¿Cuándo es momento de cambiar el auto?

Éste es un terreno en donde muchos no logran ponerse de acuerdo. Existen  diversas respuestas dependiendo del punto de vista y estilo personal de cada usuario.

Podemos tratar el tema respectivo a comprar un auto desde dos enfoques diferentes:

Desde un enfoque económico financiero o desde una perspectiva mecánicamente conveniente. Pero ¿qué es lo que más motiva a comprar un auto?

Los motivos que llevan a cambiar el auto son variados: los apasionados de los automóviles los cambian por gusto, y también están quienes lo venden dentro del periodo de 2 a 5 años, pretendiendo perder el mínimo de dinero invertido al adquirir un nuevo coche por desgaste del vehículo, etc.

En muchos casos, se decide cambiar el auto por cuestiones de desgaste. Ello, porque tener un auto más allá del tiempo prudencial (5 a 8 años de sus adquisición a 0 Km.), nos lleva más pérdidas que ganancias. Un auto con más de 5 o 6 años de uso, comienza a tener fallas mecánicas, y cada día que duerme en el taller es un dineral.

¿Cuándo debo cambiar el auto?

Los expertos recomiendan que cuando el vehículo cumpla su 5to año de vida, lo cambies. Como mencionamos más arriba, es el momento en que las fallas comienzan a aparecer, y con la plata que vas a gastar en mecánica, probablemente te alcance para pagar la cuota de un 0Km.

El consejo, se basa además, en el hecho de que un auto en 5 años, ya tiene alrededor de 100.000 kilómetros, y con ese kilometraje, el auto aún está en muy buenas condiciones para entregarlo como parte de pago, o bien, para venderlo a un buen precio.

A la hora de cambiar tu auto, no te olvides de asegurarlo con los mejores: cotizá un seguro a tu medida acá.

Aprendé a interpretar los ruidos de tu auto

Cada rechine, chillido, estallido, o topeteo, es un “síntoma” que está avisando acerca de una potencial “enfermedad” del vehículo.

Fuente: motoryracing.com

A continuación, te describimos con palabras y de la mejor manera posible, los ruidos más comunes que podés escuchar en tu auto:

Ruido de campana: es un sonido apagado, hueco y profundo que es producido por un pistón excesivamente suelto que golpea en la pared del cilindro. Podrás notar que este ruido aumenta al mismo tiempo que lo hace la carga del motor a velocidades bajas, y disminuye a medida que el motor se calienta. Este ruido, es producido cuando el pistón cambia de pared de apoyo en el cilindro. No hay de qué preocuparse.

Ruido de chisporroteo: si oís un sonido similar al del aceite de una sartén en el fuego, es posible que tu auto tenga una fuga de aceite sobre el colector de escape o puede estar ocurriendo un escape de refrigerante. Es importante en este caso que hagas revisar el vehículo, especialmente por una potencial pérdida de aceite.

Ruido de chirridos agudos: es un tipo de sonido que generalmente está relacionado a los frenos y las correas. Los chirridos son bastante frecuentes en los frenos de disco, cuando están flojos. Si ajustás los discos y el ruido persiste, es posible que el auto tenga verdaderos problemas mecánicos. El chirrido persistente luego del ajuste de discos puede indicar que el forro de las pastillas se ha gastado hasta el indicador, que los discos no son compatibles con los forros semi metálicos debido al mal acabado superficial del rotor, o a su desgaste.

Ruido de detonación: sonido como si las bolas de un rodillo cayeran sobre un vaso de vidrio. Cuando procede de la cámara de combustión interior del motor, este sonido es detonación (también llamado picado de bujías), es un fenómeno en el cual la mezcla de aire combustible explota violentamente en lugar de arder suavemente. Se considera normal que se produzca alguna detonación cuando se pisa a fondo el acelerador con un cambio largo (motor muy apurado), pero tené en cuenta que si la detonación se produce constantemente, el motor se destruye rápidamente.

En un motor a nafta, la detonación puede surgir por un bajo octanaje del combustible, por un excesivo avance del encendido, por alta compresión, por sobrecalentamiento del motor, una válvula obstruida, etc.

En un motor diésel las causas de este ruido son diferentes: puede darse por bajo índice de cetano del gasoil, baja compresión o temperatura del motor, baja turbulencia del aire, fallos en la tobera, (baja presión, falta de ronquido o de estanqueidad, etc.).

