¿Qué significan los colores de las banderas de mar en la playa?

La Municipalidad de La Costa brindó una serie de recomendaciones para tomar los recaudos suficientes previos a meterse al mar, te explicamos qué expresa cada color de bandera.

La toma de precauciones es la principal arma que se debe llevar a cabo para evitar que ocurran accidentes o situaciones fatídicas en la playa, mientras la gente descansa y disfruta de sus vacaciones. La Municipalidad de la Costa Atlántica brindó una serie de recomendaciones para que estos hechos no sucedan, en donde respetar el código de las banderas que indican las condiciones del mar es el punto más importante.

Repasemos su significado:

La bandera de color verde significa que el baño está permitido, que las condiciones para bañarse, nadar o bucear son buenas.

Es decir, que el estado del mar es apto para el baño, que no hay residuos ni contaminación a niveles nocivos para los humanos y que no hay medusas ni tiburones pequeños que puedan poner en peligro a los bañistas.

¿Cuándo se pone la bandera celeste?

– Cuando el estado del mar es tranquilo, sin peligro o riesgo aparente para la integridad de las personas.
– Cuando la calidad del agua es buena, igual que el estado general de la playa.
– Cuando no se detectan situaciones de riesgo para las personas.

La bandera de color amarillo significa que hay que tener precaución a la hora de bañarse o nadar: “mar dudoso”.

Es decir, que las condiciones del mar son algo fuertes pero no amenazan a la salud de los bañistas. Puede indicar alto oleaje o corrientes peligrosas, de forma que los nadadores deben tener mucho cuidado.

¿Cuándo se pone la bandera amarilla?

– Cuando se forman olas que pueden causar problemas a los usuarios, con una altura de un metro y medio.
– Cuando hay corrientes medianamente fuertes.
– Cuando hay tormenta o fenómenos meteorológicos que dificultan la vigilancia de los usuarios.
– Cuando hay suciedad o manchas en el agua.
– Cuando la arena está en mal estado.
– Cuando hay medusas u otros animales marinos lesivos.
– Cuando se dan otras situaciones que suponen un riesgo moderado para los usuarios.

La bandera de color rojo y negro significa “mar peligroso”.

¿Cuándo se pone? Cuando el oleaje produjo pozos y canales en la zona de baño, que por acción de las mareas generan succiones de agua que producirán accidentes.

La bandera de color rojo significa que el baño está prohibido para todo el mundo. Esta es la bandera con la advertencia más grave ya que implica riesgo para la salud del bañista, sea por corrientes, oleaje, clima, contaminación o animales peligrosos.

¿Cuándo se pone la bandera roja?

– Cuando hay olas que suponen un peligro para la integridad de las personas, con una altura de dos metros o más.
– Cuando hay corrientes fuertes o muy fuertes que pueden arrastras a los bañistas.
– Cuando el estado general del mar es muy agitado.
– Cuando se dan condiciones climatológicas muy adversas y peligrosas para las personas del mar.
– Cuando el agua o la arena están contaminadas.

Por último, una bandera recientemente agregada es la blanca, que significa que hay un niño extraviado.

Con el respecto al código de banderas, los guardavidas toman tres o cuatro veces al día (según cómo esté el clima) el riesgo del mar. Durante la mañana, el mediodía y media tarde se toma un registro específico que actualiza este código.

Te contamos la historia del airbag

La historia del airbag, como tantos otros componentes del automóvil, es mucho más antigua de lo que se cree: comenzó a desarrollarse en los años 50, parcialmente por la industria aeroespacial, y el primer auto con este dispositivo fue el Oldsmobile Toronado en 1973.

 

El archiconocido airbag es uno de los sistemas de seguridad pasiva más importantes que utilizan hoy todos los automóviles. Su uso ha contribuido a salvar millones de vidas en todo el mundo y a minimizar las lesiones de otros tantos, aunque hubo una época en que su eficacia estuvo en entredicho.

El airbag tiene su origen en la industria aeroespacial, si bien es cierto que los mayores desarrollos se han producido en el sector del automóvil. Tras la Segunda Guerra Mundial, EEUU inició su carrera tecnológica por mejorar la seguridad de los vehículos. John Hetrick, un ingeniero estadounidense, patentó el primer prototipo de airbag en 1952. Ford, General Motors y Chrysler ya estaban en desarrollo de este sistema de seguridad, cuyo principal problema era la velocidad a la que debía desplegarse la bolsa de aire para resultar eficaz.

