Entornos libres de humo: descubrí sus beneficios y salvá vidas

Millones de personas, adultos y niños, están expuestos al humo de segunda mano. A veces, el humo que representa una amenaza para la salud proviene de una vivienda adyacente, como otro departamento del edificio. El humo atraviesa las paredes, viaja por los sistemas de ventilación y corredores, y esto expone a los no fumadores a las mismas amenazas para la salud que enfrentan los fumadores.

Fuente: buenavibra

Muchas ciudades, estados, casinos, centros médicos, campus educativos y edificios residenciales están eligiendo mantener todas sus instalaciones libres de humo con el objetivo de reducir la cantidad de personas que se exponen al humo de tabaco. Esto ayuda en particular a los niños, cuyos pulmones todavía se están desarrollando y pueden ser afectados por la exposición al humo.

Algunos datos de ayuda:

Los niveles de cotinina en la sangre, el típico marcador de exposición al humo de tabaco, son más altos en niños de departamentos de no fumadores que en otros tipos de hogares de no fumadores. Lo más probable es que esto se deba al humo de los pisos vecinos.

Los niños expuestos al humo del tabaco corren mayor riesgo de tener asma y otras enfermedades respiratorias, dolores de oído y el síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL).

Algunos grupos de la población tienen más tendencia a enfermarse por la exposición al humo como ya mencionamos, los niños, los adultos mayores, las personas discapacitadas o las mujeres embarazadas.

¿Qué tan lejos puede viajar el humo del tabaco? El humo de tabaco puede medirse en altas cantidades a más de 20 pies (6,09 m) de fuente al aire libre.

Pese a las afirmaciones publicitarias, ningún sistema de ventilación puede proteger de la muerte y la enfermedad que provocan la exposición al humo de segunda mano.

Algunas organizaciones están aplicando las leyes de espacios libres con más ahínco: éstas políticas incluyen productos tales como sistemas electrónicos de administración de nicotina (cigarrillos electrónicos) y el tabaco sin humo como el “dip” (tabaco molido que se frota en las encías) o el tabaco masticable.

Para ayudar a lograr ambientes libres de humo, los padres y cuidadores pueden:

Hacerse escuchar, trabajando con sus legisladores locales y estatales para fomentar ambientes libres de tabaco/humo.

Mantener un hogar y un auto libres de humo. Si no es posible dejar de fumar, la única forma de proteger totalmente a los demás del humo de segunda mano es mantener los hogares y los vehículos libres de humo.

Educar a los consorcios acerca de la importancia de mantener libres de humo los entornos donde hay múltiples viviendas.

Ojalá avancemos cada vez más en la toma de conciencia sobre este tema.

 

 

 

¡A bañarse!

10 consejos para bañar a tu mascota correctamente

Fuente: mundoperro

Más allá de la hora del juego y del cariño que requiere tu mejor amigo, hay varios cuidados saludables que deben mantenerse para que la calidad de vida de tu mascota sea la mejor. Uno de estos aspectos es el baño, ya que con un buen baño podemos mejorar su pelaje y piel. Pero, ¿cómo debés bañar a tu mascota?

Te presentamos varios tips a tener en cuenta:

1.- Utilizá un champú especial y nunca un producto para humanos, ya que el pelo de los animales requiere y tiene necesidades determinadas.

2.- Buscá el espacio ideal para que puedas bañar a tu mascota sin problemas: una terraza, el jardín o un baño suficientemente amplio.

3.- Procurá que el agua no les entre a las orejas ya que puede causarle molestias e inflamaciones. Para esto, es recomendable que les tapes los oídos con algodón.

4.- La temperatura del agua debe ser tibia y agradable para que tu mejor amigo se sienta a gusto.

5.- Lavá las patas de tu mascota suavemente  con un cepillo para eliminar el barro acumulado en esta área.

6.- Procurá que tu mascota cierre la boca o el hocico cuando lo estés bañando para que no se tome el agua sucia. Preferiblemente, podés usar un jarrito y echarle el agua desde la cabeza hacia el cuerpo y repetir este proceso varias veces para que no le queden residuos de champú.

7.- Cuando ya no le quede champú, secalo muy bien para que la humedad no se quede en él y le cause problemas en la piel. Empezá con una toalla para retirar el exceso de agua y limpia y secá con delicadeza sus orejas.

