Volver a la rutina: cómo recuperar los horarios

Cuando la vuelta al colegio y a la guardería se acercan, es importante recuperar los hábitos y las rutinas de siempre.

¿Cómo podemos volver a la rutina y recuperar los horarios después de las vacaciones?

Paso a paso, aunque las rutinas no son nuevas, no podemos volver al orden establecido de un día para otro.

Necesitamos crear un periodo de adaptación. Hay que ir poco a poco encauzando los ritmos de nuestro hijo hacia un horario que podamos compartir con él, y que podamos aplicar todos los días.

Lo mejor es empezar anticipándole los cambios: a los chicos siempre les interesa todo lo que tiene que ver con su vida. Le podemos decir que nos vamos a acostar antes, a levantar más temprano, o que vamos a empezar a ir al cole otra vez. Es importante hacerlos partícipes del cambio.

Tenemos que hacer los cambios de forma progresiva: si en verano se levantaba a las 10 h. no podemos despertarlos a las 7 h. de un día para el otro. Deberíamos tomarnos nuestro tiempo: levantarlos antes, unos días a las 9 h., otros a las 8 h., para finalmente llegar al objetivo.

¿Por dónde empezar?

Recuperando los rituales de la comida y el sueño

Nos encontramos con dos hábitos que tenemos que apuntalar bien: la comida y el sueño. Lo más probable es que durante el verano hayan cambiado, no solo de horario, sino, también de ritual. Hay que establecer los nuevos rituales, que se parecerán mucho a los que quedaron abandonados al principio del verano. Asentar los hábitos de comida y de sueño será nuestro principal apoyo para volver a la dinámica de los días de trabajo.

Para recuperar la rutina de la comida es importante establecer un ritual bien claro. Por ejemplo: el anuncio de la comida (¡a comer!), lavarse las manos, sentarse todos a la vez, no permitir levantarse de la mesa y comer tranquilamente pero sin pausa.

Quizá los hábitos también han cambiado a la hora de dormir, aunque es menos probable. Dormir también requiere su ritual: ¿baño, pijama, cena, cuento, cama? ¿Con música relajante mientras leemos el cuento? Nosotros diseñamos lo que mejor le va a nuestro hijo, pero es importante que todos los días repitamos los mismos pasos, a la misma hora.

Y así, de a poco, volvemos al ritmo normal, de la manera menos “traumática” posible para toda la familia.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s