Entonces, llegó el sensor desarrollado por Allen Breed en 1967, que fue decisivo para la incorporación final del sistema en los vehículos. Ford incluyó los primeros airbags en sus modelos Mercury y Lincoln en 1971, aunque no fue hasta 1973 cuando se comercializaron los primeros coches equipados con este dispositivo de seguridad: el Oldsmobile Toronado. Estos primeros airbags resultaban ineficaces e incluso peligrosos por la fuerza con la que se desplegaban, lo que mantuvo a la industria norteamericana implicada en investigaciones para conseguir un sistema más seguro. Fue entonces cuando, en 1981 y desde Europa, Mercedes lanzó su Clase S ya equipado con unos dispositivos muy similares a los que se siguen utilizando actualmente.

Las últimas evoluciones del airbag

En 1994, llega el airbag de corinilla o lateral. Volvo venía trabajando desde finales de los 60 en esta tecnología y fue uno de los primeros en adoptarla. La marca sueca, además, introdujo el primer ‘airbag’ de cortinilla o lateral en el Volvo 850 de 1994. Esta bolsa protege el tórax y la cabeza de los ocupantes de ambas filas de asientos en un impacto lateral.  En 1996, aparece el airbag de rodilla, ese año, el Kia Sportage que se vendía en EEUU y el Toyota Avensis europeo, ofrecieron los primeros ‘airbags’ de rodilla, que se generalizaron a partir del año 2000 en el resto de fabricantes. Desde 2003, Euro NCAP no otorga las cinco estrellas a un modelo que no lo monte. En 2007 se demostró la eficacia del airbag fuera de la Tierra: cuando nave Pathfinder de la NASA aterriza con éxito en el ‘Planeta Rojo’ gracias a un sistema mixto que usaba grandes ‘airbags’ en su fase final.

En 2008 aparece el primer airbag de espalda. Por su peculiar construcción, el Toyota iQ debía ofrecer un sistema que amortiguara el impacto en la cabeza y las cervicales en caso de alcance. El resultado fue el primer ‘airbag’ de cortinilla posterior. No se ha instalado en ningún otro modelo, pero será un buen aliado para los micro eléctricos. En 2009, Ford presentó el primer ‘airbag’ de cinturón, muy eficaz en caso de colisión frontal para los ocupantes de las plazas traseras, que no disponen de sistemas de retención adicionales. Toyota, Lexus, Mercedes y la propia Ford lo han ofrecido en algunos de sus modelos desde 2012. Ese mismo año, tras un larguísimo desarrollo que se inició en los años 90 de la mano de Ford, en 2012 Volvo fue la primera marca en ofrecer un ‘airbag’ dirigido a reducir las lesiones de los peatones en caso de atropello. El modelo que lo estrenó fue el Volvo V4.

Igualmente, a la hora de sentarse frente al volante, no te olvides de tomar todas las precauciones, y obviamente, tener contratado un seguro para tu auto.

 

 

Todo lo que tenés que saber si vas a viajar con tus hijos

Aburrimiento, mareos, hambre, cuando se hacen trayectos largos en viajes con niños puede surgir algún que otro contratiempo. Te damos algunos consejos para que los niños no sufran y el camino resulte seguro y ameno ahora que viene la época de vacaciones.

 

1.- Buena planificación: cuando se viaja con niños, si queremos evitar contratiempos y sustos inesperados conviene que llevemos una planificación bien cerrada antes de salir de casa con las valijas en la mano. Tené en  claro la ruta a seguir.

 

2.- Arrancá el viaje temprano: de esta manera los niños irán durmiendo gran parte del camino.

 

3.- Mantenelos entretenidos: libros, juguetes, tablets, pueden ser buenas opciones para que el viaje se les haga más corto y divertido. Eso sí, evitá todos aquellos juegos que hagan demasiado ruido y puedan molestar al conductor.

 

4.- Interactuá con ellos: mientras uno de los padres conduce, el otro puede ir cantando con los chicos, inventando juegos con ellos o contándoles cuentos para que estén tranquilos. Podés estimular su imaginación y creatividad con adivinanzas, acertijos, juegos de observación.