Ruido de gruñido: es un ruido que puede deberse a que hay alguna pieza que está seca, probablemente un componente de la suspensión. Si el gruñido es en algún elemento metálico, es síntoma de que pronto se romperá. Si es goma, quizás baste con lubricarla con silicona. El gruñido, también puede provenir de los tambores de freno traseros al estar contaminados con líquido de frenos o con aceite procedente de un retén defectuoso.

Ruido de petardeo: nos referimos a un sonido intenso, alarmante, como bombas, son explosiones en el escape. Aun cuando no suelen ser problemas para preocuparse, sugerimos una revisión mecánica lo antes posible.

Ruido de zumbido: es un ruido continuado y ronco. Si responde a cambios de aceleración, es probable que se deba al grupo piñón corona del diferencial. Si no es eso, hay que fijarse en los rodillos de rueda. Suele ser muy difícil distinguir de qué lado proviene el zumbido, en caso de duda, se sugiere cambiar ambos rodillos.

Ruido destartalado: este sonido no es emitido por partes ligeras o débiles. Procede de componentes pesados y esenciales, tales como un juego de engranajes.

Estos son tan sólo algunos de los ruidos que puede hacer tu auto. Lo importante es estar siempre atento a ellos y llevar el vehículo a revisar de inmediato para evitar problemas mecánicos mayores.

Además, es indispensable realizar siempre los service correspondientes y, por supuesto, contar con el mejor seguro para auto, sea cual sea el inconveniente.

 

5 apps que te ayudan a volver seguro a casa

Caminar solo por la calle a determinadas horas o en determinados barrios puede llegar a ser muy inseguro.

Fuente: freestockimages

Por suerte, la tecnología actual puede ayudarte a no volver a caminar totalmente solo por la calle de noche. Companion y otras 4 apps pueden darte más seguridad:

1.- Companion

Esta app, recientemente lanzada para iOS y Android, está cosechando bastante popularidad gracias al hecho de permitir a los amigos que un contacto seleccione ‘acompañarlo’ virtualmente en su camino de regreso a casa: sólo tenés que introducir un punto de partida y de destino, y enviar una petición a tus ‘companions’ para que visualicen en tiempo real tu localización a través de la app o, si no disponen de ella, de la versión web de la misma.

Companion es capaz de detectar cambios en el movimiento del usuario (como desvíos con respecto al trayecto prefijado, caídas o carreras repentinas o, incluso, la desconexión de los articulares) tras los que procederá a preguntar al usuario si se encuentra bien. Si tras 15 segundos no recibe respuesta afirmativa, la app empieza a emitir un sonido disuasorio y alerta a los contactos.

 

2.- bSafe

bSafe ofrece una amplia gama de funciones de seguridad personal, pudiendo usarse para programar llamadas telefónicas falsas (que te permitan escapar de situaciones incómodas), avisar a amigos que llegamos bien a nuestro destino, o enviar información sobre cambios de localización a través de GPS.

También, ofrece una alarma (activable manualmente, o automáticamente si no realizamos una acción determinada en determinado plazo de tiempo) y audible para nuestros contactos seleccionados o ‘guardianes’, a los que enviará además, un SMS. Una vez se activa la alarma, la app empieza a transmitir un video en tiempo real, que luego nuestros guardianes podrán compartir con la policía. Disponible para Android e iOS).

3.- Asistencia de Seguridad de Samsung Galaxy

Los Samsung Galaxy S5 y S6 traen de fábrica una app propia llamada ‘Asistencia de Seguridad’, accesible desde la configuración del dispositivo. Una vez que esta función se activa, nos permite enviar una alerta SOS de forma muy rápida: pulsando 3 veces seguidas el botón de bloqueo del teléfono. La app permite incluir a nuestras personas de contacto elegidas y especificar qué clase de información se envía: grabación breve de voz, datos de localización, fotos de las cámaras frontal y/o trasera, etc. Además, una vez activado el ‘modo de emergencia’ se desactivan varias funciones del dispositivo para ahorrar batería y poder seguir localizable durante más tiempo.

