Consejos para mantener un excelente nivel de hidratación

La hidratación es de importancia vital para nuestro cuerpo: ¿sabías que estamos compuestos en un 80% por agua?

No solo es importante beber agua durante el verano. También es importante generar buenos hábitos de hidratación también en invierno. Es que, si bien en diferentes niveles, el cuerpo pierde agua bajo cualquier temperatura. Enterate cómo.

 

A lo largo del día, perdemos los nutrientes y líquidos esenciales que nuestro cuerpo necesita. Esta disminución de líquidos se acelera cuando realizamos actividad física, pero aun llevando una vida sedentaria estamos perdiendo agua; es por esto que siempre necesitamos equilibrar nuestros niveles de hidratación. Nunca olvidemos que el agua es fundamental para el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo.

Sin agua, los diferentes elementos de nuestro organismo no podrían cumplir correctamente sus funciones. Por ejemplo, la sangre lleva oxígeno a todas las células de nuestro cuerpo. ¿Sabés de qué está compuesta la sangre? Mayormente de agua.

La deshidratación es muy peligrosa para nuestro cuerpo ya que sin la debida cantidad de agua, todos los mecanismos de nuestros sistemas comienzan a fallar.

 

¿Cuáles son los signos de la deshidratación?

La deshidratación, tal como indica su nombre, es la falta de hidratación: agua y sales minerales. Hay contextos que propician la deshidratación como los climas con temperaturas extremadamente elevadas, aunque, como dijimos anteriormente, hay que hidratarse durante todas las estaciones del año. También, la deshidratación puede ser consecuencia de una enfermedad donde se altere el balance hidroelectrolítico.

Hay diferentes niveles de deshidratación. De acuerdo con la cantidad de agua que se pierde (la cual se mide en proporción al peso corporal) la deshidratación se divide en leve, mediana o aguda.

Los primeros síntomas de deshidratación son la orina oscura y la sed intensa. Pero también tenés que tomar medidas si tenés o sentís:

  • Aturdimiento o mareo.
  • Sequedad en la piel, labios, ojos y boca.
  • Jaqueca, dolor de cabeza o migraña.
  • Agotamiento, somnolencia o cansancio.

Ante cualquiera de estos síntomas, se debe consultar urgentemente con un profesional de la salud.

Existen variadas fuentes de agua: las bebidas, el agua producida por la metabolización de nuestro cuerpo a partir del consumo de grasas, proteínas e hidratos de carbono y los alimentos.

Este último grupo representa una excelente oportunidad para consumir agua sin demasiado esfuerzo. Solo tenés que tener en cuenta cuáles son aquellos alimentos que contienen un alto nivel de líquidos.

Algunos de estos alimentos son: sandía, zanahoria, pepino, tomate, lechuga, uva, ananá, pera, naranja, melón. También los lácteos, como el yogurt y la leche.

 

¿Te olvidás de hidratarte? Ponete una alarma

 

Si no logras adquirir buenos hábitos de ingesta de líquidos, date una ayuda extra. Poner una alarma cada hora o cada dos horas, o incluso en aquellos horarios en donde tenemos “tiempos muertos” puede ser muy útil para recordarnos que debemos beber agua. De esta manera, resultará mucho más sencillo cumplir el objetivo de dos o tres litros por día e, incluso, una vez que te hayas habituado, el recordatorio en tu celular ya no será necesario. Podés buscar en la tienda de apps, aplicaciones para esto. Hay muchas.

¿Cuánta agua tomaste hoy?

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s