 

5.- Que viajen fresquitos: estar horas metidos en el coche es agobiante para todos. Intentar que el ambiente y la temperatura sean agradables, hidratarlos bien durante el viaje, usar protectores solares en las ventanas traseras y vestirlos con ropa cómoda, como jogging en vez de jeans.

 

6.- Que sepan el camino: explicarles antes de salir cómo va a ser el viaje, cuánto dura o por dónde van a pasar les ayudará a estar más tranquilos. Además, que vayan siguiendo el mapa del recorrido y conociendo algo de los lugares por los que pasan puede ser una manera de entretenerlos.

 

7.- Algo para picar: siempre conviene llevar algo de comer preparado para no tener que parar en cada estación de servicio, si a los pequeños les da hambre o sed. Lo más adecuado, aunque te pidan a gritos papitas, es tener algo de fruta, frutos secos o unas galletitas. Pensá que las golosinas o alimentos muy azucarados pueden empacharlos y producirles nerviosismo  intranquilidad, e incluso vómitos.

 

8.- Descansar cuando sea necesario: cada dos horas como máximo. No está de mal echar un vistazo previo a la guía para saber dónde vamos a detenernos y mirar si el lugar dispone de zonas para que estiren las piernas o correteen un poco.

 

Por tu seguridad y la de tu familia, no te olvides de salir a la ruta con el auto chequeado y cubierto con un buen seguro.

 

Cómo prevenir accidentes en la cocina

Después de los accidentes de tráfico, los accidentes en el hogar son la segunda causa de mortalidad, principalmente en los menores de edad y en los adultos mayores; y la cocina es uno de los lugares en donde ocurren con más frecuencia.

Seguí estas recomendaciones, y evitá situaciones riesgosas.

  1. Desenchufá los aparatos cortantes -como multiprocesadoras, batidoras o molinillo de café- antes de sacar o limpiar sus cuchillas.
  2. Mantener los cuchillos afilados lejos de los bordes de la mesada de la cocina.
  3. Utilizar las cuchillas sobre una tabla de cortar, manteniendo los dedos lejos del borde filoso.
  4. Tener a mano paños, agarraderas y guantes para cuando se necesite sacar fuentes del horno, agarrar el mango de una sartén o retirar recipientes del microondas.
  5. No dejar que los mangos de las sartenes sobresalgan de la hornalla, para evitar tropezar con ellos y causar derrames. Antes de mover un recipiente caliente, asegurarse de que el camino esté despejado y de que haya una superficie resistente al calor para colocarlo.
  6. Levantar las tapas de las ollas empezando por la parte más alejada, para que el vapor salga lo más lejos posible. Cuando se vacíe en la pileta una cacerola con agua caliente, verter despacio para reducir el vapor.
  7. Para reducir al mínimo las salpicaduras de aceite hirviendo, secar bien los alimentos antes de freírlos. Cubrir la sartén con un protector contra salpicaduras.
  8. Cuando se cocina a alta temperatura, el humo que despide puede causar molestias inmediatas y enfermedades crónicas. Contiene sustancias irritantes y tóxicas.
  9. Equipar la cocina con una campana extractora que dé al exterior, sobre todo si se cocinan muchos fritos o asados al horno. Si la campana no filtra todo el humo, abrir la ventana de la cocina para diluirlo con aire fresco.

Cuanto más chicos, mayor prevención.

Evitá que los niños abran el horno y cualquier otro artefacto peligroso como el lavavajillas y el lavarropas por ejemplo. Instalá una traba que impida su apertura.

Nunca abras una olla a presión frente a un niño. Antes de hacerlo, es primordial que te asegures de que ésta se haya enfriado y que el vapor se haya ido.

Cuando el horno u hornallas estén fuera de uso, es fundamental que cierres la llave de gas, y que refuerces la prevención con bloqueadores de perillas para niños.

Mantené tijeras, cuchillos, tenedores y todo artículo punzante, fuera del alcance de los más pequeños.

Evitá que los cables de los artefactos eléctricos cuelguen o queden a la vista.

Guardá los artículos de limpieza en altura, y bien etiquetados para evitar confusiones.

Dejá el recipiente de la basura en algún lugar inaccesible. Esto te ayudará a prevenir intoxicaciones y cortes.