4.- Bugle

El público al que está dirigido esta app dista algo del usuario potencial de las apps anteriores, aunque en el fondo el objetivo sigue siendo el mismo: poder avisar que el usuario no ha llegado sano y salvo. Bugle busca proporcionar una herramienta para corredores, ciclistas y senderistas que no desean salir con sus teléfonos: para ello sólo deben especificar a dónde piensan ir y cuánto tiempo piensan permanecer fuera. Si no hacen check in dentro de ese plazo, sus amigos reciben un aviso vía email y SMS.

5.- Kitestring

El enfoque de esta app es algo diferente, al tratarse de un servicio web basado en el envío de mensajes SMS. El funcionamiento es el siguiente: el usuario se registra en la plataforma y proporciona una serie de contactos de emergencia, para a continuación especificar el tiempo que estima que empleará en realizar su próximo trayecto.

Una vez transcurrido ese plazo, Kitestring enviará un SMS para comprobar que el usuario ha llegado sano y salvo: si éste no contesta, la plataforma enviará un mensaje de alerta a los contactos previamente indicados.

Tu seguridad personal es muy importante, la de tu hogar y tu auto también.

Elegí un seguro a tu medida con nosotros.

 

 

Descubrí qué es lo que le hace bien al cerebro

Algunos pequeños cambios en nuestro día a día pueden ayudar a mejorar el cerebro, y por ende, la salud de manera integral: dormir bien es uno de ellos.

Fuente: mensajepolitico.com

Estas recomendaciones sin duda ejercerán un efecto positivo en nuestra función cerebral y en consecuencia, en nuestro bienestar:

Comer menos

La sobrealimentación aumenta los procesos de estrés oxidativo que produce daño neuronal. El disminuir la cantidad de calorías que consumimos diariamente aumenta y mejora la función de las neuronas y las interconexiones que entre ellas se producen, denominadas sinapsis. Esto sucede en todo el cerebro, pero particularmente en una estructura que se denomina hipocampo y que se encuentran en lo más profundo de los lóbulos temporales. El hipocampo se relaciona con los procesos de memoria y de aprendizaje.

Ejercicio físico

En segundo término, la actividad física cotidiana potencia la formación de conexiones entre las neuronas, es decir la sinapsis, mejorando nuestras capacidades cognitivas y de percepción emocional. Resulta evidente en distintos estudios que la actividad física aumenta la formación de circuitos y redes neuronales de tal manera que se comporta verdaderamente como si ese ejercicio físico fuera un “fertilizante cerebral”.

 

Ejercicio mental

La formulación continua de retos, resolución de problemas y procesos de aprendizaje tales como aprender un nuevo idioma, el desarrollo de una nueva pericia, o en definitiva la práctica de cualquier actividad mental nos inserta socialmente mejorando nuestras capacidades cognitivas.

Viajar

Conocer lugares nuevos y particularmente las historias relativas a esos lugares implica un estímulo para la memoria, para el placer y sin duda genera emociones positivas. Viajar es un excelente modo de salir de la rutina y verdaderamente la rutina tiene efecto tóxico sobre nuestras funciones mentales. Es importante señalar que viajar no significa solamente un viaje largo, pequeñas salidas de fin de semana a lugares nuevos son ideales.

Evitar el estrés crónico

Es bueno recordar que el proceso de estrés produce sustancias tóxicas en el organismo que dañan la función cerebral.

No fumar

El cigarrillo daña los vasos sanguíneos y capilares que irrigan nuestro cerebro, aumentando entre otras cosas lo que se denomina estrés oxidativo. Un cerebro mal irrigado tendrá las mismas consecuencias que un jardín sin riego: se seca.

Dormir bien

El sueño no es un proceso pasivo, durante el sueño nuestro cerebro repara sus funciones, borra la información innecesaria que se ha acumulado durante el día y consolida en la memoria aquellos eventos que resultan de interés e importancia para nuestra vida y en consecuencia para nuestra función cerebral.

Vivir acompañado

Las buenas relaciones inter humanas generan un fenómeno de transferencia emocional que enriquece las funciones cerebrales vitales.

Expandir emociones y sentimientos

Expandir nuestras emociones y sentimientos reparando en ellos, prestándoles atención, reconociéndolos en nosotros y en aquellas personas que nos rodean, mejoran las relaciones interpersonales favoreciendo una función natural de nuestro cerebro, que es la sociabilización, ya que el cerebro es entre otras cosas un órgano social.