8.- Probá desde cachorro con el secador para que se familiarice con él y así logres secarlo de una forma efectiva. Intentá con un secador que haga poco ruido y que tenga una temperatura media.

9.- Recordá cepillar su pelo con cuidado para eliminar los nudos que pudiste haber creado y además lo ayudés a lucir un pelaje más brillante.

10.- Finalmente, si tenés una mascota desde hace poco tiempo y es muy nerviosa, es mejor que la lleves a una peluquería especializada para evitar lastimarla innecesariamente.

¡Al agua perro!

Cómo protegerte de las ondas electromagnéticas en tu casa

Tele, compu, celular: todos estos aparatos producen ondas electromagnéticas que afecta tu salud y por lo tanto es importante tomar medidas de cuidado.

Fuente: buenavibra.com

Lo único que queremos hacer después de un intenso día de trabajar o estudiar, es descansar; el problema es que muchas veces confundimos el descanso con ver televisión, usar la compu o el celular.

Sin importar cuál sea tu caso, todos estos aparatos producen ondas electromagnéticas que afectan tu salud y por lo tanto es importante tomar medidas de cuidado.

Por eso, te damos algunas recomendaciones para que mejores tu calidad de vida y estés prevenido del nocivo contacto con estas ondas:

 

1.- Ubicá los electrodomésticos contra la pared para que expulsen la radiación.

2.- Procurá que tu cama no esté tan cerca de los aparatos electrónicos.

3.- Evita dormir junto a tu celular, tablet, compu o tele.

4.- Desconectá aquellas cosas electrónicas que no necesitás tener encendidas.

5.- Realizá yoga o algún ejercicio de meditación antes de dormir.

6.- Poné plantas en tu hogar (tu habitación y otros espacios) para que purifiques el ambiente de las ondas electromagnéticas.

7.- Caminá descalzo al final el día sobre el pasto, para que descargues todas las cargas electromagnéticas y mejores tu calidad de vida.

 

 

Cómo dormir como un bebé

Dormir puede ser el mejor momento del día para muchas personas: paz, relax y descanso. Sin embargo, para otras, se puede convertir en una pesadilla cuando miran el reloj y ven las horas pasar.

Sufren de insomnio: un trastorno que consiste en la dificultad para iniciar y mantener el sueño. Aunque el sueño va cambiando conforme pasan los años y se va haciendo más ligero y con despertares nocturnos, es importante saber si los cambios se deben a la edad o si se trata de insomnio.

Para conciliar el sueño, debemos buscar las condiciones óptimas en la habitación: ni frío ni luz. Además, puede ser útil, justo antes de irse a dormir, tomar un baño o una ducha con agua caliente, beber un vaso con leche templada, o una infusión caliente.

Es muy importante acostarse todos los días más o menos a la misma hora, con el objetivo de dormir un número estable de horas.

Aunque no se haya llegado a las horas de sueño deseadas, es importante levantarse siempre a una hora fija para establecer un ciclo sueño-vigilia.

¿Siesta? Sí, pero no más de 30 minutos.

Usá el dormitorio exclusivamente para dormir. No lo utilicés para actividades como ver la televisión, escuchar la radio o comer.

Realizar ejercicio físico es algo fundamental, pero hay que evitar practicarlo justo antes de dormir.

Si después de 30 minutos en la cama no conseguís dormirte, realizá alguna actividad relajante, como leer un libro o escuchar música suave.

No es recomendable cenar en exceso ni acostarse inmediatamente después de haber cenado. Evitá beber, desde media tarde, bebidas estimulantes como el café, té o bebidas cola.

No es bueno intentar resolver los problemas antes de acostarse por el esfuerzo intelectual que hay que realizar.

Atención, los medicamentos utilizados para el insomnio pueden ser peligrosos si no se utilizan de forma correcta. Nunca se deben mezclar con alcohol ni tomarlos durante largos períodos de tiempo. Sobre todo, es muy perjudicial aumentar la dosis sin una indicación médica.

Cuando logres quedarte profundamente dormido, sabés que contás con nosotros para proteger tu casa mientras descansás y, en todo momento con el mejor seguro de hogar.

Lo más peligroso dentro de tu cocina, no es lo que te imaginás

Fuente: Animal Gourmet

Incluso en los hogares más limpios se podrían encontrar bacterias patógenas, sobre todo en ciertos lugares de la casa con mayor predisposición, como la cocina.

