Qué es la Sofrología y por qué volvió

¿De qué se trata esta técnica recuperada? La “sofrología” reúne un grupo de técnicas terapéuticas -entre ellas, la hipnosis- y, etimológicamente, significa el estudio de la conciencia en equilibrio.

Fuente: latinstock

En la práctica usa técnicas de relajación, ejercicios respiratorios, movimientos corporales y estrategias de activación mental para desarrollar nuestra conciencia.

Descubrir la propia conciencia

De acuerdo con la sofrología, la conciencia humana integra todas las estructuras de la existencia del ser: cuerpo, mente y energía. El problema, es que en muchos casos esa conciencia está cubierta por varios velos. Los seres humanos, sobre todo en Occidente, vivimos orientados hacia el mundo exterior y desconocemos nuestro interior, que dejamos librado a condicionamientos, automatismos e instintos.

Los tres estados de conciencia que distingue la técnica son:

  1. Conciencia patológica (o “enferma”): donde se altera la visión del mundo.
  2. Conciencia ordinaria: que se ajusta a la normalidad, en la que estamos la mayor parte de las personas.
  3. Conciencia sofrónica: un estado especial que percibimos en momentos de felicidad, de armonía con nosotros mismos o el ambiente, en un momento de entusiasmo creativo o de comunión con el entorno.

Por eso, la sofrología busca que este estado transitorio sea activo y continuo.

Beneficios

Una sesión de sofrología empieza con una relajación y ejercicios de respiración y después se aplican las técnicas sofrónicas, que se centran en esa franja entre la vigilia y el sueño, ese estado especialmente receptivo. Los resultados son afrontar mejor las cosas, mejorar el sueño, activarnos físicamente antes del esfuerzo, estimular la concentración, favorecer la empatía, aliviar el estrés, desarrollar la memoria y la creatividad, recobrar la confianza y perder el miedo. Y así, lograr una actitud más proactiva en tu vida.

Uno de los efectos del entrenamiento sofrológico es lograr una actitud proactiva.

Modo reactivo

Te afecta el ambiente social, el “clima social”. Cuando te tratan bien, te sentís bien. Cuando te tratan mal, te ponés  a la defensiva.

  • Construís tu vida emocional en torno a la conducta de otros y permitís que te controlen.
  • Lenguaje reactivo:
  • No puedo hacer nada.
  • Yo soy así.
  • Me vuelve loco.
  • No puedo.
  • Modo proactivo
  • No sos víctima de la situación, te hacés responsable de tu actitud ante los eventos de tu vida.
  • Creés que tenés el poder de elegir tu respuesta ante cada hecho porque distinguís entre el estado emocional de la otra persona y el efecto que produce en vos.
  • Lenguaje proactivo
  • Contemplo las alternativas.
  • Puedo intentar otro enfoque.
  • Controlo mis sentimientos.
  • Puedo y quiero esto.

Y vos ¿sos reactivo o proactivo?

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s