Cómo hacer turismo responsable sin perjudicar a los animales

Te damos pautas y la información básica para saber cómo ser un turista responsable con el bienestar de los animales y el medio ambiente.

Fuente: fada.com

Los encuentros con los animales deberían reconectarnos con la naturaleza, recordarnos que somos parte de ella y que compartimos este planeta con otros seres vivos que tienen el mismo derecho que nosotros de estar aquí y a quienes tenemos el deber moral de respetar.

El uso de animales para el entretenimiento causa serios problemas tanto para el bienestar animal como, en algunos casos, para la conservación de las especies. En el caso de las formas más extremas de entretenimiento – como son las situaciones de cautiverio- el sufrimiento al que se enfrentan los animales es continuo y en numerosas ocasiones acaba con su vida.

Desde 1979, a raíz del informe Brambell, se reconocieron en la Unión Europea las llamadas 5 libertades necesarias que aseguran el bienestar animal:

  1. No padecer hambre ni sed.
  2. Ausencia de incomodidad.
  3. No sufrir dolor, heridas o enfermedades.
  4. Libertad para expresar su comportamiento natural.
  5. No sufrir miedo ni angustia.

A pesar de ser reconocidas mundialmente, la aplicación de estos criterios difícilmente se puede cumplir en actividades en las que los animales han sido arrebatados de su hábitat natural y despojados de su entorno y de su naturaleza, viven en situación de cautiverio, son sometidos a castigos físicos o son expuestos a continuas situaciones de estrés.
La vinculación existente entre la preocupación animal, medioambiental y social es creciente y constituye un factor determinante a la hora de decidir qué tipo de actividades podemos elegir cuando viajamos a países en los que el uso de animales salvajes con objeto lúdico es frecuente. Practicando un turismo responsable tenemos el poder de mejorar las vidas de los animales y acabar así con la oferta de las actividades que se nos ofrece bajo una falsa apariencia de respeto por los mismos. Se debe trabajar para minimizar los impactos del sector turístico sobre la naturaleza y los animales y promover así una industria responsable que apueste por la reconversión de sus actividades.

Contamos con numerosas alternativas que nos permiten conocer y acercarnos de manera respetuosa a los animales: nuestra fascinación por la naturaleza puede ser satisfecha sin la necesidad de obligar a los animales a vivir en cautividad. Sensibilizarnos con la vida de los animales desde el respeto constituye en nuevo punto de vista que nos permite descubrir la dura realidad que viven estos seres, fuente económica y objeto de negocio de algunas personas.

Ahora que sabés esto, podés asegurarte que cuando decidas hacer turismo que incluya animales, sea sin hacerles daño.

Zurich. En las pequeñas y grandes cosas de la vida.

 

Cómo organizar el baúl del auto para un viaje

Fuente: noticias.coches.com

En general, el tiempo que pasamos tratando de acomodar nuestros bártulos antes de salir de vacaciones es muchísimo más del que desearíamos. Para aprovechar mejor el espacio y para mejorar la seguridad, te contamos cómo organizar el baúl de tu auto para un viaje:

1.- Las valijas más grandes y pesadas van en la parte baja, pegadas a los respaldos de los asientos traseros, preferiblemente en una zona centrada para no desequilibrar el peso. Si en los asientos traseros viaja una persona mucho más pesada que la otra, en ese caso se puede realizar una compensación y ubicar la carga del lado opuesto. Después de ubicar los bultos más grandes, se debe terminar de rellenar el baúl con el resto de objetos, de más a menos pesados y voluminosos.

2.- La bandeja cubre-maletero debe quedar colocada durante el viaje, no importa si se desea ganar espacio, ya que, en caso de accidente, la carga puede invadir el habitáculo y dañar a los ocupantes.

3.-Si los asientos traseros van vacíos, te sugerimos un tip: abrochá los cinturones de seguridad. En caso de choque frontal, evitarás que el equipaje derribe los respaldos traseros invadiendo el habitáculo.

4.- Idealmente, te sugerimos que tus valijas no sean rígidas, así, es más fácil que se adapten a las formas del baúl.

