Consejos de seguridad para conducir bajo condiciones climáticas adversas

Si no es esencial, no viajes con un clima adverso, pero si no queda otra alternativa, hay que prepararse para el peor de los casos y anticipar técnicas de conducción a las condiciones climáticas.

Fuente: freestockimages

Prestá atención siempre y mantenete informado sobre los cambios climáticos antes de manejar.

Para mayor seguridad, es importante tener estos tips en cuenta para salir airosos en caso de lluvias, granizo, niebla, viento o fuertes nevadas.

 

  • En condiciones deslizantes, la distancia de frenado aumenta. Necesitás más metros y tiempo para detener el coche, y por eso tus neumáticos deben estar en perfecto estado, con el mantenimiento al día.
  • Con mala visibilidad se reduce nuestro campo de visión, y como ya sabemos que frenaremos en más metros de lo normal, tenemos que aumentar la distancia de seguridad con los demás vehículos, y adaptar la velocidad a la que circulamos a nuestro horizonte. Por ejemplo, si no vemos más allá de 100 metros, hay que reducir consecuentemente la velocidad.
  • El viento puede jugarnos una mala pasada cuando sopla de a rachas violentas y nos aborda por un lateral. Si adelantamos un gran camión, hemos de tener precaución por el llamado “efecto pantalla“, por el que pasamos de una zona de viento lateral, a otra sin ese fenómeno (mientras estamos paralelos al camión), para encontrarnos, de repente, con viento de nuevo.
  • Si hace mucho frío y hay mucha humedad ambiental, es prácticamente seguro que al amanecer nos encontremos con alguna placa de hielo, así que extremaremos las precauciones a la salida de túneles, o en zonas con arboleda que pueda proyectar sombras sobre el asfalto.
  • Si nos encontramos con hielo en la carretera, lo primero que debemos saber es que hay que conservar la calma. Hay que estar preparados para encontrarnos con él, y el mejor consejo vuelve a ser adaptar la velocidad a esta circunstancia, y aumentar la distancia de seguridad con los demás vehículos.
  • Llevá siempre ropa de abrigo en el coche, un par de mantas individuales (si son térmicas, mejor), agua embotellada y algo de comida, además de la batería del móvil cargada (y si es posible, una de repuesto, o un cargador para el coche). Tené combustible más que suficiente por si surgiese cualquier imprevisto.
  • Ante la duda, si te ves sobrepasado por la climatología, o se hace de noche y todo parece ser peor, abandoná la carretera y descansá hasta que pase el temporal.

Y no te olvides de contar con el mejor seguro para tu vehículo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s