Cómo prevenir accidentes con los chicos en el auto

La inseguridad vial es en Argentina, nuestro país, la principal causa de mortalidad. A pesar de las innumerables campañas sobre seguridad vial, aún presentamos graves fallas como sociedad a la hora de sentarnos ante un volante.

Distraerse mientras se conduce un vehículo, está considerado como la primera causa de accidentes. Viajar con chicos, aumenta considerablemente la posibilidad de participar de un siniestro debido a la constante demanda de atención que los niños requieren. Los especialistas en seguridad vial afirman que: “si la atención se divide, se disminuye el tiempo de reacción”.

Para que vos y los niños que van en tu auto, lleguen a destino sin participar de un siniestro, te contamos cómo prevenir accidentes:

Realizá chequeos necesarios al vehículo, incluí un sistema de seguridad para que los niños no tengan acceso a abrir las puertas y/o ventanas traseras.

Enseñá a los niños a respetar el lugar de cada uno en los asientos traseros del vehículo. Eso evitará que mientras vos manejás, los chicos no se peleen por el lugar del otro o por estar al lado de la ventanilla.

Sentá de manera adecuada al niño o los niños en el asiento trasero, utilizando correctamente una silla especial dependiendo de la edad. Recordá que la misma debe ser renovada a medida que el niño va creciendo y que hasta los 15 meses de edad debe estar ubicada mirando hacia atrás para evitar daños mayores en caso de accidentes.

Los padres deberán ir sin excepción con el cinturón de seguridad. Nada de sacárselo para darse vuelta y retarlos. Esa, puede ser una acción con desenlace fatal.

No es adecuado sacar la vista del camino, ni mucho menos no estar concentrados en la conducción. Así que mantené tus ojos en el camino.

Si los pequeños están demandando tu atención o haciendo algo que pueda distraerte, te aconsejamos estacionarte, y así, brindarles lo que necesiten y evitar cualquier tipo de siniestro.

Si vas a realizar un viaje largo no te olvides de programar paradas para que puedan descansar y renovar las energías antes de continuar el camino. Se recomienda una parada cada 2 horas aproximadamente.

Busca algún entretenimiento para que los niños estén ocupados con ello la mayor parte del viaje.

Recordá contar con alimentos y bebidas en caso de viajes de larga duración para poder satisfacer rápidamente estas demandas.

Si viajas con más de un niño y se crea una discusión entre ellos, no intentes ser parte o resolverla mientras conduces. Es necesario en estos casos, frenar en un lugar seguro.

Es lindo poder disfrutar de los hijos, pero si estamos al volante, la mejor forma que tenemos de cuidarlos es conducir con atención y estar asegurados con la mejor compañía.

Zurich. En las pequeñas y grandes cosas de la vida.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s