Pros y contras de vivir en un barrio privado

No todo es color de rosa en estos lugares,  ya que hay algunas cuestiones que se deben tener en cuenta al pensar vivir en estos sitios.

En la actualidad, mucha gente está considerando mudarse a barrios cerrados. Éstos, además de ofrecer otro ámbito de vida, suelen tener seguridad, y eso, es algo que se tiene en cuenta.

Enumeramos una serie de ventajas y desventajas de vivir en un barrio cerrado importantes si estás pensando en mudarte a algún lugar así.

Comencemos por lo bueno. El punto a favor más importante de vivir en un barrio cerrado es la conexión y el estar rodeado de naturaleza y tranquilidad. La gente puede ir a pasear por zonas “verdes” que se encuentran dentro del predio y relajarse a la vuelta de un día de trabajo. Asimismo, los chicos más pequeños pueden jugar en el jardín o parques que los barrios cerrados ofrecen y andar en bicicleta tranquilamente de un lado para otro sintiendo independencia. Hoy en día, en la ciudad, los chicos no pueden jugar en la calle como se podía hacer hace varios años atrás. En cambio, los barrios cerrados sí le dan la posibilidad de poder andar libres por el predio.

Otro tema, es el de la seguridad. Si bien, la gente que vive en barrios cerrados admite que cierra las puertas con llave antes de irse, la seguridad dentro de un barrio cerrado es mucho mejor y se vive más tranquilo que en la ciudad.

Otra ventaja que puede traer un barrio cerrado es que varios de ellos ofrecen un sector común para todos los que viven allí, con lo que suele ofrecerse un espacio para realizar reuniones, etc. sin costo adicional. Esto hace que uno no tenga la necesidad de tener que poner la casa propia para las fiestas y cumpleaños. También, suele haber una pileta para todos, para los que no la tienen una en casa, pueden disfrutarla sin ningún problema.

Por otro lado, la mayor desventaja que tiene vivir en un barrio cerrado es la distancia. Si bien hoy en día, los barrios cerrados suelen estar rodeados de paseos comerciales, o tienen algunos shoppings e hipermercados cerca, existe la posibilidad de sentirse aislado. La ciudad y los centros urbanos te permiten salir en todo momento a comprar algo, mientras que en los barrios cerrados hay que salir, manejar, las distancias son otras. Este problema suele aparecer más cuando hay chicos adolescentes, que quieren salir a la noche y hay que llevarlos y traerlos.

Un punto que hay que tener en cuenta es que sea donde sea que se instale, seguirá teniendo vecinos. El vivir tanto en la ciudad como en un barrio cerrado no evita que se pueda llegar a tener roces con ellos. Lo interesante de estar en el barrio cerrado, es que suele permitirse hacer denuncias en administración, y así evitar seguir teniendo esos problemas.

Como todo en la vida, todo lo bueno tiene algo malo. Así que, es cuestión de hacer un balance de los pros y contras del caso en particular y sacar las propias conclusiones.

A la hora de pensar en tu seguridad y la de tu familia, lo mejor también es tener en cuenta un seguro del hogar que cubra tus necesidades.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s