Cómo combatir la alergia

Con los cambios de estación seguramente te preguntes cómo combatir la alergia. ¿Hay algo más molesto que los estornudos, las lágrimas en los ojos y la irritación de la piel?

¡No te pierdas de leer esta nota donde veremos los mejores consejos sobre cómo combatir la alergia!

Conocer para prevenir

Para combatir un problema, antes que nada, debemos estar informados. Por eso nos preguntamos ¿qué es la alergia?

La alergia es una reacción inmunitaria del organismo ante elementos o sustancias inofensivas que se manifiesta con síntomas característicos.

Esta reacción o respuesta inmunitaria es la manera en la cual el cuerpo reconoce y se defiende ante agentes externos al organismo. Generalmente, estas sustancias externas son bacterias o gérmenes. Pero, en el caso de la alergia, las sustancias son otros tipos de elementos, los cuales podemos encontrar cotidianamente en nuestras vidas. Si bien, en el caso de la alergia la reacción del cuerpo es normal, lo “raro” es lo que produce dicha reacción, lo cual depende del tipo de organismo.

Por ejemplo: una nuez puede parecer inofensiva, la ingerimos con diferentes tipos de alimentos, como ensaladas o postres. Sabemos que es un fruto seco y que es fuente de proteínas y grasas saludables. Pero, sin embargo, hay personas a las cuales una pequeña nuez puede causarles muchos problemas o, más específicamente, una reacción alérgica.

Esta respuesta del sistema inmunológico -el encargado de protegernos y defendernos de enfermedades y agentes patológicos- fue considerada durante muchos años como “hipersensibilidad”.

Por otro lado, los síntomas son variados y pueden tratarse de reacciones leves, como una conjuntivitis, hasta respuestas más peligrosas, como la anafilaxia.

La mejor forma de combatir la alergia es a través de la prevención. ¿Cómo? Conociendo nuestro cuerpo y no exponiéndonos a los elementos alergénicos.

Para determinar a qué cosas exactamente es alérgica una persona, se utilizan diferentes pruebas, como los exámenes de piel.

 Pruebas de la piel

Existen diferentes maneras de testear a una persona para conocer a qué es alérgica. En el caso de las pruebas de piel, podemos identificar dos: la prueba del pinchazo o raspado y la prueba intradérmica.

Ambas consisten en la exposición controlada del paciente hacia elementos alergénicos para descartar cuáles generan reacciones en el cuerpo.

Métodos naturales para combatir la alergia

No todos los remedios se venden en una farmacia. Las terapias alternativas pueden ser iguales de efectivas e incluso muchísimo más sanas.

En el caso de las alergias, existen infinidad de “remedios caseros” para combatirlas.

Uno de los más populares es el uso del aloe vera. Esta planta cuenta con nutrientes esenciales que estimulan el buen funcionamiento de nuestro organismo y, en particular, de nuestro sistema inmunitario. Como si fuera poco, tiene propiedades antihistamínicas, las cuales funcionan exclusivamente en contra de las reacciones alérgicas.

Otro método natural para combatir las alergias es el consumo de frutos cítricos. ¿Por qué? Porque el alto contenido de vitamina C y de sustancias antioxidantes ayudan a fortalecer el sistema inmunitario del cuerpo. Además tienen propiedades depurativas que sirven para desintoxicar al organismo.

Por último, el ajo y la cebolla, además de ser vegetales muy comunes en las dietas de nuestra sociedad, son ricos en alicina, lo cual actúa como antiinflamatorio, antibiótico y antioxidante.

Antihistamínicos: la fórmula del alivio

 

Los antihistamínicos son fármacos diseñados específicamente para el tratamiento de las alergias. Sirven para reducir o eliminar los efectos ocasionados por los elementos alérgenos y actúan bloqueando los receptores de la histamina.

¿Qué es la histamina? Una sustancia química de nuestro cuerpo liberada durante las reacciones alérgicas.

Los antihistamínicos pueden ser de diferentes tipos. Uno de ellos es el que se consume por vía oral. Estos sirven para reducir el goteo de la nariz, la picazón en los ojos, las lágrimas en los ojos, la urticaria y la hinchazón.

También existen antihistamínicos que se ingieren a través de un spray nasal. Estos son ideales para tratar alergias estacionales. Sirven para reducir los estornudos, la congestión nasal, el goteo nasal y otros efectos de las reacciones alérgicas. Pero ¡ojo! que este tipo de medicamentos solo puede conseguirse a través de una receta médica.

En el caso de las molestias en los ojos, como, por ejemplo, enrojecimiento, hinchazón o picazón, lo ideal es utilizar gotas oftálmicas antihistamínicas, las cuales deben mantenerse en el refrigerador. Las más comunes son: Azelastina, Emedastina y Ketotifeno, entre otras.

Como alternativa a los medicamentos antihistamínicos podés utilizar también estabilizadores de mastocitos, los cuales evitan que el cuerpo libere químicos como producto de las reacciones alérgicas. Estos medicamentos son muy recomendables en aquellos casos donde el paciente no tolera los antihistamínicos.

Es muy importante que no tomes antihistamínicos antes de conducir un vehículo, ya que algunos pueden ocasionar efectos secundarios como una sensación de somnolencia.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s