5.- Organizadores de baúl: son bolsos para guardar objetos pequeños que en algunos casos resultan vitales. Cualquiera que haya ido de vacaciones con su familia sabe que cada integrante produce su propia acumulación de objetos pequeños que se propagan por el auto con el correr de los días. El organizador de baúl es una alternativa ideal para evitar ese problema, además de proteger los objetos y protegerte de que se desparramen por el auto ante una maniobra brusca.

6.-Es conveniente colocar todos los objetos que puedas necesitar en algún momento del viaje en la parte más cercana a la boca de carga, para que te sea más fácil acceder a ellos.

Si estás planeando salir de vacaciones en auto, es el momento ideal para revisar tu seguro y contratar uno que te dé una protección mayor. Entrá ahora a nuestra página y descubrí las mejores opciones en seguros para tu auto.

5 lugares mágicos para ver las mejores auroras boreales y australes

Fuente: freestock images

Estos fenómenos que ocurren en los extremos más gélidos del planeta Tierra tiñen el firmamento de luces de colores. Dónde se pueden apreciar con mayor intensidad, desde Noruega y Alaska hasta Nueva Zelanda

1.- Nueva Zelanda. 

Con una extensa Reserva Internacional de Cielo Oscuro,  por encima de los Alpes del Sur, e inmensos sistemas de cuevas de piedra caliza iluminadas por millones de luciérnagas, Nueva Zelanda tiene todo lo que se pueda desear cuando se trata de una experiencia de luces naturales. La aurora austral se observa mejor entre marzo y septiembre cerca del lago Tekapo. Sin embargo, el Planetario del Museo Otago, en Dunedin, ofrece una experiencia para disfrutar todo el año.

2.- Australia. 

A 240 km al sureste del continente, Tasmania es uno de los lugares más cercanos al Círculo Polar Antártico, ofreciendo la posibilidad de ver una de las más deslumbrantes auroras australes.

Es por eso, que en los últimos años Tasmania se convirtió en una meca para la fotografía nocturna en el hemisferio sur y para concretar el sueño de ver la aurora.

3.- Islandia.

Las auroras boreales se empiezan a ver mucho antes, en agosto, cuando los cielos nocturnos se oscurecen y las condiciones climáticas son favorables. Lo ideal es que el cielo esté claro y despejado, y si se ve la luna, mejor aún.

Las “luces del norte” se pueden ver hasta abril desde cualquier punto de Islandia, pero uno de los lugares más increíbles es el Parque de Vatnajokull, porque cuenta con ríos y glaciares.

4.- Noruega

Tromsø es la mayor área urbana en el norte de Noruega, muy cerca del Círculo Ártico. Sin embargo, gracias a la corriente del Golfo el clima es sorprendentemente moderado. Expertos del National Geographic aseguran que el pueblo de Ersfjordbotn es ideal para ver auroras boreales. Se recomienda ir desde mediados de septiembre hasta finales de marzo.

5.-Alaska

Fairbanks es una ciudad de Alaska, Estados Unidos, ubicada dos grados debajo del Ártico cerca del aeropuerto internacional y cerca del Parque Nacional Denali, por lo que es el mejor sitio del país del Norte para ver auroras boreales. Desde finales de agosto hasta el mes de abril, se puede apreciar este fenómeno con mayor facilidad.

Si te decidís a rumbear a alguno de estos destinos para deslumbrarte con este espectáculo natural, hacelo con la seguridad de que tu casa queda en las mejores manos asegurándola con nosotros.

5 leyes extrañas que están vigentes en Rusia

Fuente: elpais.com/internacional/

Aunque este país parezca del primer mundo, algunas de sus legislaciones pueden parecer del siglo pasado. Acá te las contamos:

 

1.-La cerveza no es una bebida alcohólica

Hasta 2011, la cerveza no era considerada una bebida alcohólica, lo que la colocaba en la categoría de bebidas como la Coca-Cola o el agua embotellada. Ese año se hizo un cambio a la legislación para que las restricciones a su venta y consumo rijan como a las demás.

