intención de sobrepaso, tomar las medidas necesarias para posibilitarlo, circular por la derecha de la calzada y mantenerse, y eventualmente reducir su velocidad y, para indicar a los vehículos posteriores la inconveniencia de adelantarse, se pondrá la luz de giro izquierda, ante la cual los mismos se abstendrán del sobrepaso”.

En palabras simples:

Guiño izquierdo encendido: No me sobrepases. Viene un auto de frente.

Guiño derecho encendido: Podés sobrepasarme. Camino despejado.

Fuente: Vialidad Nacional

 

Y por sobre todo, no te olvides de contratar el seguro para tu auto que más se adapte a vos y a tu forma de manejar.  Autoscoring evalúa aspectos vinculados con el conductor, su auto y el uso que le da al mismo, brindando así un precio justo y personalizado. Cotizá tu seguro con nosotros.

5 lugares de Star Wars que podés visitar en la vida real

No necesitás viajar a una galaxia muy muy lejana, conocé en persona algunos sitios de la vida real que dieron vida a los planetas más lejanos de Star Wars.

Túnez

En Tunisia se pueden visitar varios lugares que forman parte importante de la historia de Star Wars como el mítico Tatooine, el hogar de Luke y Anakin. Una de las fuentes de la economía de este país ubicado al norte del continente africano es el turismo y el recorrido por los sets y localizaciones de la saga, ubicados en Ajim y en Matmatat-Al-Qadimal. En este último se ubica el llamado “Hotel Star Wars” (que en realidad se llama Hotel Sidi Driss), en donde se recreó el lugar de Lars, donde creció Luke Skywalker.

 

Parque nacional del Valle de la Muerte, California

Este impresionante parque nacional ubicado en la Sierra de Nevada en el estado de California ocupa una superficie de poco más de 13000 km². Aquí se filmó la mítica escena en donde Obi-Wan Kenobi conoce a Luke Skywalker, C-3PO y R2-D2, entre otras.

 

Hardangerjøkulen, Noruega

El Hardangerjøkulen es un glaciar que por su tamaño es el sexto más grande de la Noruega continental. Este lugar apareció en “El Imperio Contraataca” y sirvió para dar vida al planeta Hoth.

 

Parque nacional de Tikal, Guatemala

Este lugar fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1970. Se trata de uno de los mayores yacimientos arqueológicos y centros urbanos de la civilización maya. Aquí se recreó El Gran Templo de Massassi, también conocido como el Gran Templo, la avanzada Massassi o Base Uno. Es un templo en la luna Yavin que sirvió como base de la Alianza para Restaurar la República durante la Guerra Civil Galáctica, que vimos en “Una Nueva Esperanza”.

 

Parque nacional Redwood, California

En este impresionante parque nacional, hogar de un inmenso bosque de secuoya roja, fue que se rodaron escenas de “Star Wars: El Retorno del Jedi”. Allí se dio vida a la luna boscosa de Endor y las escenas fueron filmadas en los bosques altos de Redwood Grove en la parte norte del condado de Humboldt, y en los bosques privados y públicos cerca de la ciudad de Smith River, California.

 

Palacio Real de Caserta

Este edificio es la residencia real más grande del mundo (en términos de volumen con más de dos millones de metros cúbicos). Fue encargado por el rey Carlos VII al arquitecto napolitano Luigi Vanvitelli. Este complejo junto a los jardines fueron declarados Patrimonio de la Humanidad en 1997. Este lugar sirvió para escenificar el Palacio Real de Theed, capital de Naboo en donde reside la reina Amidala en “La Amenaza Fantasma” y “El Ataque de los Clones”.

 

 

Plaza de España, Sevilla

Este lugar también sirvió para dar vida a la ciudad de Theed, capital de Naboo. En este conjunto arquitectónico proyectado por el arquitecto Aníbal González y construido entre 1914 y 1929 se filmó una escena con Anakin y Padme en “El Ataque de los Clones”.

 

¿Por qué es conveniente realizarse revisiones visuales periódicas?

El 90% de la información que recibe el conductor proviene de su capacidad visual. De ahí la importancia de revisar periódicamente la salud visual para mejorar la seguridad al volante.

