Beneficio en “Accidentes de trabajo para el personal doméstico”

Ventajas de la inclusión de esta cláusula en los contratos de seguro hogar.

Si bien en la actualidad contratar un seguro de hogar no es obligatorio, son muchas las personas que optan por asegurarse y estar cubiertas ante perdidas y problemas que puedan suceder en la casa.

La adquisición de este tipo de seguros no está instalada en la sociedad y por lo tanto se desconocen sus alcances, beneficios y coberturas. Uno de los puntos más importantes tiene que ver con la cláusula “accidentes de trabajo para el personal doméstico”, también conocida como responsabilidad civil por riesgos del trabajo del personal doméstico.

Empresas como QBE Seguros actúan y cubren los reclamos de los empleados domésticos, jardineros y/o pileteros por los accidentes que pudieran tener, se trate de una lesión o incluso defunción. Este seguro de hogar garantiza absoluta tranquilidad frente a los riesgos a los que está expuesta tu casa y te brinda servicios de asistencia en todo momento.

Seguridad en el trabajo

Las empresas le dan gran importancia a la seguridad, es una inversión preparar al personal para la prevención laboral. Cómo capacitarse, qué elementos de seguridad son imprescindibles, la indumentaria primordial y señalización.

La tendencia a superar la calidad en materia de seguridad e higiene está vigente en las corporaciones y las pymes. A través de normas internacionales apoyadas por leyes locales, instruyen al resguardo tanto físico como social de los trabajadores como así la preservación de la fuente laboral resguardando el patrimonio de la empresa.

Siguiendo lo anterior, la prevención es la clave. Hay ART que brindan capacitación al personal declarando previamente agentes de riesgo y generando un relevamiento general de riesgos laborales, tal como lo establece la legislación vigente. Las capacitaciones pueden realizarse en establecimientos de las aseguradoras o solicitar que el instructor dicte la misma en el lugar de trabajo. Generalmente, los cursos preventivos son: Higiene y seguridad, Prevención de incendios, Plan de evacuación, etc.

seguridad

Para la implementación de las normas adecuadas, los capacitadores enfatizan la relevancia en la observación de las instalaciones a proteger de aquellos niveles con alto o bajo riesgo determinando los medios, elementos y prevenciones necesarias. La utilización correcta de los elementos de seguridad es fundamental para la protección individual. La cabeza, los ojos y los oídos son los más vulnerables en las actividades industriales por lo que cascos, anteojos de seguridad y protectores auditivo son requeridos. Todos deberían ser fabricados bajo protección de alto impacto y homologados por la entidad correspondiente.

Otros elementos de seguridad se relacionan directamente con los miembros inferiores, el tronco y las manos. El cinturón de seguridad para labores con altura puede salvarle la vida al trabajador; la faja lumbar corrige la posición anatómica, trajes de agua, mamelucos, chalecos, guantes, calzados y demás elementos previenen accidentes laborales siempre y cuando se los utilice a conciencia y responsabilidad. Cualquier falla o deterioro debe ser informado al encargado de área para reemplazarlo inmediatamente.

En el contexto laboral, es esencial la señalización. Se recomiendan los carteles fotoluminiscentes, los cuales permiten su visualización aún con luz insuficiente. La heterogeneidad de carteles aumenta el grado de prevención e información para todo tipo de riesgos: eléctrico, incendio, salidas de emergencia, escaleras, prohibiciones, peligros, etc. Dichos letreros deben ubicarse en pasillos o salidas visibles para trabajadores familiarizados con las instalaciones como para personas externas al lugar. La correcta implementación de cartelería simple y eficaz puede salvar vidas. En todos los casos, el mantenimiento de la señalización debe ser notable.

Obligaciones de los trabajadores

Trabajar bajo relación de dependencia no sólo es cumplir horario y percibir un salario, cada empleador puede brindar normas internas pero todo trabajador tiene el deber de cumplir pautas según la Ley de Contrato de Trabajo.

La Ley de contrato de trabajo (LCT) N° 20.744 regula las relaciones entre empleadores y trabajadores. Dicha relación se ejecuta con el labor realizado mediante actos y servicios hacia otra persona en carácter voluntario con una remuneración establecida previamente. El régimen laboral argentino consta de las siguientes leyes:
– Ley de régimen laboral n° 25.877
– Ley de contrato de trabajo n° 20.744
– Ley de protección del trabajo n° 24.013
– Ley de riesgos de trabajo n° 24.557
– Ley de reforma laboral n° 25.013

El trabajador autónomo es aquel que se beneficia de sus ganancias propiamente generadas, a la inversa que el contrato bajo relación de dependencia. Tanto empleador como trabajador tienen derechos y obligaciones según la LCT.

