¿Qué es la resiliencia?

Aunque no siempre seamos conscientes de eso, tenemos la capacidad innata para sobreponernos a cualquier situación traumática. De qué se trata y cómo se fortalece el mecanismo que nos permite salir fortalecidos de las más diversas crisis vitales.

En un momento de la vida,  a todos nos ocurre algo “malo”, y tal vez sin ser muy conscientes, hicimos del sufrimiento una virtud. Y lejos de hundirnos, paradójicamente, salimos fortalecidos del trauma vivido.

Este fenómeno responde al nombre de resiliencia. Según la definición de la Real Academia Española, se trata de “la capacidad humana de asumir con flexibilidad situaciones límite y sobreponerse a ellas”.

El psicoanálisis toma este concepto prestado de la física, de donde procede, originariamente el término.

En física se define como la capacidad que tienen algunos metales para doblarse y luego volver a su posición original cuando se deja de ejercer presión sobre ellos.

¿Es posible ser resiliente, o es algo genético?

Son muchas, o bastantes para ser exactos, las personas que tienen, entre sus aptitudes, la de ser resilientes. Aunque puede tener algo que decir, la genética no determina que un individuo cuente o no con esta habilidad. Y sí, se puede aprender a ser resiliente, aunque no todo el mundo puede hacerlo. Ser resiliente, es mucho más frecuente que no serlo, y mucha gente se sorprende a sí misma cuando se da cuenta de esto.

Lamentablemente para saber si uno cuenta, o no, con esta capacidad es necesario pasar por una experiencia extrema de crisis o sufrimiento y uno redescubre cuáles son sus determinados valores, y esto conduce a un cambio vital de filosofía de vida.

La fe, ¿generadora de personas resilientes?

Se ha observado que la espiritualidad y la religiosidad pueden ayudar a algunas personas a ser más resilientes. Esto se logra encontrando sentido a determinadas experiencias adversas, apoyándose en la filosofía de distintas religiones que nos reconfortan.

Sacar partido a la adversidad

Al final, todo se reduce a intentar sacar la parte positiva de una situación extrema vivida, algo nada fácil. Y es que hay que ser consciente de que la adversidad está presente en nuestras vidas y antes o después vamos a encontrarnos (en mayor o menor medida) con ella.

Y para algunos tipos de adversidades, es mejor estar precavidos para sobrellevarlas de la manera menos pesada posible, por eso, velamos por la seguridad de los tuyos ofreciéndote el seguro que mejor se adapte a tus necesidades.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s