¿Cómo tramitar la Licencia Internacional de Conducir?

Si vas a viajar y pensás manejar, es obligatorio contar con este permiso.

¿Por qué necesito un carnet de conducir internacional?

Porque es exigido en caso de que te veas involucrado en problemas de tránsito, ya sean infracciones o accidentes fuera del país. Además, estando asegurado el auto, la compañía de seguro también lo exige para cubrir los daños en el vehículo en caso de accidentes.

La Licencia Internacional de Conducir se solicita en el Automóvil Club Argentino (ACA), sede Central (Avenida del Libertador 1850), el trámite no tarda más de 20 minutos y se entrega en el acto.

El mismo se realiza de manera personal y los requisitos exigidos según quien la solicite son (en original y fotocopia); Licencia de Conducir Argentina vigente y DNI (frente y dorso); Libreta de Enrolamiento; Libreta Cívica y dos fotos iguales actualizadas (4×4 de frente con fondo blanco o celeste, impresas en papel de calidad fotográfica).

El precio para socios es de $312,50 y para no socios es de $625.

Este documento, tiene una validez de un año o hasta el vencimiento de la licencia nacional de conducir, si fuese menor.

Y lo más importante a tener en cuenta: la Licencia Internacional de Conducir, no exime al conductor en los países adherentes, a seguir las leyes y reglamentos vigentes de tránsito por los cuales transite. Simplemente, hay que seguir las normas y así, evitar inconvenientes.

 

Buenos Aires ya tiene su primer semáforo para adictos al celular.

Las luces rojas y verdes no están ni arriba ni adelante: la mirada hacia abajo, anclada en el smartphone, permite percibir la señal de advertencia ensamblada al piso.

La evolución de la tecnología también provoca cambios urbanos. Por eso, la Legislatura porteña aprobó hoy por unanimidad una ley para implementar la instalación de semáforos en el piso, para que los vean quienes vienen usando el teléfono móvil. Tendrán luces LED sobre la continuación de las sendas peatonales que estarán sincronizadas con los que señalizan a los conductores de vehículos. Desde mayo, en Ramos Mejía y Libertador, en Retiro, ya funciona uno a modo de prueba.

La norma surgió debido a un informe del Observatorio Vial Latinoamericano, publicado en 2016, sobre el “Comportamiento de peatones en la Ciudad de Buenos Aires”, en el que, se sostiene que el 16,6% de las personas cruzan calles o avenidas mirando hacia abajo, ya que usan aparatos electrónicos (celulares o tablets) que aminoran su capacidad de atención.

Las cuatro series de luces LED tipo tortuga están diseñadas sobre relieve, son impermeables y resistentes a golpes, selladas con un plástico eficiente para tales efectos. El primer dispositivo porteño está ubicado en una de las esquinas más conflictivas y transitadas de la ciudad. Su calidad de respuesta servirá de experiencia para propagar la instalación de más semáforos para peatones dispersos en otras esquinas claves de Buenos Aires.

La iniciativa que se extiende por el mundo obedece al fenómeno creciente de los “peatones tecnológicos“. Las experiencias piloto exitosas en países como Holanda y Alemania inspiraron su aplicación en el país.

Aunque en realidad, la verdadera solución, es concientizar mejor al peatón.

 

Cómo elegir el sistema de calefacción adecuado

Conocé las opciones disponibles y elegí la que mejor se adapte a tu hogar.

Cuando elegimos el sistema de calefacción, mayormente se piensa siempre en la opción de la estufa a gas ya que son las más sencillas de instalar. No obstante, en el mercado actual las opciones son varias y todas con características distintas. En esta nota te contamos cuáles son y qué beneficios tiene cada una.

 

Los pisos radiantes son buenos si te gusta la sensación de caminar descalzo en una superficie tibia. Hay dos opciones: la instalación con serpentina de agua o unos paneles muy delgados con filamentos eléctricos que van por debajo del piso.

 

Los radiadores producen un ambiente muy agradable. Tené en cuenta que hay que colocarlos cerca de las ventanas. La cantidad de radiadores y la potencia dependen siempre del tamaño del ambiente, tomando en cuenta la variable de la temperatura que haga en la zona donde vivimos. Los radiadores más modernos son de aluminio y se alimentan con agua.

 

Los sistemas de calefacción por aire, al apagarse, conservan el calor por poco tiempo. Lo recomendable es que instales equipos que sean frio-calor porque tienen menor consumo energético. Sin embargo tené en cuenta que estos sistemas secan mucho el ambiente.

 

Los paneles eléctricos de bajo consumo van atornillados a la pared y el calor sale por el calentamiento de una placa metálica. La realidad es que muchas veces son elegidos porque son más estéticos ya que se pueden mimetizar con la pared.

 

Las estufas a gas no se pueden instalar en ambientes que no tengan ventilación ni en dormitorios porque tienen un mínimo riesgo de emanación de monóxido de carbono. Podés elegir entre tiro natural o convectoras: eso siempre consúltalo con algún gasista que pueda asesorarte mejor. De todas maneras, las estufas tiro balanceado son siempre más segura porque los gases residuales del proceso de combustión se emanan por la ventilación.

 

5 consejos para el motor de tu auto

El motor es el corazón de nuestro auto. Por eso es importante que lo cuides, sea nuevo o viejo.

Todos los motores llevan cuidados básicos que a veces incluyen cambiar algunos hábitos a la hora de manejar. Seguí estos consejos prácticos para darle más vida a tu auto.

 

Cambia las bujías y cables: si los cables son viejos, es probable que el auto no encienda. Incluso, en algunos casos, puede llegar a la combustión.

 

No aceleres y frenes: si haces esto, el motor se desgasta y puede perder su adecuado funcionamiento a mediano plazo. Intentá mantener una velocidad constante ya que, además de alargar la vida del motor, mejora el rendimiento del combustible.

 

Cambiá el filtro de combustible: lo que ocurre es que se llena de partículas e impurezas que afectan el motor. Al cambiar el filtro, el combustible fluye más limpio.

 

Tomá en cuenta las bandas del motor: las bandas se encargan de las partes vitales del motor, como el enfriamiento, alternador e incluso aire acondicionado. Es importante ver si están desgastadas y en caso de que sea así hay que cambiarlas.

 

Recargá el tanque antes de que llegue al mínimo: cuando estás con el tanque al mínimo, el motor empieza a succionar los sedimentos que acumula la nafta, lo que daña el funcionamiento.