Las bolsas de plástico nunca deben estar en algún cajón o lugar accesible para los más chicos, son seguras causas de asfixia.

Para completar la seguridad tanto en la cocina, como en el hogar, de todos los miembros de la familia y dado que los accidentes ocurren a pesar de todo, es indispensable contar con la asistencia de un seguro del hogar al que poder recurrir ante cualquier emergencia aportando tranquilidad y rápidas soluciones a los accidentes más habituales.

Precauciones para prevenir accidentes de tránsito siendo peatón

Cuando ocurre un accidente, son muchos los elementos que aparecen en escena, y muchas veces son los peatones los que los provocan. ¿Cómo prevenir accidentes de tránsito entonces?

Todos nos convertimos en peatones en algún momento, y son nuestros pies los que nos conducen y sumergen en el mudo de los peligros y la convivencia un tanto desprolija con el universo del tránsito.

Por eso, estos son algunos consejos útiles a tener en cuenta para que caminar por las calles de la ciudad no sea un riesgo.

1. Los peatones deben caminar por las veredas, nunca por las calles, y menos si es de noche.

2. De existir una senda peatonal, siempre se debe cruzar por ella. De no existir demarcación, el lugar apropiado para el cruce es la esquina. Nunca la mitad de cuadra.

3. Con el semáforo peatonal en verde, se puede cruzar. Si está en rojo o titilando, hay que esperar en la vereda.

4. No hay que iniciar el cruce si hay vehículos atascados en la intersección, por más que el semáforo peatonal lo indique, ya que estos pueden arrancar en cualquier momento.

5. Al cruzar una avenida, hay que hacerlo con el tiempo necesario: quedarse parado en el medio es muy peligroso.

6. Al cruzar una vía hay que mirar hacia ambos lados. Si un tren acaba de pasar, hay que asegurarse de que no viene uno del otro lado. Se recomienda quitarse los auriculares para estar más atento a la bocina del tren.

7. Es recomendable que los discapacitados, personas mayores y niños estén acompañados de un adulto. Además, los menores de 10 años deben cruzar la calle tomados de la mano de su acompañante.

8. Nunca salgas de manera intempestiva de entre dos vehículos estacionados para cruzar la calle.

9. Si sufrís un choque y es necesario frenar el vehículo, hay que mantenerse fuera de la ruta y señalizar el accidente para avisar a los demás automovilistas. Nunca cambiar una llanta en dirección al flujo vehicular. Conseguí un lugar seguro para cambiar el neumático.

10. Si circulás de noche como peatón, llevá una linterna y material reflectante (chaleco, brazaletes, zapatillas, etcétera). Si circulás como ciclista, no te olvides de llevar un faro delantero, un piloto trasero reflectante en las ruedas y un brazalete o chaleco flúo, sin olvidar el casco.

La mejor manera de prevenir accidentes siendo peatón es prestando atención a todos los factores de riego antes mencionados, ya que se es tan responsable estando tanto fuera como dentro del auto, y contar con un seguro para auto en caso de emergencias y accidentes.

5 cosas que jamás tenés que dejar adentro del auto

A veces por un apuro, otras por distracción u olvido, dejamos cosas dentro del auto que pueden terminar en siniestros, o ser un elemento de negligencia a la hora de reclamar tu seguro. Enterate cuáles son:

1.- Botellas de agua. Dejar una botella en el auto puede ser altamente peligroso. ¿Por qué? Primero: dejarlas mucho tiempo tiradas en cualquier parte del auto hace que acumulen bacterias y microbios. Segundo: ante determinadas circunstancias del calor el agua puede hacer de lupa y causar nada menos que el incendio de tu auto.

2.- El perro. Si lo dejás solo en el auto mientras vas a hacer un trámite. Las altas temperaturas dentro de un auto pueden causar sofocación y daño a la salud del canino.

3.- Niños. Bastan un par de segundos para que se desate una tragedia de enormes proporciones mientras quedan solos dentro de un auto. Los riesgos latentes al dejar a un chico solo dentro del coche son infinitos: que el auto sea chocado o robado con ellos dentro, que encuentren la manera de encenderlo, que se lastimen jugando con las ventanillas u otras partes, que se quemen por jugar con el encendedor, entre otros. Otro dato: según definiciones de la Organización Mundial de la Salud, los accidentes que ocurren cuando el chico es dejado dentro del auto solo son interpretados como negligencia por parte de los partes. Y esa negligencia puede entonces ser una razón de peso para perder la cobertura ante ese accidente.