2.-De los gays no se habla

En Rusia, la intolerancia hacia los colectivos de diversidad sexual, como los movimientos LGBTI, es tristemente alta. De hecho, la ley prohíbe mencionar la existencia de orientaciones sexuales distintas a la heterosexual en frente de menores de edad. Fuertes multas recaen en aquellos que hablen de “costumbres sexuales no tradicionales”  frente de niños o adolescentes.

3.-El auto impecable

El auto tiene siempre que estar lavado y brillante, al menos para los que viven en la la ciudad de Chelyabinsk, quienes se exponen a una multa equivalente a US$62 si su auto está sucio o desprolijo.

4.- No digas ni una mala palabra

En la tele en general, telenovelas, series o programas rusos, no encontrarás nunca una mala palabra o grosería, pues los improperios de varios tipos están prohibido por ley a nivel nacional.

La “ley anti-groserías”, como se conoce popularmente, se extiende incluso a páginas de internet, medios de noticias virtuales o blogs personales, y todos los responsables deben abstenerse de usar malas palabras, a menos que quieran tener problemas con las autoridades.

5.-Golpéala pero no la envíes al hospital

Mientras en otros países se lucha cada vez más para erradicar la violencia machista, en Rusia recientemente se reformó la ley sobre violencia doméstica, pero para mal. El agresor solamente enfrentará a las autoridades si la víctima muere o es enviada al hospital. Si los golpes o agresiones físicas no son suficientes para que requiera atención médica, entonces no pasa nada y se sale con la suya.

Rusia para ver el Mundial, Argentina, para vivir.

¿Qué opinás?

 

Conocé la nueva tendencia de los tours por bares

Unas 1500 personas por mes son acompañadas por un guía a varios pubs; la propuesta se pensó para el turismo extranjero, pero los más interesados son porteños.

Fuente: thebubble.com

La propuesta, que nació en Europa y desde hace algún tiempo se impone en el país, es tan simple como tentadora. Por lo general, el tour comienza en un bar por la zona de Palermo, donde los interesados se registran, y allí disfrutan de pizza y cerveza libres.

Luego, comienzan a recorrer, caminando tres o cuatro pubs diferentes, donde los reciben con shots de bienvenida y tienen el beneficio de “2×1” en la barra. Ya entrada la madrugada, el grupo termina en un boliche, sin hacer fila.

En principio la modalidad fue pensada para los extranjeros que visitaban la Capital, pero con el correr de los meses fueron más los jóvenes porteños y del resto del país los interesados.

La mayor parte del público tiene entre 18 y 26 años, aunque nunca faltan los treintañeros con ganas de pasarla bien. En cuanto al público, vienen tanto hombres como mujeres en igual cantidad. Eso sí: el 70% son argentinos y el 30%, extranjeros.

Buen precio, ambiente agradable, y variedad son las razones por las que la mayoría de los jóvenes deciden sumarse a esta modalidad que, cada día, gana más adeptos y está transformando las noches porteñas.

Y no te olvides: si vas a tomar, no manejes.

Diez curiosidades que seguro no sabías de Rusia

Fuente: trone

Se viene la Copa del Mundo y nos pica el bichito de la curiosidad sobre este lejano país. Te contamos 10 cosas que seguramente desconocías del país más grande del mundo.

1.- Creadores del Tetris

Este videojuego, uno de los más populares del mundo, fue creado por el informático soviético Alexéi Pázhitnov en 1984. Actualmente vive en Estados Unidos y ha trabajado para Microsoft. Formó parte del equipo que desarrolló videojuegos para MSN.

2.- Cuidado con lo que decís o hacés

Es probable que si sonreís a un ciudadano ruso desconocido en la calle, este te mire con rabia, debido a que si tu acción no tiene un real interés, es considerada falsa.

Asimismo, los rusos desconfían de los productos de bajo costo y si te acercas a un vendedor, evita usar la palabra “barato”, pues es sinónimo de que su trabajo y su producto es malo.