Según varios estudios realizados, “los lugares más sucios de la casa están en la cocina”. Otro estudio, realizado por la Universidad de Arizona sobre cómo se transfieren las bacterias en el medio ambiente y focalizado en E.coli y Staphylococcus aureus, dijo que “hay unas 200 veces más bacterias fecales en las tablas de cortar que en el inodoro”.

El artículo enumera cuáles son, según estos estudios, las zonas y los objetos con más carga microbiana y qué hacer para minimizar esta presencia.

La cocina es una de las estancias de la casa que mayor cantidad de bacterias patógenas puede llegar a albergar, incluso más que la bacha del baño donde te lavás, por ejemplo, los dientes y las manos, según los estudios mencionados. Los trapos y lampazos son los objetos más contaminados. Las principales vías de infección ocurren por contaminación cruzada a través de alimentos, manipuladores o, incluso, mascotas, que actúan como reservorios y difusores de patógenos, o bien por una manipulación inadecuada de alimentos, incluida la fase de almacenamiento.

Zonas y objetos con más riesgo de contaminación

La mayoría de los patógenos que se encuentran en la cocina llegan a través de productos como la carne cruda o vísceras de animales, donde se originan muchas de las bacterias fecales. En la gran parte de los casos, no alteran ni el sabor, ni olor ni apariencia de los alimentos. Debe tenerse en cuenta, además, que los alimentos preparados en el hogar contribuyen a una carga importante de enfermedades, debido sobre todo a unas prácticas inadecuadas de manipulación de alimentos y de limpieza de ciertas zonas y objetos:

Pileta de la cocina. Puede estar según la NSF, “100.000 veces más contaminado que el lavabo del baño por su frecuente contacto con la comida”. Esto se debe a que es una de las zonas más húmedas y que suelen albergar restos de alimentos. Todo junto favorece las bases para el rápido desarrollo de microorganismos.

Máquina de café. Las bacterias y el moho crecen en las zonas oscuras y húmedas de la cafetera, según la NSF. Por tanto, es importante lavarla después de cada uso, dando especial importancia a las zonas de más difícil acceso.

Canillas. Es una de las zonas más húmedas de la cocina (además de la Pileta) y, por tanto, se da el ambiente propicio para que crezcan los mohos. Si no se mantienen limpios y secos, cualquier síntoma de humedad servirá para su desarrollo.

Encimeras. De alto “tráfico de alimentos”, esta zona recoge los gérmenes de objetos que no son propias de una cocina, como pueden ser monederos o bolsas de la compra, además de los alimentos tanto crudos como cocinados.

Esponjas de cocina y trapos. Según un estudio realizado por expertos en virología de la Universidad de Londres, “el 21% de los trapos de cocina visiblemente limpios en realidad contienen altos niveles de contaminación”. Estos objetos proporcionan un ambiente cálido y húmedo a las bacterias.

Seis claves para prevenir la contaminación

1.- Control de la temperatura. Las bacterias crecen mejor a temperaturas entre 5ºC y 65ºC (zona de peligro), por lo que los alimentos que se han dejado a estas temperaturas pueden causar intoxicación alimentaria. De ahí que el control de la temperatura sea una de las bases fundamentales en el control de patógenos en la cocina.

2.- Lavado de manos. Es una de las formas más eficaces de prevenir contaminaciones cruzadas. Las manos deben lavarse antes de preparar alimentos y después de manipular los crudos.

3.- Cocción adecuada. La mayoría de los patógenos suelen destruirse a temperaturas de entre 60ºC y 75ºC, a partir de las cuales se entra en un rango conocido como “temperatura de seguridad”. Por lo tanto, los alimentos deben cocinarse a unos 70ºC, también en su interior, sobre todo aquellos con un elevado riesgo alimentario, como aves, carnes y huevos.

4.- Limpieza y desinfección de superficies. La limpieza elimina la grasa que favorece el crecimiento de bacterias y la desinfección reduce el número de patógenos a niveles más seguros. Se necesita un cuidado especial con encimeras y tablas de cortar, antes y después del contacto con los alimentos crudos, ya que los patógenos pueden sobrevivir durante un periodo prolongado de tiempo, sobre todo si hay humedad.

5.- Limpieza con lavavajillas. Cubiertos, vasos, ollas y otros utensilios se suelen introducir en este electrodoméstico para eliminar residuos, restos de grasa y también bacterias. Algunos estudios sugieren que un enjuague poslavado es fundamental para la descontaminación.