4.- Documentos. Muchos robos muy comunes  son bajo la misma modalidad: los delincuentes destrozan el vidrio y toman lo que encuentran a la vista. Si eso que hay a la vista son documentos importantes, vas a sufrir el engorroso proceso de dejarlos sin validez para que nadie suplante tu identidad. Pedir duplicados demora muchísimo tiempo, y podés perder la posibilidad de realizar actividades para las que esos documentos son necesarios. Esta es una de las más importantes cosas que no hay que dejar adentro del auto.

5.-Objetos de valor: ninguna otra manera más sencilla de llamar la atención de un ladrón que dejar a la vista objetos como computadoras, celulares, relojes… A veces, por la pereza de no querer cargarlos mientras salís un segundo a hacer un trámite, volvés y te encontrás con un vidrio destrozado y un importante objeto perdido.

No te olvides de no dejar jamás nada de todo esto en tu auto, y menos, de dejarlo sin un buen seguro.

Mitos y verdades sobre las alarmas de autos

Ya no hay prácticamente autos que no cuenten con alarma, sin embargo, no todas las alarmas operan de la misma manera. Algunas resultan más seguras que otras y se activan de manera diferente. Para poder reconocer la diferencia que hay entre unas y otras alarmas y poder decidir, en consecuencia, cuál es la más efectiva para tu necesidad, te presentamos esta clasificación.

 

Alarmas de cierre centralizado y función “anti asalto”

Suelen ser alarmas muy completas que no solo realizan un cierre centralizado del auto protegiendo cada una de las aperturas sino que también son volumétricas y con sensor de impacto. Este tipo de alarmas son bastantes fiables y probablemente la clase que mejor te ayude a recuperar el auto si, a pesar de todas las precauciones, te lo roban.

Cuentan muchas veces con un sistema denominado “anti asalto” que hace que el motor del auto se apague a 100 metros del lugar de robo. Es importante destacar que esta función solo podrá hacerse efectiva ante el robo inminente y en persona puesto que se activa de modo manual. Dejás que se lleven tu auto habiendo activado la alarma y metros más adelante podrás recuperarlo. No olvides en este lapso de tiempo llamar a la policía para que te asista.

 

Alarmas de cierre sincronizado

Las alarmas de cierre sincronizado de todas las puertas son las más comunes. Son aquellas que se activan mediante un pulsador y que cuando se ejecuta automáticamente, todas las aperturas quedan protegidas.

Actúan mediante un sensor de impacto y se activan siempre que se quiera irrumpir por la fuerza en alguna zona del vehículo.

 

Alarmas ante golpes fuertes

También actúa mediante un cierre sincronizado pero su alcance de acción es algo menor que la alarma descripta anteriormente. Ésta se activa ante golpes fuertes de manera que cuando se escuche ya se habrá irrumpido sobre el auto de alguna manera.

 

¿Es efectiva la alarma que traen los autos de fábrica?

Es verdad que la mayoría de los autos ya cuentan con una alarma que traen configurada desde su fabricación. Aun así gran cantidad de conductores optan por agregar más protección o cambiar directamente de raíz la alarma que el auto tiene. Incluso hay algunas aseguradoras que en su cobertura cuentan con la posibilidad de alarma sin cargo extra.

El hecho es que se suelen buscar otras alternativas de protección respecto de lo que viene de fábrica porque las alarmas estándares se desactivan fácilmente y terminan por dejar el auto desprotegido y sin el respaldo que se espera.

 

No te olvides de estar cubierto con un buen seguro en caso de este tipo de siniestros.

 

Los argentinos y el cinturón de seguridad

¿Cómo nos llevamos los argentinos y el cinturón de seguridad? Según el Observatorio Vial de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, tan solo la mitad de los conductores en Argentina utiliza el cinturón al manejar. Tal como señala la organización Luchemos por la Vida, el cinturón de seguridad es el mejor salvavidas en caso de accidente y ha llegado a salvar 1000 vidas por año en Argentina.

¿Cuál es la relación entre los argentinos y el cinturón de seguridad?