Un proyecto personal

Tener un proyecto personal cualquiera, por pequeño que sea, algo por lo que tener expectativa sobre nuestro futuro. No tiene que ser un proyecto grande ni mucho menos, cualquier cosa que se proponga hacer generará por naturaleza una opción de futuro, generando motivación con claros efectos beneficiosos en nuestro estado de ánimo.

Enterate de cuántos pasos tenés que dar al día para no ser sedentario

La falta de ejercicio es un mal extendido y responsable, junto a la mala alimentación, de la epidemia de obesidad.

Por más que haya una fiebre de corredores y explosión de gimnasios, la población es cada vez más sedentaria. Antes que los perjuicios a la salud sean irreversibles, se puede cambiar de conducta y emprender caminatas combinadas con ejercicios físicos, y sin costos adicionales.

Las civilizaciones se construyeron caminando. Las calles romanas o las rutas de los incas en Sudamérica fueron diseñadas para que ser transitadas por generaciones de sus habitantes.

Pero llegó el tren, luego el auto, las motos, y en los últimos tiempos, hasta los hoverboards (monopatines eléctricos), o sea, un arsenal de vehículos que relegan al medio de locomoción más básico y saludable: las piernas.

La inactividad física, además de una dieta irregular, lleva a la obesidad, y con ella, a una serie de enfermedades relacionadas, desde la hipertensión a la diabetes o las dolencias coronarias.

La cifra mágica de los 10.000 pasos

La cifra se popularizó pero no es nueva. En realidad, entre los caminantes hace generaciones que circula la cifra redonda de 10.000 pasos diarios para escapar del sedentarismo.

“Hacer 8.000 a 10.000 pasos, que son entre cinco y siete kilómetros, está bien; pero lo ideal sería combinarlo con una dieta más saludable y con ejercicios físicos”, sugiere José Luis Palma, vicepresidente de la Fundación Española del Corazón.

La caminata se debe hacer a un ritmo intenso, “como si se llegara tarde a una cita, buscando terrenos llanos y en un circuito que se conozca la longitud, el tiempo y el kilometraje”.

Caminar como rutina

Que alguien argumente que no tiene tiempo para caminar es una muy mala excusa, por ejemplo, si se usa el transporte público, lo mejor es bajarse dos o tres paradas antes, o también está la opción de usar la bicicleta si la distancia y el clima lo permiten.

Una buena forma de incentivo para caminar más, es usar aplicaciones, como Noom Walk, Runtastic, o las que vienen incorporadas a los sistemas operativos iOS y Android. También están los podómetros, los relojes inteligentes y otros wereables que, se calcula, se venderán más de 100 millones de unidades para el 2020.

Cualquiera de estas alternativas, permite contar los pasos, así como las calorías que se gastan, y cada día se debería fijar un objetivo: hoy 2.000 pasos, mañana 3.000, y así, ir creciendo hasta establecer una rutina diaria de caminata de una o dos horas al día, con ritmo intenso y un leve movimiento de brazos para ayudar a la circulación. La salud te lo agradecerá.

 

 

 

Las 10 mejores razas de perros para convivir con los chicos

No todos los perros tienen el carácter adecuado para tratar con niños.

Te contamos cuáles son las razas que se llevan bien y, en caso de que sean mestizos, qué cosas te conviene mirar al elegirlos.

No todos los animales son recomendados para convivir con los chicos. No debemos olvidar los numerosos ataques que hubo, en los últimos años, relacionados con los rottweiler, ovejeros alemanas y siberianos, entre otros perros mordedores. Por eso, conviene elegir una raza de temperamento tranquilo.

 

De raza o mestizos: cómo elegir

* Poco dominante. No tiene tendencia a los celos ni presenta problemas si se siente desplazado dentro del grupo. Por ejemplo, no le molesta que el niño agarre sus juguetes o se siente en su cama.

* Paciente y cariñoso. No le tiene que molestar que los chicos griten, salten, corran o invadan el espacio ajeno. Debe tolerar los efusivos abrazos y muestras de cariño.