6.- Especial atención con trapos y estropajos. Suelen utilizarse para limpiar utensilios y superficies, pero constituyen una importante manera de estimular el crecimiento de microorganismos. Por tanto, deben limpiarse y desinfectar de forma regular y evitar usar un mismo trapo para distintas funciones.

 

 

Los 5 mejores sistemas de domótica para el dormitorio

El nivel de confort de un hogar no solo se mide por la calidez que te transmite sino también por las facilidades que te ofrece. Las instalaciones domóticas de un dormitorio están destinadas a mejorar tu nivel de bienestar y tranquilidad. Son el complemento perfecto para disfrutar de todas las ventajas de un smart home.

Fuente: dailytonic

Te explicamos a continuación, 5 sistemas de domótica:

1.- Escenarios de iluminación

¿Te imaginás despertarte cada día con la luz que más agradable te resulte? Los últimos avances pretenden ofrecer una experiencia sensorial que va mucho más allá del simple control de iluminación. Podés programar y memorizar los niveles de luz de tu dormitorio en función de la hora del día y las necesidades que tengas: un ambiente para irse a dormir, otro para despertar, una luz cálida para leer en la cama, entre otras opciones más.

 

2.- Termorregulación

Cada zona de tu hogar tiene un uso diferente en función del momento del día. Mantener condiciones de temperatura idénticas en todas la casa, no solo es poco eficiente desde el punto de vista energético, sino totalmente prescindible a nivel de confort.

Gracias a la termorregulación independiente, tu dormitorio tendrá  la temperatura más adecuada para el descanso nocturno sin necesidad de emplear más recursos de los necesarios.

3.- Difusión sonora

Si pudieras elegir un modo de despertar cada día ¿cuál elegirías? Los sistemas de difusión sonora están diseñados para que cada jornada comience con su propia banda sonora.

Personaliza la intimidad de tu dormitorio con los sonidos más relajantes y motivadores, programando la fuente de emisión, el tipo de ambiente, la intensidad y la duración.

4.- Tecnología de información y monitorización

Es muy probable que a primera hora de la mañana quieras saber las últimas noticias mientras te vestís, cómo va a estar el clima, consultar tu agenda del día o realizar ejercicio mientras controlás tus pulsaciones y las calorías que quemás.

Con los espejos inteligentes podés monitorizar tu actividad diaria y mantenerte informado desde que salís de la cama.

5.- Simulación de presencia

Muchos de los robos se producen de noche y cuando no hay nadie en casa. Por este motivo, simular que hay alguien en el interior cuando empieza a caer la tarde es una efectiva medida disuasoria.

La domótica en casa y las apps de seguridad se unieron para ofrecerte un sistema de protección moderno y efectivo que va más allá del simple encendido y apagado de luces: cierre y apertura de ventanas y cortinas,  el encendido y apagado de dispositivos electrónicos o la reproducción de sonidos son algunas de las novedosas opciones que nos ofrece esta tecnología.

Hasta que la domótica esté a nuestro alcance, podés contar con tu hogar y los tuyos siempre protegidos con el mejor seguro.

Seis datos curiosos que no sabías de la siesta

En sus orígenes era una ‘experiencia religiosa’.

Fuente: dormidina

Estos seis datos sobre el reposo a media tarde te harán reformular el concepto que tenías de la siesta.

1.- Una experiencia religiosa

En el siglo XI, los sacerdotes dejaban un hueco sagrado para el descanso. En los conventos benedictinos se seguían las reglas monásticas marcadas por San Benito de Nursia, entre ellas “reposo y tranquilidad en la hora sexta”.

La hora sexta (de la que proviene etimológicamente el término siesta) se refería al periodo comprendido entre el mediodía y las tres de la tarde. Por esta norma, los religiosos debían acostarse en silencio para descansar y cargar pilas para el resto del día. Tras los monjes pioneros, comenzó a adoptarse en otros monasterios y también se la apropió la población no religiosa, que empezó a llamarla “siesta”.

2.- Aliada contra los infartos

A diferencia de lo que se pueda pensar, dormir después de comer es necesario para reposar los alimentos. Además, el cansancio del día necesita una media hora de reposo para aliviar las tensiones físicas. Todo ello ayuda a relajar el corazón, haciendo que esté más descansado, eliminando el estrés cardíaco y ayudando a prevenir el riesgo de infarto.

