Descubrí los secretos de la Reserva Ecológica

La historia de un caso de abandono con final feliz

El destino de la actual Reserva Ecológica era convertirse en el centro administrativo y financiero de la ciudad, pero el abandono por cuestiones políticas transformó el terreno en una reserva silvestre que hoy es uno de los pulmones urbanos más importantes de Buenos Aires.

Fuente: metropolis.com.ar

Hacia fines de los 70 se comenzó a rellenar esa zona de la costa con el objetivo de convertirla en el centro administrativo de la ciudad. El terreno se ganó pero, a la vez, lo abandonaron hasta que en 1984 quedó como tierra de nadie. Sin embargo, a pesar de los restos de cemento, metales y aguas contaminadas, la naturaleza pudo más y así se fue metiendo hasta cubrir la totalidad de la nueva superficie. Entre 1985 y 1994 el lugar terminó de adquirir su identidad bajo el nombre de Reserva Ecológica Costanera Sur.

En 2005, la Convención Ramsar, dedicada a la conservación de humedales en el mundo, le dio el título de Sitio Ramsar que se aplica a humedales representativos, raros o únicos y que tiene como objetivo la conservación de la biodiversidad biológica. La Reserva, además, cuenta con el certificado de Área de Importancia para la Conservación de Aves otorgado por la BirdLife International.

Sobre la estructura del antiguo balneario que se utilizó entre las décadas del 30 y el 40, se puede observar la primera laguna, la de Los Coipos, hoy cubierta de camalotes y repollitos de agua. Allí, sobre la vereda, se creó el Paseo de la Gloria con esculturas de destacados deportistas argentinos como Manu Ginóbili, Guillermo Vilas, Luciana Aymar y Gaby Sabatini, entre otros.

Fuente: clarín.com

A lo largo de los caminos que atraviesan la Reserva siempre rodeados de naturaleza silvestre, los miradores permiten asomarse al paisaje del río. En la actualidad, la Reserva es el hogar de una enorme variedad de flora y de fauna tanto autóctona como exótica, en particular, en el caso de las plantas. Si bien hay numerosas especies nativas, otras vienen de semillas traídas por el viento, el río y los animales.

La famosa estatua del Espigón Plus Ultra, conmemora la llegada del hidroavión Plus Ultra que realizó el primer vuelo entre España y Argentina, que da nombre a este lugar. Hoy es una de las entradas a la Reserva junto con la de Viamonte, que cuenta con un vivero de flora nativa de la ciudad.

Fuente: buenosaires.gob.ar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s