Las partes están obligadas a:

  • Prestarse colaboración.
  • Ser solidarios.
  • Obrar de buena fe.

Sin embargo, el trabajador tiene particularidades excluyentes a respetar; de lo contrario las faltas pueden ir desde sanciones hasta el despido justificado. A continuación se listarán ejemplos de las normas demandadas:

  • Respetar los horarios establecidos de jornada laboral.
  • Puntualidad.
  • Asistencia regular sin ausencias indiscriminadas.
  • Adecuarse a responsabilidades de su puesto.
  • Cuidado del ambiente de trabajo y herramientas manipuladas.
  • Normas extremas de confidencialidad ante las informaciones de servicio, calidad interna o datos de clientes, según corresponda.
  • Cumplimiento de instrucciones:
  • Cuidar los elementos de trabajo.
  • Aceptación de exámenes médicos para el ingreso, como así control esporádico o examen de egreso.
  • Observación, cuidado, respeto y manipulación adecuada por las normas de seguridad brindadas por personal capacitador de ART habilitada por el empleador.

ART, exámenes médicos obligatorios

En la actualidad, hay 5 tipos de exámenes en Argentina: pre-ocupacional, periódico, por cambio de actividad, por ausencia prolongada y de egreso. ¿Son obligatorios, quién es responsable, hay un plazo establecido para realizarlos?

Pre-ocupacional
Los exámenes pre-ocupacionales se realizan para determinar las actitudes psicofísicas del candidato para el puesto a desempeñar. No se considera un acto discriminatorio pues se puede llegar a detectar patologías preexistentes y, en caso de inconvenientes en el futuro puesto, se reubica al trabajador evitando complicaciones de salud. Este examen queda bajo la responsabilidad obligatoria del empleador precedentemente al inicio de su actividad laboral.
Los estudios constan de: examen físico completo, RX de torax, electrocardiograma, laboratorio: Hemograma completo, eritrosedimentación, uremia, glucemia, y orina completa. Declaración jurada del postulante respecto a su conocimiento de historia clínica.
Si la actividad a desarrollar implica posibles riesgos para sí o terceros se considera pertinente adicionar estudios neurológicos y psicológicos. En caso de detectar enfermedades preexistentes, el empleador debe realizar el trámite de homologación y visado, anticipándose a reclamos, en la Superintendencia de Riesgos del Trabajo.

Examen periódico
El fin de este examen es detectar precozmente enfermedades profesionales a causa de la exposición a un agente de riesgo en el ámbito laboral. La obligatoriedad se ajusta al marco en consecuencia del mismo. Los agentes de riesgo pueden ser:

  • Agentes químicos (tóxicos)
  • Agentes biológicos (virus, bacterias, etc)
  • Agentes físicos (ruidos, radiaciones, etc)
  • Agentes por falta de ergonomía

A partir de un relevamiento realizado por un especialista en Seguridad e higiene, teniendo en cuenta actividad, tiempo y puesto de trabajo, se determinará la exposición a dichos agentes. Los trabajadores que se encuentren expuestos deberán realizar el examen médico periódico que consta de un estudio clínico complementando con audiometría, espirometría, laboratorio, radiografía, etc; según el caso, con frecuencia anual o semestral.

examen-preocupacional

Examen previo a transferencia de actividad
Se deben efectuar de carácter obligatorio antes del cambio de desempeño de las actividades expuestas a nuevos agentes de riesgo determinados por el decreto 658/96. Culminada la exposición la realización del examen es optativo.

Examen posterior a una ausencia prolongada
El objetivo de este examen es determinar la existencia de nuevas patologías surgidas durante la ausencia al labor. La realización del mismo es optativo y se procede previamente a la reincorporación del trabajador.

Examen por egreso
Al finalizar la relación laboral puede optarse por realizar un examen para comprobar el estado de salud del personal expuesto a agentes de riesgo. De esta manera, en caso de existir alguna patología, se le brindará el tratamiento adecuado por consecuencia de enfermedad profesional. Se llevará a cabo en el transcurso de 10 días precedentes y 30 posteriores a la desvinculación.

