Cómo descubrir tu verdadera vocación

¿Estás conforme con tu trabajo o creés que deberías dar un volantazo?

Mucha gente no encuentra una meta vital porque piensa que debe encontrar algo grande que llene sus vidas, cuando, a veces, la vocación puede encontrarse en cosas que parecen poco ambiciosas, pero que son igual de valiosas.

Fuente: hercanberra.com.au

Aunque tener una meta en la vida es uno de los requisitos indispensables para ser feliz, no tenemos que volvernos locos buscándola: lo habitual es que aparezca sola. Leé atentamente estos puntos que te van a ayudar  a reflexionar.

 

1.- Olvidá el futuro, trabajá el presente

Dejá de pensar en lo que ocurrirá en el futuro. Si lo pensás bien, por lo que deberías realmente preocupantes por tu presente.

El presente es lo único sobre lo que tenés un poco de control. Dejá de hacer proyecciones y comenzá a trabajar en el ahora.

 

2.- Encuentra un problema que resolver

Si no tenés ni idea de a qué te podés dedicar, no te preocupes, es totalmente normal. Las personas más interesantes han pasado su madurez sin tener ni idea de lo que querían de la vida.

 

3.- Olvidate de los planes

No intentes hacer previsiones a largo plazo. Si planeás demasiado, no lograrás hacer nada de lo que te propusiste. El mundo no se puede controlar al 100%.

Si sos flexible, no tendrás decepciones ni estrés por no estar cumpliendo con tus planes iniciales. Sé consciente de que todo puede cambiar de la noche a la mañana, es la única certeza.

 

4.- No trabajes por el sueño de otro

Esta es una de las frases más famosas de Steve Jobs. Él fue el mayor ejemplo de superación y de lucha por un propósito. Pero lo que nadie sabe es que durante años no supo que quería hacer con su vida.

No sabía explicar su propósito, simplemente dejó de oír a los demás y comenzó a trabajar en con su intuición desde el garaje de sus padres. Lo que tenía seguro es que no iba a trabajar para otra persona.

Si empezás a ofrecer tu tiempo a cambio de dinero haciendo algo que no te gusta, entrarás en la famosa “rueda del hámster”, dónde girás siempre en el mismo lugar para conseguir un propósito concreto pero nunca conseguís salir de ella con éxito. Es la trampa de la sociedad en la que vivimos.

5.-Recordá qué te gustaba hace unos años

Pensá en qué te gustaba pasar las tardes completas cuando eras chico. ¿Cuál era esa pasión infantil, en qué te divertías y pasaban las horas sin darte cuenta? Si lográs responder, vamos por buen camino.

Ojalá nunca hubiésemos dejado de sentirnos niños, libres y sinceros. Hacé lo que salga directamente de tu alma, con una energía pura y sin pensar en lo que dirán los demás.

 

6.- Actuá sin miedo

Si siempre estás pensando en todo lo malo que puede ocurrir, te paralizás y entonces serás incapaz de pensar con claridad.

Las personas más exitosas confiaron en sí mismas, incluso cuando todos dudaban del valor de sus ideas. Aunque su idea fuese la más loca, no dudaron ni un instante de que saldría bien. Si confiás en lo que te hace sentir realizado, el resto también lo hará.

Encontrar tu vocación es cuestión de tiempo, de paciencia y de saber entender que cada etapa de la vida tiene sus momentos buenos y malos. Aprendé a disfrutar de cada uno de ellos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s