Fuente: cuidatuvista.com/salud-visual-enlaces/test-de-visión

Especialistas en oftalmología aseguran que uno de cada tres automovilistas en Argentina, podría ver mejor y uno de cada 20 ve muy mal. Estas cifras, además de evidenciar un importante riesgo a la seguridad vial, dado que una correcta visión es fundamental para conducir un vehículo; también denotan la precariedad de los controles oftalmológicos al momento de ser otorgada una licencia para conducir.

Por eso, éstas son las pruebas por las que debe pasar cualquier persona que quiera tener su registro:

Campimetría (campo visual): las personas que poseen visión periférica pobre, tienen doble riesgo de accidente (pueden ver el pizarrón con las letras del test, pero no ven la ventana que está al lado).  No se dan cuenta si están siendo sobrepasados.

 

Discriminación de colores: examen que sirve para reconocer a personas con daltonismo (confunden verde con rojo) o acromatopsia (no distinguen color y no perciben la diferencia entre el color verde del campo y una carretera no pavimentada). El conductor ve doble o deforma la imagen que tiene.

 

Prueba de estereopsis (profundidad): permite determinar la visión en tres dimensiones.

El conductor con este problema, no puede calcular el espacio para pasar un auto y ubicarse detrás del otro, cuando viene otro de frente.

 

Prueba de agudeza visual: para detectar el problema de la visión cercana o lejana. Es el clásico chequeo con las letras de distinto tamaño. La agudeza visual determina si se ve el auto que viene de frente, o si se lo ve más lejos de lo que está. Cuando falla, el conductor no distingue la ruta de un auto gris que viene de frente con las luces apagadas.

Antes de ponerte al volante, tan importante como tu salud visual, es contar con el mejor seguro para vos y tu auto.

 

 

 

Baby Boomers, Generación X, Millennials y Centennials, ¿a qué generación pertenecés?

Fuente: Sovereign Health/Shutterstock/free

Seguro escuchaste hablar de estas clasificaciones basadas en la relación con la tecnología y el mundo laboral. Descubrí a cuál pertenecés:

 

Baby Boomers (nacidos entre 1945 y 1964)

Nacidos post Segunda Guerra Mundial. El nombre de esta generación refiere al “Baby boom” –repunte en la tasa de natalidad- de esos años.

El trabajo como modo de ser y de existir: estable, a largo plazo, adictivo, no necesariamente de lo que aman hacer.

No le dedican mucho tiempo al ocio y a la actividad recreativa.

Las mujeres de esta generación aún se están incorporando al mercado laboral. Si bien persiste el ideal de familia tradicional, se empiezan a romper estructuras.

 

Generación X (nacidos entre 1965 y 1981)

Según un estudio de la Universidad de Michigan, los hombres y mujeres X trabajan mucho pero logran un equilibrio, son felices con sus propias vidas.

Son los que vieron el nacimiento de Internet y los avances tecnológicos. Están marcados por grandes cambios sociales.

Como son una generación en transición – se les llamó Generación Perdida e incluso Generación Peter Pan- pueden hacer convivir equilibradamente la relación entre tecnología y vida social activa “presencial”: tienen participación dentro de los eventos de su comunidad.

Son más propensos a estar empleados (aceptan los órdenes de jerarquía institucional) y equilibran la energía entre el trabajo, los hijos y el tiempo de ocio.

Son los padres de los Millennials, hacen esfuerzos adaptativos a la vertiginosidad de la generación que sigue.

 

Generación Y o Millennials (nacidos entre 1982 y 1994)

Muy adaptados a la tecnología. La vida virtual es una extensión de la vida real. Aunque conservan algunos códigos de privacidad en relación a lo que exponen o no en Internet (a diferencia de los Centennials, que comparten todo).

Son multitasking.

No dejan la vida en el trabajo, no son “workaholic” (quizá observaron que sus padres sí lo fueron, y lo hacen distinto).

Son emprendedores y creativos, intentan vivir de lo que aman hacer. Son idealistas.

Aficionados a la tecnología del entretenimiento: usuarios de las salas de chat en los ’90 y ahora de redes de citas. Pasaron por todo: SMS, Reproductor de CD, MP3, MP4, DVD.