* Poco territorial. Debe ser tolerante frente a la invasión de su espacio. Por ejemplo, si un niño se acerca a un lugar que el perro considera su territorio, como su lugar de descanso, si el perro es muy territorial y no está bien educado mostrará su rechazo.

* Juguetón. Un perro al que le gusta jugar se llevará muy bien con el niño. Los cachorros de cualquier raza son juguetones, pero también implican más cuidados que un perro ya adulto.

 

Las razas más “niñeras”

Si tenemos niños, debemos considerar la reactividad de la raza, es decir, si reacciona inmediatamente ante un estímulo o no. Entre las razas de perros con baja reactividad, o sea, que pueden tolerar más algún tipo de juego  infantil como el tirarle la cola o las orejas, están el Labrador, el Bóxer y el Golden Retriever.

Por su parte, Consumer.es armó un listado con sus 10 recomendados:

Labrador Retriever: es afectuoso, simpático y fácil de educar. Son los que trabajan como guía para personas no videntes, como terapeutas o perros de rescate.

Collie: tiene un fuerte instinto familiar y gran sentido de la propiedad, lo que le convierte en un buen guardián. Adoran a los chicos y los protegen con celo.

Golden Retriever: es dócil y tranquilo. Se adapta muy bien a vivir en casa, siempre que se le procure el ejercicio necesario. Es sociable, inteligente, bondadoso, amigable, confiado y de carácter equilibrado.

Galgo Español: es un perro obediente y tranquilo. Quizás es un poco tímido, por lo que puede costar ganarse su cariño, pero aun así es un gran perro de compañía.

Mastín Español: todo lo que tiene de grande lo tiene de bonachón con los niños. Se trata de un perro vivaracho y alegre. Le gusta dar paseos junto a sus dueños y suele descansar muchas horas al día.

Terranova: aunque su aspecto infunda un poco de miedo, son perros tranquilos, amables y poco pretenciosos. Se adaptan bien a todo y son amantes del ambiente familiar, sobre todo si hay chicos.

San Bernardo: se adapta a su propia apariencia de bonachón y pacífico. Es un perro reflexivo, manso y afectuoso. Muy leal y devoto de sus dueños, especialmente de los niños, por los que siente adoración.

Beagle: se caracteriza por ser alegre, paciente, dócil e inteligente. Con los chicos es ideal, ya que no se cansa nunca de jugar con ellos. Sin embargo, es un poco testarudo. En su educación debe predominar la paciencia y la firmeza ante su terquedad.

Boxer: es muy difícil encontrar una raza con un carácter tan completo y equilibrado. Une sus grandes cualidades como perro de defensa, a las de mejor amigo y compañero de los niños.

Carlino: fiel, sensible, alegre y amistoso, es un estupendo compañero de juegos para los chicos. Es perezoso, por lo que resulta apropiado para las personas que son caseras y no les gusta hacer deporte.

 

 

 

Volver a la rutina: cómo recuperar los horarios

Cuando la vuelta al colegio y a la guardería se acercan, es importante recuperar los hábitos y las rutinas de siempre.

¿Cómo podemos volver a la rutina y recuperar los horarios después de las vacaciones?

Paso a paso, aunque las rutinas no son nuevas, no podemos volver al orden establecido de un día para otro.

Necesitamos crear un periodo de adaptación. Hay que ir poco a poco encauzando los ritmos de nuestro hijo hacia un horario que podamos compartir con él, y que podamos aplicar todos los días.

Lo mejor es empezar anticipándole los cambios: a los chicos siempre les interesa todo lo que tiene que ver con su vida. Le podemos decir que nos vamos a acostar antes, a levantar más temprano, o que vamos a empezar a ir al cole otra vez. Es importante hacerlos partícipes del cambio.

Tenemos que hacer los cambios de forma progresiva: si en verano se levantaba a las 10 h. no podemos despertarlos a las 7 h. de un día para el otro. Deberíamos tomarnos nuestro tiempo: levantarlos antes, unos días a las 9 h., otros a las 8 h., para finalmente llegar al objetivo.

¿Por dónde empezar?

Recuperando los rituales de la comida y el sueño

Nos encontramos con dos hábitos que tenemos que apuntalar bien: la comida y el sueño. Lo más probable es que durante el verano hayan cambiado, no solo de horario, sino, también de ritual. Hay que establecer los nuevos rituales, que se parecerán mucho a los que quedaron abandonados al principio del verano. Asentar los hábitos de comida y de sueño será nuestro principal apoyo para volver a la dinámica de los días de trabajo.

