Cómo hacer turismo responsable sin perjudicar a los animales

Te damos pautas y la información básica para saber cómo ser un turista responsable con el bienestar de los animales y el medio ambiente.

Fuente: fada.com

Los encuentros con los animales deberían reconectarnos con la naturaleza, recordarnos que somos parte de ella y que compartimos este planeta con otros seres vivos que tienen el mismo derecho que nosotros de estar aquí y a quienes tenemos el deber moral de respetar.

El uso de animales para el entretenimiento causa serios problemas tanto para el bienestar animal como, en algunos casos, para la conservación de las especies. En el caso de las formas más extremas de entretenimiento – como son las situaciones de cautiverio- el sufrimiento al que se enfrentan los animales es continuo y en numerosas ocasiones acaba con su vida.

Desde 1979, a raíz del informe Brambell, se reconocieron en la Unión Europea las llamadas 5 libertades necesarias que aseguran el bienestar animal:

  1. No padecer hambre ni sed.
  2. Ausencia de incomodidad.
  3. No sufrir dolor, heridas o enfermedades.
  4. Libertad para expresar su comportamiento natural.
  5. No sufrir miedo ni angustia.

A pesar de ser reconocidas mundialmente, la aplicación de estos criterios difícilmente se puede cumplir en actividades en las que los animales han sido arrebatados de su hábitat natural y despojados de su entorno y de su naturaleza, viven en situación de cautiverio, son sometidos a castigos físicos o son expuestos a continuas situaciones de estrés.
La vinculación existente entre la preocupación animal, medioambiental y social es creciente y constituye un factor determinante a la hora de decidir qué tipo de actividades podemos elegir cuando viajamos a países en los que el uso de animales salvajes con objeto lúdico es frecuente. Practicando un turismo responsable tenemos el poder de mejorar las vidas de los animales y acabar así con la oferta de las actividades que se nos ofrece bajo una falsa apariencia de respeto por los mismos. Se debe trabajar para minimizar los impactos del sector turístico sobre la naturaleza y los animales y promover así una industria responsable que apueste por la reconversión de sus actividades.

Contamos con numerosas alternativas que nos permiten conocer y acercarnos de manera respetuosa a los animales: nuestra fascinación por la naturaleza puede ser satisfecha sin la necesidad de obligar a los animales a vivir en cautividad. Sensibilizarnos con la vida de los animales desde el respeto constituye en nuevo punto de vista que nos permite descubrir la dura realidad que viven estos seres, fuente económica y objeto de negocio de algunas personas.

Ahora que sabés esto, podés asegurarte que cuando decidas hacer turismo que incluya animales, sea sin hacerles daño.

Zurich. En las pequeñas y grandes cosas de la vida.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s