Aman viajar, conocer el mundo, ¡y subir las fotos a las redes!

Según estudios, duran en sus trabajos un promedio de dos años, a diferencia de la generación X y los “baby boomers” (más estables). Es por eso que las empresas enloquecen armando políticas de “fidelización”.

 

Generación Z o Centennials (nacidos a partir de 1995 y hasta el presente)

Son verdaderamente “nativos digitales” (desde su niñez usan Internet).

Autodidactas (aprenden por tutoriales), creativos (incorporan rápido nuevos conocimientos y relacionan bien) y sobre-informados (alta propensión al consumo de información y entretenimiento).

Visitan redes que sus padres no: un ejemplo es Snapchat. Comparten contenido de su vida privada, aspiran a ser YouTubers. Su vida social pasa en un alto porcentaje por las redes.

Nada de la tecnología les es ajeno.

Pasan mucho de su tiempo “frente a pantallas”. Estudios recientes aseguran que están expuestos un promedio de cuatro veces más tiempo del recomendado a dispositivos.

Su éxito se mide en “compartidos” y “likes”.

Según un estudio realizado por The Futures Company, son más pragmáticos que los Millennials, buscan innovar con “lo que hay”.

No accedieron a la vida laboral todavía, pero se observa que les preocupa encontrar una vocación acorde a sus gustos, conocerse a sí mismos y aceptar las diferencias, en un mundo cada vez más globalizado.

 

¿Cómo ser una persona increíblemente creativa?

Acá, unas estrategias geniales que inducen a la creatividad y pueden ser seguidas por prácticamente cualquiera.

1.- Levantate temprano

La experiencia de personas creativas y algunos estudios científicos recientes marcan a la primera hora del día como una instancia en la que las habilidades cognitivas relacionadas con la creatividad tocan uno de sus picos diarios, por eso no hay que desperdiciar ese valioso horario.

El truco para despertarte temprano es crear el hábito diario y evitar la siesta. Eventualmente, vas a empezar a irte a la cama más temprano para compensar el sueño perdido. Esto te hará sentir algo cansado al principio, pero te adaptás rápido. Y, antes de que lo que te imagines, te unirás a la lista de los creativos mañaneros.

2.- Ejercitate con frecuencia

Existe evidencia de sobra de los beneficios que el ejercicio aporta a la creatividad. Sentirte bien físicamente te pondrá en el estado de ánimo necesario para concentrarte y ser productivo. Asimismo, el ejercicio te permite reflexionar en lo que estés trabajando. Un estudio de Stanford reveló que 9 de cada 10 personas se sienten más creativas después de ejercitarse.

No es de sorprender que tantas personas exitosas y creativas hayan incorporado el ejercicio en sus rutinas diarias. Kurt Vonnegut tomaba paseos largos, nadaba y hacía abdominales y sentadillas; Richard Branson corre todas las mañanas, y los compositores Beethoven y Tchaikovsky caminaban diariamente.

3.- Apégate a un horario estricto

Muchos tienen la idea errónea de que, para ser creativo, es preciso llevar una vida sin orden ni estructura y sin sentir la necesidad de hacer nada. Sin embargo, los hábitos de las personas altamente exitosas y creativas sugieren lo contrario. De hecho, casi todas las personas creativas organizan sus días de manera rigurosa. El psicólogo William James describió el impacto de tener un horario estricto en la creatividad, diciendo que el simple hecho de tener una rutina puede “liberar nuestras mentes para enfocarnos en un campo de acción realmente interesante”.

4.- Conserva tu trabajo

La creatividad fluye cuando estás creando para vos mismo y para nadie más. Se torna más complicada cuando tu sustento de vida depende de tus creaciones (y empezás a pensar demasiado en lo que tus clientes pensarán de tu trabajo). Quizá por esto tantas personas exitosas y creativas conserven sus trabajos fijos. Muchos de ellos, como Stephen King, quien era profesor, producían sus obras creativas mientras tenían un trabajo de 9 a 5.