Para recuperar la rutina de la comida es importante establecer un ritual bien claro. Por ejemplo: el anuncio de la comida (¡a comer!), lavarse las manos, sentarse todos a la vez, no permitir levantarse de la mesa y comer tranquilamente pero sin pausa.

Quizá los hábitos también han cambiado a la hora de dormir, aunque es menos probable. Dormir también requiere su ritual: ¿baño, pijama, cena, cuento, cama? ¿Con música relajante mientras leemos el cuento? Nosotros diseñamos lo que mejor le va a nuestro hijo, pero es importante que todos los días repitamos los mismos pasos, a la misma hora.

Y así, de a poco, volvemos al ritmo normal, de la manera menos “traumática” posible para toda la familia.

 

 

Economía colaborativa: ¿Comprar o compartir?

El consumo colaborativo es una realidad y ha llegado para quedarse. La crisis económica, la tecnología móvil y la aparición de internet y las redes sociales, han acabado destapando escenarios insólitos en la forma en la que accedemos a productos y servicios.

Cada vez más son las personas que utilizan Uber o Cabify en vez de un taxi, o reservan un departamento en vez de un hotel a través de Airbnb. Estas empresas, consideradas por muchos expertos los caballos de Troya de la economía colaborativa, han consolidado tendencias de negocio multimillonarias en nichos inexplorados hasta la fecha.

¿Pero qué es realmente el consumo colaborativo?

La base de la economía de colaboración son los nuevos sistemas y plataformas tecnológicas que nos permiten aprovechar recursos y contratar servicios entre iguales que, de otra manera, estarían infrautilizados y no nos serían accesibles. Se basa en el acceso al producto por un tiempo determinado, omitiendo el proceso de adquisición y la adaptación del estilo de vida del usuario hacia un modelo más colaborativo, donde se intercambian o comparten intangibles como pueden ser espacios, habilidades, o conocimientos.

Su origen está en conceptos primarios de comercio como el trueque, el intercambio, la manufactura, la subasta o el alquiler de bienes y servicios que han conseguido reconvertirse mediante un fuerte componente digital y una alta proliferación de las redes peer to peer (de particular a particular).

Gracias a su aparición se ha generado un nuevo ámbito de oferta y demanda que miles de empresas y startups han aprovechado para redirigir sus estrategias y líneas de negocio.

¿Qué tipos de comercio colaborativo existe?

Más allá de los gigantes a los que hemos citado, existen múltiples ejemplos de cómo se están abriendo nuevas vías en esta cultura. El crowdfunding permite que particulares con ideas o proyectos de cualquier tipo recauden financiación pública. La mayor plataforma de crowdfunding en el mundo es Kickstarter.com que, desde su nacimiento en 2009, ha conseguido 2.700 millones de dólares de recaudación en EE.UU. para más de 115.000 proyectos. Pero hay muchas más, como las plataformas de educación digital MOOC (Massive Open Online Courses), o las creaciones registradas bajo licencias Creative Commons y Copyleft. También son relevantes la aparición de monedas digitales como BitCoin, o los bancos de tiempo donde la unidad de intercambio no es el dinero habitual sino el trabajo/hora.

A pesar de cierta polémica que acompaña a esta tendencia – por la ausencia de regulación sobre competencia y los vacíos legales-, lo cierto es que el consumo colaborativo nos hace partícipes del cambio y demuestra cómo la colaboración entre particulares puede mejorar los procesos y la calidad en las organizaciones.

 

Consejos de seguridad para conducir bajo condiciones climáticas adversas

Si no es esencial, no viajes con un clima adverso, pero si no queda otra alternativa, hay que prepararse para el peor de los casos y anticipar técnicas de conducción a las condiciones climáticas.

Fuente: freestockimages

Prestá atención siempre y mantenete informado sobre los cambios climáticos antes de manejar.

Para mayor seguridad, es importante tener estos tips en cuenta para salir airosos en caso de lluvias, granizo, niebla, viento o fuertes nevadas.

