5 efectos en tu organismo que producen las harinas refinadas

Te explicamos 5 razones por las que deberías sustituirlas por harinas integrales.

fuente: Doctissimo

El gran problema del refinado de las harinas, es que al ingerirlas, éstas provocan una desmineralización en el organismo, en primer lugar, por el exceso de almidón como ya hemos dicho y en segundo lugar, por el proceso de blanqueamiento en el que se utilizan blanqueadores, oxidantes, potenciadores del sabor, estabilizantes, etc., con el fin de conseguir mayor volumen y rendimiento, a la vez que un aspecto apetecible.

 

Digamos que es un proceso cosmético bastante peligroso.

 

Hay personas que basan su dieta en alimentos confeccionados con harina refinada: pizzas, pasta, hamburguesas, postres, fideos, pan y más.

Tenemos que saber sobre las harinas, (del tipo que sean) que , al ser metabolizadas por el organismo, se convierten en azúcar y esto es bueno cuando son harinas de alto valor en nutrientes y azúcares, pero las harinas refinadas (harinas blancas) pueden llegar a modificar el transporte de nutrientes y generar lesiones a nivel celular (según asegura G. Matus, académico de la Universidad Nacional Autónoma de México).

Con esto podemos deducir a ciencia cierta que a nivel nutricional, todas las harinas refinadas son malas a diferencia de las harinas integrales proporcionan una energía que se dosifica de manera gradual en el cuerpo

 

Diferencias entre harinas integrales y harinas refinadas

La principal diferencia es que las harinas integrales proporcionan una energía que se dosifica de manera gradual en el cuerpo y las calorías que generan y que metaboliza el hígado, son transformadas en glucosa, la cual se distribuye para uso del cuerpo a medida que éste lo necesita en forma de energía.

En el caso de las harinas blancas, el proceso al que se somete al cereal para su refinamiento y para despojarlo del salvado, (elemento rico en fibra y de alto valor alimenticio, rico en vitaminas, proteínas, minerales y grasas insaturadas) lo deja solamente con hidratos de carbono sin sus micronutrientes.

 

Reacción del cuerpo ante la ingesta de harinas refinadas

Cuándo se ingieren harinas refinadas, el organismo reacciona ante una invasión de azúcar rápida en la sangre, haciendo que el páncreas libere insulina y otra de las reacciones es que se deja de generar glucagón (hormona que actúa en el metabolismo del glucógeno), también llamada “la hormona del ayuno”, porque es la hormona que se encarga de que no se sienta hambre. De inmediato, se realiza la glucólisis (glicólisis) que es la vía metabólica que se encarga de la oxidación de la glucosa para obtener energía para las diferentes funciones del cuerpo, pero en este caso, al producirse en exceso y tan rápida liberación al cuerpo, este no consigue quemarlo y lo acumula en forma de grasa.

 

Con esto se produce un “pico de euforia” que dura poco y después, se produce una bajada de energía igual de rápido, elevándose los niveles de adrenalina, dopamina y cortisol en la sangre. Estas hormonas del estrés se activan como respuesta de ayuda para contrarrestar los efectos secundarios de la pérdida de energía, como puede ser sudoración, mareos, etc. Estas hormonas segregadas como “auxilio” a la sangre en cantidades desequilibradas (como es el caso), producen efectos adversos para la salud.

 

Asegurarse también, de la mejor nutrición para tu cuerpo, es lo más importante.

 

Zurich. En las pequeñas y grandes cosas de la vida.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s