Los trabajos fijos proveen la seguridad financiera necesaria para crear libremente, pero no sólo eso: también añaden estructura a tu día y hacen que el tiempo creativo sea un escape extraordinario.

5.- Aprende a trabajar en cualquier lugar, en cualquier momento

Muchas personas trabajan en un solo lugar, y creen que es prácticamente imposible para ellas hacer cualquier cosa en cualquier otro lugar. La realidad es que permanecer en un solo lugar es una limitante; estudios han demostrado que cambiar de ambiente es beneficioso para la productividad y la creatividad.

E.B. White, autor de La telaraña de Charlotte, lo dijo muy bien: “un escritor que espera las condiciones ideales para trabajar morirá sin plasmar una sola palabra en el papel”. Lo mismo es cierto para cualquier clase de trabajo creativo. Si esperás encontrar las condiciones perfectas, probablemente te quedes esperando.

Steve Jobs creó Apple en el garage de su madre, y JK Rowling escribió sus primeras ideas para Harry Potter en una servilleta en un tren. Cuando tengas una buena idea, no esperes: ponela en acción tan pronto como puedas.

6.- Aprendé que los bloqueos creativos son tiempo perdido

Mientras lata tu corazón, tendrás la habilidad de generar ideas y ejecutarlas. Quizá no siempre sean geniales, pero uno de los grandes enemigos de la creatividad es la inactividad.

El autor Jodi Picoult se refería a los bloqueos creativos de la siguiente manera: “No creo en los bloqueos creativos. Pensalo: cuando te sentías bloqueado en la universidad y debías escribir un ensayo, ¿no conseguías hacerlo una noche antes de que tuvieras que entregarlo? El bloqueo creativo es tener demasiado tiempo de sobra. Si tenés un tiempo limitado, simplemente sentate y hacé. Quizá no lo hagas de la mejor manera todos los días, pero siempre podrás editar una página mala. Pero no podrás editar una página en blanco”.

El comentario de Picoult describe la actividad creativa en general: la mejor forma de mantenerse creativo es seguirse moviendo hacia adelante.

 

10 Consejos para ahorrar energía en casa

Acá va una lista de recomendaciones fáciles para cuidar los recursos empezando por casa:

1.- La energía consumida en iluminación ronda entre el 12 y el 26% del gasto total de la casa. Usá lamparitas de bajo consumo: ahorran hasta un 75% de energía.

2.- Recordá apagar la luz cuando salgas de una habitación o la luz natural sea suficiente.

3.- Si tenés aire acondicionado, poné el aparato a una temperatura media, es decir a  24 grados, lo ideal es que el cuerpo se adapte a la temperatura del verano, usar ropa más ligera y poner el termostato en 26 grados. Seguro que en tu casa lo ponés más bajo, porque el 85% de las personas lo establece entre los 20 y los 21 grados, así que tomá nota de cómo fijarlo de la forma más eficiente: debés saber que la diferencia máxima entre la temperatura que haya en el exterior y en el interior debe ser de 12 grados. Cada grado de diferencia que pongas, consumirás un 8% más de energía.

4.- Llená el lavarropas para cada lavado: ahorrará agua y electricidad.

5.- Cada tanto, descongelá el freezer: la escarcha crea un aislamiento que puede acarrear un 20% de consumo eléctrico suplementario.

6.- No dejes el televisor en “stand by” (esa función que te permite prenderlo o apagarlo con el control remoto) ya que no sólo le produce un desgaste al equipo sino que además consume energía innecesariamente. Encendelo sólo cuando vayas a verlo (se ha comprobado que el 40% del tiempo en que la tele está encendida no se está viendo).

7.- No dejes enchufados los cargadores de aparatos electrónicos a batería (como el celular o la laptop) cuando no los estés usando.

8.- El lavavajillas es uno de los electrodomésticos que más energía consume. El 90% de ese consumo se debe al proceso de calentar el agua y el 10% restante se utiliza para agitar el agua. De todas formas, lavar los platos a mano con agua caliente supone un 40% más de consumo que con el lavavajillas. Así que, si lo tenés, acumula platos, llenalo y usalo.

9.- Usá el microondas en lugar del horno para calentar la comida.

10.- Elegí pilas recargables.