3.-Dos años nuevos

Debido a que el país está muy pegado a las tradiciones de su religión ortodoxa, los rusos celebran un segundo año nuevo. Un evento que es más íntimo en comparación al año nuevo que celebramos en Argentina y que se hace a nivel familiar.

4.-El té, la bebida más popular de Rusia

Si pensabas que era el vodka, te equivocás. El día de un ciudadano ruso no está completo sin una taza de té. La bebida más popular del país soviético es esta infusión. Incluso el hervidor que usan los rusos para servir el té tiene un peso histórico muy importante para los ciudadanos de este país, su nombre: el “samovar”.

5.- La línea de tren más larga del mundo

En Rusia, el país más grande del mundo, se encuentra la línea ferroviaria más larga sobre la faz de la tierra. Se trata del Transiberiano, un ferrocarril que recorre 9.259 km. parte de Moscú y llega hasta la frontera con China, muy cerca de Corea del Norte. Si decidís tomar la ruta completa, es posible que estés aproximadamente hasta 168 horas dentro del tren.

6.- La mujer con más hijos en el mundo

Su nombre se perdió y lo único que se sabe es que llegó a tener 69 hijos: 16 pares de gemelos, 7 trillizos y 4 cuatrillizos. La mujer rusa protagonista de esta historia fue esposa de un hombre llamado Feodor Vassilyev y vivió entre 1707-1782.

7.- Los autos siempre estarán limpios

En Rusia, la lluvia y la nieve son pan de cada día. Es por eso que los autos deben permanecer limpios, de lo contrario es posible que una grúa se los lleve. La razón es la siguiente: las extremas precipitaciones en el país hacen que las matrículas de los vehículos no se puedan ver.

8.- Los emoticones en un mensaje de texto

Los mensajes de texto con demasiados emoticones son algo normal en Rusia y expresan la intensidad de la comunicación. De carecer de esta funcionalidad en el celular, es posible que los mensajes vengan acompañados de una peculiar cantidad de paréntesis. Por ejemplo, si alguien te saluda por tu cumpleaños así: “¡Feliz cumpleaños!))))))”, es probable que esta persona te estime demasiado.

9.- Más mujeres que hombres

En Rusia, la tasa poblacional de 2016 cerró con más de 140 millones de personas. De esta cifra, más de 77 millones son mujeres y alrededor de 67 millones son hombres, lo que demuestra el alto número de mujeres en el país y lo que significa también que por cada 100 mujeres nacen 88 hombres.

10.- Servicio comunitario voluntario por un día:

Al menos una vez al año, los habitantes de todas las ciudades rusas realizan el ‘subbótnik’. Esta es una tradición que incluso el mismo Lenin respetó. Consiste en limpiar las calles voluntariamente sin esperar remuneración alguna.

Si tenés la suerte de viajar a este país lejano y exótico, lo más importante es dejar tu casa, tu auto y el bienestar de los tuyos asegurado con los mejores seguros.

Canadá, el destino más seguro del mundo para viajar.

Muchas razones han llevado a que el país de la hoja de arce se convierta en uno de los destinos más visitados por familias del mundo entero. No obstante, uno de los motivos más destacados es que es el país más seguro para viajar.

Fuente: canadalandia.com

¿Por qué Canadá es el destino más seguro?

Sus ciudadanos son amables, educados y abiertos. Están dispuestos a tratar a cualquier visitante como si fuera de la familia. Sin duda, consiguen que cualquiera se sienta como en casa.

Es un dicho popular  que los canadienses viven tan tranquilos que están acostumbrados a dormir con la puerta abierta.

Canadá puede alardear de tener uno de los índices de criminalidad más bajos del mundo.

El país ha ganado esta fama y se ha posicionado como el destino a elegir cuando pensamos a dónde viajar en 2017 debido a una serie de premios y títulos concedidos por importantes organizaciones:

País número 1 en calidad de vida (estudio de Y&R’s BAV y Wharton) en 2016 y 2017.

Séptimo país más feliz del mundo (World Happiness Report). Esto prueba la manera en la que la seguridad influye en la felicidad.

Octavo país con mayor índice de desarrollo humano (Naciones Unidas).