¿Qué hacer en caso de accidente laboral?

Cómo actuar ante un accidente en el trabajo, qué supuestos están considerados y cuáles no, con quién hay que comunicarse. En esta nota señalamos algunos criterios a tener en cuenta para llevar adelante una situación de este tipo.

Es obligatorio para todos los empleadores afiliarse a una Aseguradora de Riesgos de Trabajo (ART). Estas empresas privadas son financiadas con una cuota mensual a cargo del empleador para reparar eventuales daños ocasionados en casos de accidentes o enfermedades profesionales.

¿Cuándo se considera accidente de trabajo y enfermedad profesional? Un accidente laboral es un suceso inesperado ocurrido en el trayecto del trabajo a casa o viceversa, como así causada dentro del espacio laboral. Se considera enfermedad profesional cuando es producida por el sitio o tipo de trabajo.
¿Cómo se identifica una enfermedad? En el listado de enfermedades profesionales establecidas en el Decreto nº 658/96 y su norma modificatoria Decreto nº 1167/03, se identifican cuadros clínicos y riesgos exposiciones producidas por dichas enfermedades. En caso que el diagnóstico no aparezca en el listado pero existiese la sospecha que se originó por el trabajo, hay que realizar la denuncia ante la ART y posteriormente la Comisión Médica definirá su reconocimiento.

¿Con quién hay que comunicarse? Si el trabajador sufriera un accidente o enfermedad se debe comunicar con su empleador y luego con la ART, quien inmediatamente le brindará la información necesaria. Se procederá a la atención una vez acreditada su identificación como asegurado de la prestadora en el establecimiento médico.

¿Qué supuestos están considerados como accidentes? Aquellos que hayan ocurrido realizando tareas encomendadas por el empleador, o las funciones espontáneas del empleado en interés del buen funcionamiento de la empresa.

¿Cuáles no se consideran? Si se detecta que el empleado actuó de manera imprudente violentando las normas de seguridad. Cuando lo denunciado fue provocado intencional y maliciosamente por el trabajador en pos de una retribución o beneficio. Cuando no se encuentre relación alguna con su ambiente de trabajo o su origen fuera precedente a la fecha denunciada.

ART obligatoria para el servicio doméstico

Por disposición de la AFIP, todas las personas que trabajen en el hogar deberán contar con cobertura de riesgos de trabajo. Los empleadores tienen tiempo de contratar la póliza hasta el 10 de noviembre.
La reciente reglamentación de la ley 26.844, aprobada en 2013, rige desde el 3 de noviembre y establece la obligación para todos los empleadores de contratar y pagar la cobertura de riesgos de trabajo. Esto se debe a que el pago se realiza con el Formulario 102/B, lo que unificará el reintegro de las cargas sociales de empleados domésticos donde se incluye obra social, jubilación y ART.

housekeeping

El primer vencimiento será el día 10 de noviembre, fecha máxima en la que deberá efectuarse el pago para contar con la cobertura correspondiente. Los costos de la ART dependerán de la cantidad de hora trabajadas, si son menos de 12 horas semanales el empleador se tiene que abonar 130 pesos; más de 12 horas y menos de 16, el monto asciende a  165 pesos; y en los casos que se trabajen más de 16 horas, 230 pesos. Cabe destacar que estos valores tendrán una actualización anual.

Para realizar el trámite de adhesión, los empleadores pueden contratar el servicio eligiendo la aseguradora que prestan cobertura en la actualidad o tramitándolo a través de un productor de seguros. La ART, a diferencia de las cargas sociales restantes, se pagará para el mes en curso y no a mes vencido. Por ende, quienes ya tienen declarado el personal doméstico, deberán incluir en el pago correspondiente a octubre el valor de la cobertura de riesgos de trabajo. En el caso de los empleadores que registren empleados a partir del 1 de noviembre, deberán consignar el primer pago de la ART a través de un comprobante especial en forma directa.

En el caso de no cumplir con la resolución en un plazo de 90 días, la ART será asignada de oficio por la Superintendencia de Riesgos de Trabajo. Asimismo en el caso de falta de pago de dos meses consecutivos o no, se cortará la prestación hasta que se regularice el pago. Para mayor información pueden ingresar al siguiente enlace y conocer las prestaciones otorgadas por la Ley de Riesgos del Trabajo.