3.- Desde España con amor

Indiscutiblemente, la siesta tiene la seña made in Spain, sin embargo, como el jamón y el aceite de oliva, se exportó a otros países como Estados Unidos, donde un 34% de la población recurre a un sueño reparador a lo largo del día. También en Oriente Medio, Latinoamérica o Filipinas han adoptado esta costumbre dadas las altas temperaturas en las horas centrales del día.

4.- Mente sana

La siesta nos sirve para desconectar la mente, llegando a un estado de relajación total. Alcanzar este punto zen nos hace agudizar los sentidos y la capacidad de razonamiento. Al despertar después de un sueño de menos de media hora después de comer, seremos más resueltos y nos concentraremos más fácilmente a lo largo de la tarde.

5.- Estudio y siesta

Un estudio elaborado entre 3.000 niños, indica que los escolares entre tres y cinco años que duermen un rato después de comer, aumentan su capacidad de atención y su rendimiento en las aulas.

6.-Media hora es más que suficiente

Está demostrado científicamente que la siesta mejora la salud en general y la circulación sanguínea; previene el agobio, la presión o el estrés. Tiene efectos reparadores y mejora la memoria, pero es saludable con un límite. Más de media hora suele provocar dolor de cabeza.

Mientras dormías la siesta, podés estar tranquilo de que tu hogar queda protegido con el mejor seguro.

¿Qué hacer si a mi hijo le hacen bullying?

Cada vez más padres se interesan por detectar las señales de que su hijo sufre algún tipo de bullying, y por las mejores maneras de combatirlo.

Fuente: guía infantil

¿Qué es el bullying?

El bullying es cualquier forma de acoso sobre niños o adolescentes, generalmente en el ámbito escolar. Este acoso puede manifestarse de distintas formas, de ahí que muchas veces resulte difícil detectar el problema. Podemos diferenciar los tipos de acoso escolar más habituales:

  • Bullying físico.
  • Bullying verbal.
  • Ciberbullying.
  • Bullying psicológico o social.
  • Acoso con carga sexual (ya sea por abuso o por discriminación).

¿Cómo hablar con un niño que sufre bullying?

Los padres deben saber que pueden encontrar cierta resistencia  por parte de su hijo cuando quieran abordar este  asunto. Nunca hay que forzar la conversación ni la confesión, procurando crear un marco de confianza en el que se sientan seguros.

Ellos solo nos contarán su realidad cuando se sientan totalmente a salvo de las represalias de sus acosadores. Hay que darles garantías de que no quedarán expuestos al confesar sus problemas. Todo ello, mostrando siempre comprensión, aun cuando hubieran ocultado el acoso durante mucho tiempo.

De igual modo, bajo ningún pretexto puede someterse a los niños a una fuerte presión para que expliquen su situación.

¿Qué hacer si mi hijo está siendo víctima del bullying?

Las consecuencias del acoso escolar pueden ser inapreciables a simple vista. No obstante, pueden marcar a una persona para toda la vida. Conviene recordar esto para no exponer a las víctimas a daños mayores (si su problema se hace público).

 

Si el acoso se materializa en el ámbito escolar, urge hablar con el equipo directivo del colegio. Este, tratará de dar respuesta al problema con el auxilio de su gabinete psicopedagógico.

¿Qué hago si el colegio no soluciona el problema del bullying?

En caso de no recibir una respuesta satisfactoria por parte del centro, los padres pueden considerar la vía judicial.

¿Cómo ayudar a una víctima de bullying?

Con todo, los padres pueden empezar a tratar el problema del bullying en el ámbito familiar. Para ayudar a un niño que sufre algún tipo de acoso, el adulto debe:

Dar credibilidad a cualquier revelación que realice el niño.

Mostrar su apoyo y asegurarle que está haciendo lo correcto para acabar con esa situación.

Una vez se ha producido la confesión, los padres deben reforzar la autoestima de su hijo, prestándole más atención, valorando sus esfuerzos en cualquier ámbito y resaltando sus cualidades personales.

También hay que animarle a fortalecer sus relaciones con otros niños, a fin de evitar que el bullying le provoque fobia social.

Atajar el acoso de raíz

Es mucho lo que se ha escrito sobre las causas del bullying, pero en ningún caso pueden llevar a pensar que la víctima es, de alguna forma, responsable de su situación. Rapidez, discreción y comprensión son las claves para responder a este problema  y evitar que nuestros hijos se sientan inseguros fuera del hogar.