50/50

Según el estudio de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, un 50,2% de conductores utiliza el cinturón mientras maneja. Si se consideran los demás lugares del coche, no deja de ser alarmante: sólo el 43,6% de los autos observados circula con todos los ocupantes protegidos por el cinturón de seguridad.

 

Por región geográfica

El Noroeste argentino, con 35,8%, presenta la tasa más baja de uso de cinturón y Cuyo las más elevadas (60,8%).

 

Más mujeres que hombres

Si bien los conductores hombres son por el momento mayoría (8 de cada 10 conductores son hombres), las mujeres tienen un mejor porcentaje en cuanto a prevención vial: el uso del cinturón de seguridad asciende a 60% en el caso de las mujeres, y cuando son ellas las que están al volante, el uso del resto de dispositivos de seguridad del auto asciende a 50%.

Un choque a 50 km/h

Para poder visualizar la importancia efectiva del cinturón de seguridad al producirse un accidente, no está de más reconstruir qué es lo que ocurre cuando un auto impacta a 50 kilómetros por hora. Cuando el vehículo se detiene abruptamente contra un obstáculo, los cuerpos de los ocupantes siguen circulando a la velocidad anterior al impacto pero impulsados por una fuerza equivalente a cuatro veces su peso. Sin el cinturón que los contiene, saltarán a esa velocidad contra el tablero o contra el parabrisas. Como señala el Observatorio, el cinturón divide por nueve el riesgo de muerte en caso de choques frontales, y en caso de colisiones por alcance, el riesgo de morir o sufrir heridas graves se reduce a la mitad.

Por eso, es tal la importancia no sólo de colocarse el cinturón, sino de usarlo de la forma correcta y recordar siempre esta norma de oro: no hay ninguna situación en la que se esté exento de utilizar cinturón de seguridad.

 

Además, es fundamental contratar un seguro de autos que mejor se adapte a tus necesidades.

 

Tips para tomar precauciones de seguridad en tu vida diaria

Tener precaución y prever un peligro potencial es una medida que cualquiera puede tomar. Sin embargo, no todos somos precavidos en nuestra vida diaria, principalmente porque sentimos los peligros ajenos a la mayoría de nosotros. Creemos que nunca nada nos va a pasar.

Pero por más improbable que parezca, todos estamos expuestos a sufrir accidentes, es por eso que te damos algunos consejos para ayudarte a vivir más seguro.

Cuando vayas en el auto

Una de las actividades de mayor peligro que la mayoría de nosotros realiza todos los días es conducir un auto. Y a menudo subestimamos el riesgo de entrar en nuestros autos porque se ha vuelto común manejar durante una parte de nuestro día, todos los días. Ya te cansaste de escucharlo, ya sabemos, pero es muy importante no utilizar tu teléfono móvil mientras conducís. Si no tenés un dispositivo de manos libres, entonces esa llamada o ese mensaje pueden esperar hasta que termine tu viaje.

Cuando camines por la calle

Si caminás mucho por la calle, sabés que es muy fácil ir absorto en tus propios pensamientos, o tal vez escuchando música, como para prestar atención a lo que sucede a tu alrededor. Si vas escuchando música, poné el volumen que te permita escuchar si algo llegara a suceder cerca tuyo. Además, intentá estar atento en caso de que alguien te vaya siguiendo, especialmente por la noche.

Cuando estés en tu casa

 Pasamos mucho tiempo en nuestro hogar, y es realmente ahí donde nos sentimos resguardados de los peligros del exterior. Pero eso no es necesariamente cierto, también en nuestra casa podemos sufrir un percance. Considerá colocar una cerradura de seguridad en la puerta de tu casa, una que pueda desalentar a alguien a entrar cuando se encuentre con un desafío que le tomará bastante tiempo superar. También vale la pena invertir en un sistema de sensores que pueda detectar humo y fugas de gas dentro de tu hogar; que te permita dormir tranquilo por las noches.

Cuando uses un cajero automático

Otra actividad que realizamos a menudo en nuestra vida es usar un cajero automático. Desafortunadamente, este hecho no hace menos real el riesgo que corremos cada vez que lo utilizamos. Echá un vistazo rápido a tu alrededor antes de entrar a usarlo, tené cuidado de la gente que pueda acercarse mientras estás distraído. No te demores sacando tu tarjeta de tu billetera o recolectando el dinero de la máquina. Y, por último, no te vayas con el dinero en la mano, guardalo en tu billetera antes de salir de ahí.