 

  • En condiciones deslizantes, la distancia de frenado aumenta. Necesitás más metros y tiempo para detener el coche, y por eso tus neumáticos deben estar en perfecto estado, con el mantenimiento al día.
  • Con mala visibilidad se reduce nuestro campo de visión, y como ya sabemos que frenaremos en más metros de lo normal, tenemos que aumentar la distancia de seguridad con los demás vehículos, y adaptar la velocidad a la que circulamos a nuestro horizonte. Por ejemplo, si no vemos más allá de 100 metros, hay que reducir consecuentemente la velocidad.
  • El viento puede jugarnos una mala pasada cuando sopla de a rachas violentas y nos aborda por un lateral. Si adelantamos un gran camión, hemos de tener precaución por el llamado “efecto pantalla“, por el que pasamos de una zona de viento lateral, a otra sin ese fenómeno (mientras estamos paralelos al camión), para encontrarnos, de repente, con viento de nuevo.
  • Si hace mucho frío y hay mucha humedad ambiental, es prácticamente seguro que al amanecer nos encontremos con alguna placa de hielo, así que extremaremos las precauciones a la salida de túneles, o en zonas con arboleda que pueda proyectar sombras sobre el asfalto.
  • Si nos encontramos con hielo en la carretera, lo primero que debemos saber es que hay que conservar la calma. Hay que estar preparados para encontrarnos con él, y el mejor consejo vuelve a ser adaptar la velocidad a esta circunstancia, y aumentar la distancia de seguridad con los demás vehículos.
  • Llevá siempre ropa de abrigo en el coche, un par de mantas individuales (si son térmicas, mejor), agua embotellada y algo de comida, además de la batería del móvil cargada (y si es posible, una de repuesto, o un cargador para el coche). Tené combustible más que suficiente por si surgiese cualquier imprevisto.
  • Ante la duda, si te ves sobrepasado por la climatología, o se hace de noche y todo parece ser peor, abandoná la carretera y descansá hasta que pase el temporal.

Y no te olvides de contar con el mejor seguro para tu vehículo.

Cambiar las ruedas del auto no es tarea sencilla.

Te damos claves para que puedas reemplazar el neumático pinchado de forma victoriosa.

Pero antes, recordá que es importante que tengas en el auto los siguientes elementos de seguridad:

  • Gato hidráulico.
  • Rueda de auxilio y llave de ajuste.
  • Balizas portátiles.
  • Chaleco reflectante.
  • Linterna.
  • Botiquín de primeros auxilios.

Contando con todos estos elementos, te contamos pasos para cambiar las ruedas del auto:

1.-Asegurate de frenar el vehículo en un lugar seguro. Prestá atención a los alrededores antes de estacionar. Siempre detenete fuera de la calzada, jamás sobre la ruta. Si estás en la ciudad, estacioná lo más pegado al cordón cuneta posible, para no entorpecer el tránsito.

2.-Ni bien te bajás del auto, buscá el chaleco reflectante y ponételo. También colocá los triángulos a 50 mts del auto (son alrededor de 100 pasos). Es importantísimo tomar estos recaudos para que otros conductores te vean y así prevenir lamentables accidentes.

3.-Para quitar las ruedas, lo primero es aflojar las tuercas. Algunas llantas tienen tuercas antirrobo, estas se quitan únicamente con una llave especial que vienen con el kit de dichas tuercas.

4.-Luego de aflojadas las tuercas, debés colocar el gato hidráulico. Todos los vehículos tienen zonas específicas en donde se puede enganchar el gato de manera segura. Podés encontrar esos lugares, indicados en el manual del fabricante del auto.

5.-Con el gato, levantá el vehículo hasta que la rueda pinchada no toque el suelo.

6.-El paso siguiente, es quitar las tuercas que aflojaste y sacar la rueda.

7.-Ahora, poné el auxilio en su lugar.

8.-Colocá las tuercas que habías quitado y apretalas sólo con la fuerza de la mano.

9.-Bajá el auto con el gato hasta que asiente en el suelo y quitá el gato.

10.-Ahora sí, apretá bien fuerte las tuercas con la llave.

Aunque tenés la opción de contratar un seguro que te ofrezca el servicio de cambio de neumáticos o de grúa con nosotros,  es importante conocer las claves para que puedas reemplazar el neumático que hayas pinchado y continuar hacia el destino planeado.