Dentro de casa, podemos brindarles nuestra seguridad y la de la mejor compañía de seguros.

 

 

Tres medidas para ahorrar energía en los días de frío

Fuente: freestock images

Objetivo: reducir el recibo de la luz y contaminar menos

El invierno se acerca. Y nos prepararnos para días más fríos y noches más largas.

E, irremediablemente, el gasto en energía también va a aumentar, en algunos casos de manera considerable. Te proponemos a continuación varios consejos que te ayudarán a pagar menos, manteniendo el bienestar, y de paso cuidando el medio ambiente:

MANERAS SENCILLAS DE CONSERVAR CALOR EN CASA

Usar ropa calentita, dormir con un buen edredón, hacer el mantenimiento de la caldera para que funcione de forma correcta, no cubrir los radiadores y purgarlos, cerrar persianas y cortinas antes de ir a dormir, utilizar termostatos programables para encenderlo el tiempo necesario e imprescindible, tapar las rendijas de las ventanas y puertas con burletes, utilizar alfombras, calentar la cama con bolsas de agua caliente antes de ir a dormir, etcétera.

UTILIZA SISTEMAS DE AHORRO ENERGÉTICO

Además de en calefacción, se pueden seguir otros consejos para ahorrar energía no solo en invierno, sino durante todo el año: lavar la ropa con programas fríos y tenderla después en vez de usar máquina secadora; utilizar electrodomésticos de alta eficiencia (el máximo es A+++); cambiar la potencia eléctrica contratada en la factura y el tipo de tarifa para que realmente se ajuste a nuestro consumo.

INSTALAR BOMBITAS DE BAJO CONSUMO

(Luces LED pensando antes en sus características de color y tamaño de la habitación); apagar los aparatos en stand-by que consumen energía incluso cuando no se usan; no dejar cargadores enchufados, apagar las luces de las habitaciones donde no estemos.

¿Y cómo ayuda el ahorro de energía al medio ambiente? La extracción, producción y consumo energético, basado en gran parte en el petróleo y el carbón, supone un gran impacto en entornos naturales de todo el planeta, y es el gran responsable de las emisiones de gases de efecto invernadero que están provocando el cambio climático. El esfuerzo merece la pena.

Y tu casa y los tuyos, también merecen un esfuerzo para estar siempre seguros, asesorate acá.

 

¿Qué hacer si entran a robar y estoy dentro de mi casa?

Un robo en el hogar mientras estamos en él es una de las experiencias más desagradables que podemos vivir. Por eso, si no sabés cómo actuar si estás en casa y alguien entra a robar, te damos una serie de pautas.

No trates de enfrentarte al intruso. No sabés si se trata de una persona agresiva, peligrosa o si va armada. Y aunque encontrarte en casa pueda tomarlo por sorpresa, esto puede ponerlo nervioso y empeorar su reacción. Mejor hacé lo que te diga y no lo provoques.

Tratá de recordar todos los detalles que puedas para poder contarlos después a la policía. Cosas como el color del pelo, rasgos diferenciales, alguna marca o tatuaje, la ropa, el acento o alguna cosa que diga pueden ser decisivos para identificar al intruso o intrusos y que la investigación concluya con éxito.

Fijate, si podés y sin correr riesgos, en la dirección en la que huye. Eso también puede ser fundamental para que la policía pueda rastrearlo. Si lo hace en un vehículo y alcanzás a verlo, es importante tratar de identificar y apuntar todo lo que puedas: la marca, el color, la matrícula, etc.

Llamá al teléfono de emergencias 911 tan pronto como sea posible sin correr riesgos.

No toques nada hasta que lleguen los agentes de policía. Aunque suene un poco a serie policíaca, conviene dejarlo todo como está para que los agentes puedan hacer su trabajo y recoger las pruebas necesarias.

Y en el caso de que, al llegar a casa, veas algo extraño o te encuentres la puerta o alguna ventana forzadas, no toques nada y avisá a la policía cuanto antes. Mejor que lo hagas desde casa de un vecino o desde la calle. Ante la duda, no entres en casa por si acaso hubiera algún intruso dentro.

Por otro lado, y como es cierto el dicho de que es mejor prevenir que curar, recordá tener un buen seguro del hogar que te cubra todos los daños por si en algún momento lo puedas necesitar. Después de semejante susto, nada mejor que tenerlo todo resuelto.