País con el agua más fresca del planeta gracias a la presencia de más de dos millones de lagos.

Esto demuestra que Canadá, además de ser un país seguro para viajar, también es reflejo de un viaje de calidad. Todo en este país es relajación y buena vida, quedando de lado lo negativo.

¿Qué actividades puedo hacer en Canadá?

Viajar a Canadá es sinónimo de naturaleza, de recorrer espacios que no han sido alterados por el hombre y de ver maravillas naturales irrepetibles. Al mismo tiempo que se visitan zonas urbanas como la gran Toronto, Edmonton o Winnipeg, es posible disfrutar  lugares tan reconocibles como las Cataratas del Niágara, las Montañas Rocosas, el curioso Cementerio de los Dinosaurios o el Lago Louise, que es capaz de cortar la respiración de lo asombroso que resulta.
Otro sinónimo de viaje seguro es poder dejarse impregnar de las tradiciones de la región realizando actividades sin preocupaciones. Hay mucho para hacer:

 

Pescar en un lago helado, ir de excursión en trineos tirados por perros, esquiar, y, en general, disfrutar al aire libre de sus increíbles parajes.

Ver animales en vivo en los parques nacionales (sus osos son encantadores y se pueden ver de forma totalmente segura).

Darse un atracón de wafles con su clásico sirope en cualquier cafetería.

Canadá es un país a descubrir, una maravilla en todos los aspectos que no decepcionará a nadie y que ayudará a crear unos recuerdos inolvidables. Para que tu viaje sea perfecto, dejá tu hogar asegurado antes de partir.

6 razones científicas por las que viajar es bueno para la salud

El corazón y el cerebro funcionan mejor en las personas que viajan, las cuales además gozan de menores niveles de estrés, mejor autoestima y bienestar emocional.

Fuente: max pixels

Comprar pasajes, hacer las valijas, planificar recorridos y luego lanzarse a la aventura son actividades del agrado de casi todo el mundo. Y, a diferencia de tantas otras cosas que proporcionan placer, viajar no solo carece de contraindicaciones, sino que tiene muchos y variados beneficios para la salud. Te los contamos:

1.- Menos estrés y mayor bienestar emocional

La reducción del estrés parece el más evidente de los beneficios de viajar. Aunque sea una salida breve y a un destino no muy lejano, dejar atrás la rutina y el ritmo frenético de la vida en la ciudad permite desconectar, dejar atrás las angustias y disfrutar del presente.

2-. El cerebro, agradecido

Hasta hace tiempo se creía que el cerebro, a partir de la edad adulta, ya no se modificaba. Sin embargo, la ciencia ha demostrado que no es así: las neuronas pueden crear nuevas conexiones, e incluso se pueden formar nuevas neuronas, a lo largo de toda la vida. “Para ello es clave entrenar y estimular nuestro cerebro”, ha explicado José Manuel Moltó, miembro de la junta directiva de la Sociedad Española de Neurología (SEN), “y hay tres elementos clave para hacerlo: enfrentar nuestro cerebro a la novedad, la variedad y el desafío. Viajar cumple con los tres”.

Situaciones tan simples como la necesidad de adaptarse a nuevas sensaciones, paisajes, sonidos, aromas, etc., hacer un mapa mental del lugar en que uno está o tener que comunicarse en otro idioma estimulan el cerebro y lo vuelven más plástico y más creativo. “Viajar requiere, principalmente, aprender y memorizar todo lo extraño hasta que todo resulte normal y conocido. Esto es un desafío para tu cerebro y es como un entrenamiento acelerado”.

3.- Un corazón más fuerte y sano

Un estudio realizado en Estados Unidos determinó que viajar reduce el riesgo de padecer infarto de miocardio, sobre todo para las personas mayores. Las estadísticas indican que en los hombres que viajan con frecuencia las probabilidades de sufrir un ataque al corazón son 21% más bajas. “Las vacaciones pueden ser buenas para su salud”, recomiendan las conclusiones de este trabajo.