Es cierto, los peligros a los que estamos expuestos diariamente son muchos, pero eso no quiere decir que no puedas adoptar algunas medidas de seguridad, además de contratar un seguro para tu casa o tu auto con nosotros.

 

Los autos menos seguros del mercado

Según BBC y Diario UNO, hay autos que, aunque son cero kilómetro, rápidamente empiezan a fallar o no responden con eficacia a las más mínimas problemáticas. Esto se produce porque los rodados se comercializaron sin que lograran alcanzar los estándares recomendados de seguridad.

Según BBC y Diario UNO, hay autos que, aunque son cero kilómetro, rápidamente empiezan a fallar o no responden con eficacia a las más mínimas problemáticas. Esto se produce porque los rodados se comercializaron sin que lograran alcanzar los estándares recomendados de seguridad.

El organismo que se encarga de dar el parámetro de seguridad de un auto con el cual las automotrices tienen que regirse, es el Programa de Evaluación de Autos Nuevos para América y el Caribe.

En el mes de abril pasado se anunciaron los nuevos resultados y calificaciones para los vehículos que actualmente se encuentran en el mercado y a los doce modelos que ya habían caratulado como los autos más inseguros, se agregó uno nuevo de la automotriz Chevrolet: el Sail. Este auto ganó la carátula de nada seguro por no contar con air bags en el modelo que salía al mercado.

 

Pero, ¿cómo se evalúa la seguridad de un auto?

Para calificar un auto en base a su seguridad en relación con los accidentes de tránsito, el vehículo es sometido a una prueba de choque.

De acuerdo con el resultado que se obtenga de esta prueba se asignan estrellas al vehículo por la respuesta que brindó. En esta escala, cinco estrellas sería el máximo de seguridad, mientras que cero estrellas es el mínimo, y de este análisis se obtienen los autos inseguros.

Dado el riesgo que imponen las rutas desde hace un tiempo a esta parte, se tiene un registro de los últimos 5 años en los que el Programa de Evaluación de Autos Nuevos para América y el Caribe realizó la evaluación. Como resultado son 13 los vehículos que se posicionaron en el nivel más bajo de seguridad dentro de América Latina cosechando cero estrellas.

La lista resultante se compone de los siguientes modelos, cinco de los cuales corresponden a la automotriz Chevrolet.

  1.  Chery IQ – sin airbags
  2.  Lifan 320 – sin airbags
  3.  Nissan Tsuru / Sentra B13 sin airbags
  4.  Renault Clio Mio sin airbags
  5.  Chevrolet Aveo – sin airbags
  6.  Fiat Palio sin airbags
  7.  Chevrolet Agile sin airbags
  8.  Nissan Tiida Sedán – sin airbags
  9.  Hyundai Grand I10 – sin airbags
  10. Chevrolet Sail – sin airbags
  11. Chevrolet Spark sin airbags
  12. Geely CK 1 1.3 sin airbags
  13. Suzuki Alto K10 sin airbags

Según la interpretación que se hace, se entiende que hay algunas empresas que cambian los niveles de seguridad en la fabricación de los autos dependiendo del lugar en el que se fueran a comercializar.

Como contrapartida, algunas de las empresas expresan que la opción de fabricación de autos sin air bag, por ejemplo, contempla una puesta en el mercado de autos más económicos para que más gente tenga la posibilidad de acceder a ellos.

La polémica queda abierta. Lo cierto es que, empresas como General Motors, han anunciado que irán dejando fuera de sus canales de producción autos sin air bag, y que, para complementar, irán incluso aumentando las medidas de seguridad en sus productos.

 

Para tu propia seguridad y la de tu familia es importante que tengas en cuenta las medidas de seguridad con las que cuenta un auto, en el momento en que decidís adquirirlo.

Algunas partes pueden optimizarse con posterioridad, pero hay muchas otras que ya vienen configuradas desde fábrica, de manera que no olvides hacer todas las consultas que sean necesarias para que tu auto tenga toda la seguridad que necesitas.

Por otra parte, no te olvidés que el seguro para tu auto, también tendrá en cuenta la seguridad del vehículo para ofrecerte un servicio de cobertura.

 

Buscá el auto y la aseguradora que te ofrezcan un buen seguro.