¿Cómo saber cuáles son los neumáticos más seguros?

Los neumáticos son una parte fundamental del vehículo. Por lo tanto, no es un detalle menor que se encuentren en óptimas condiciones.

Fuente: freeImages

De ellos depende nuestro desplazamiento y por ende, nuestra seguridad.

Sin ellos, no podríamos movernos, ni acelerar ni frenar, ni afrontar curvas, ni conducir sea cual fuera el terreno.

Neumáticos en óptimas condiciones

En general, a los neumáticos no se les presta toda la atención que se debería, por ejemplo, en lo que tiene que ver con el estado de sus dibujos, el desgaste, la fecha de fabricación, la presión, etc.

Al ser algo totalmente necesario, hoy se pueden comprar de una forma segura, ya que desde el año 2012 se hizo obligatorio que todos los fabricantes incluyan con cada modelo una etiqueta, la cual refleje las características del neumático, a fin de poder adquirir el que mejor se adecue a cada necesidad.

¿Qué dicen las etiquetas?

Éstas reflejan datos muy útiles, divididos en tres zonas diferenciadas en las que se representan de manera gráfica tres parámetros:

Eficiencia en el consumo de carburante, adherencia en superficies mojadas y ruido exterior.

En el caso del consumo de carburante, la representación comienza con la “A”, siendo ésta la más ahorrativa; y como contrapartida, la letra “G”, que representa un mayor consumo de combustible.

La adherencia en mojado por su parte, indica la capacidad que tiene un neumático de rodar en lluvia con la mayor seguridad. En este caso, los neumáticos calificados con la letra “A” son los más adherentes, mientras que los “G”, los que menos agarre tienen.

Por último, existe el parámetro del ruido, la cifra de decibelios que emite un neumático cuando rueda, lo que influye directamente en el confort interior del vehículo.

Circular con un neumático con menos presión de la adecuada, desde el punto de vista de la seguridad vial, es muy peligroso.

Con una presión incorrecta, la huella del neumático se modifica, los canales de drenaje se estrechan o cierran, se calienta más, adhiere menos, le cuesta más rodar, lo cual implica un aumento en el consumo del combustible, e incluso aumentan las probabilidades de sufrir una avería en su fisionomía.

Por todo esto, es indispensable circular con la presión recomendada por el fabricante del vehículo, y tener en cuenta que al sumar carga, habrá que aumentar levemente la presión para compensar.

¿Cuándo cambiar un neumático?

Los neumáticos por supuesto tienen una vida útil que se puede dilucidar siguiendo su huella, comprobando que su dibujo nunca sea inferior a 1,6 mm de profundidad.

Otra forma, es teniendo en cuenta la cantidad de años que han pasado desde su fabricación, aunque en este punto, depende del uso que se les haya dado.

En algunos casos pueden durar menos que el tiempo preestablecido, por mal uso, o uso excesivo de los mismos, exposición a altas temperaturas, baches, golpes, que hacen su durabilidad más corta.

Como media, un neumático con más de cinco años de antigüedad puede no estar en óptimo estado.

Pasado ese tiempo, debería llevarse a un especialista porque, aunque tenga todavía dibujo, los materiales con los que está fabricado pierden sus propiedades indispensables como elasticidad y resistencia por ejemplo.

Neumáticos ideales

A la hora de cambiar las ruedas hay que prestar atención a una serie de códigos impresos en las mismas, para dar con el repuesto ideal ajustable a cada auto en particular.

Los elementos que se representan en cada uno de los códigos para tener en cuenta, son los siguientes:

  • Anchura, es el ancho del neumático inflado, expresado en milímetros.
  • Altura, corresponde al porcentaje entre la altura del perfil y la anchura del neumático.
  • Llanta refiere al diámetro de la llanta para la que el neumático está diseñado. No se puede montar en otra mayor ni menor.
  • Índice de carga se refiere al peso máximo que un neumático puede soportar, y va asociado a una tabla de equivalencias.
  • Código de velocidad es el valor que asocia a la velocidad máxima que el neumático puede soportar durante un periodo de diez minutos. Éste puede componerse de una letra o una letra y un número, y también va asociado a una tabla de equivalencias.
  • También hay que prestar especial importancia al año de fabricación de la rueda, para evitar cualquier tipo de contratiempo en este sentido, y poder calcular de manera eficiente el tiempo  de vida útil de la misma.

¿Qué hay que evitar a la hora de comprar neumáticos?

No se recomienda en ningún caso hacerse de neumáticos de procedencia dudosa, ya que implican todo un riesgo.

Es imprescindible evitar las ofertas de segunda mano o los neumáticos remendados o “recauchutados” ya que éstos implican un riesgo mayor y un peligro inminente de reventarse a alta velocidad, con desprendimiento de la banda de rodadura.

Es aconsejable, siempre, pagar por la calidad, que en definitiva nos hará ahorrar a largo plazo.

Un neumático que no está en buen estado, acarrea problemas a futuro, y el desembolso económico puede ser aún  más notorio que adquirir un neumático en óptimas condiciones.

No se debe escatimar en estas cuestiones, para poder evitar así, daños colaterales.

Recordar que los neumáticos más seguros, son en definitiva los que están pensados especialmente cada modelo y tipo de auto, no otros.

Por eso, además te recomendamos cotizar los mejores seguros para tu auto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s