Por su parte, una investigación efectuada por científicos de la Universidad de Jyväskylän, Finlandia, también halló una relación entre la movilidad corporal, originada por la “actividad social colectiva” que se da en los viajes, y un menor riesgo de mortalidad. Si bien los trabajos en este sentido se refieren en general a personas mayores, es claro que la actividad física derivada de los viajes es beneficiosa para cualquier persona, sobre todo para aquellas que llevan una rutina cotidiana muy sedentaria.

4.- Autoestima sólida

Todo viaje representa una suma de desafíos: desplazarse, habituarse a un sitio desconocido, relacionarse con su gente. Y cuanto más lejano es el destino, mayor el reto, ya que implica entrar en contacto con costumbres exóticas, idiomas desconocidos e, inevitablemente, problemas de diversa índole. Buscar los recursos para resolverlos y poder salir adelante potencia la autoestima como pocas otras cosas pueden hacerlo.

El viaje, además, es una fuente de futuros recuerdos y anécdotas que contar, por no hablar de las posibilidades que brindan en este sentido las redes sociales.

5.- Mayor amplitud para afrontar los problemas

En su libro Go Away Just For The Health of It (algo así como “Vete lejos solo por lo saludable que es”), publicado en el año 2000, el prestigioso médico canadiense Mel Borins escribió: “Irse lejos contribuye a alejarse de las partes estresantes de la vida. Puede ayudar a mejorar tus perspectivas, a brindar nuevos puntos de vista y permite desarrollar nuevas estrategias de para afrontar los problemas”.

De eso se trata: cuando uno conoce otras realidades, toma distancia de su propia vida y puede ver los propios problemas en su verdadera dimensión. A menudo, después de un viaje muchas personas valoran mucho más lo que tienen y dejan de quejarse (o lo hacen menos) por lo que les falta, lo cual les conduce, también, a un mayor bienestar emocional.

6.- Viajar te hace feliz

El psicólogo Thomas Gilovich, catedrático de la Universidad de Cornell, Estados Unidos, tiene desde hace años un objeto de estudio: la felicidad. A partir de sus estudios, ha llegado a una conclusión que, de todas formas, mucha gente sabe o intuye: viajar proporciona mayor felicidad que comprar cosas. La razón consiste en que los recuerdos almacenados, la suma de las experiencias, brindan un placer y un bienestar de largo plazo, mucho más tiempo de lo que dura la satisfacción que se siente al comprar algo.

La anticipación de las experiencias que se han de vivir durante el viaje genera una sensación de felicidad mayor que la anticipación de comprar objetos: las experiencias mejoran las relaciones sociales, se valoran más en sí mismas y menos en comparación con las de otras personas, y forman parte de la propia identidad de quien las vive.

 

5 lugares para descubrir en las afueras de Buenos Aires

Escapate a alguno de estos remansos de tranquilidad muy cerca de la ciudad y cortá con la rutina.

 

1.- SAN PEDRO (170 km)

Es la escapada ribereña, la de los cítricos y los viveros. Se puede ir y volver en el día, se llega por autopista, y alcanzan menos de dos horas para encontrarse entre quintas de duraznos y naranjos, las hileras de rosales de los viveros y las barrancas sobre el río Paraná.

Muchos dicen que la visitan por sus playas, aunque sólo hay algunas pocas que, además, pertenecen a populares campings. De hecho, el único acceso municipal al río es un paseo costero con muelle. Una buena alternativa para admirar el Paraná es la plazoleta Fray Cayetano Rodríguez. En este pueblo de casas bajas y prolijos jardines, bicicletas atadas a las rejas antiguas, y gente que pasea sin apuro es lindo perderse y sorprenderse con una construcción como el Castillo Francés, en la esquina de Perón y Pelleriti. De estilo Art Nouveau fue construido en 1914 por pedido del agrónomo francés Henry Garret, que dejó su tierra para trabajar en la destilería de alcohol La Estrella. Fuera de la arquitectura y el río, cabe decir que la propuesta de San Pedro es, sobre todo, una gran maratón gastronómica.

 

2.- LUJÁN (70 km)

Vale la pena acercarse a Luján y visitar su gran Basílica, obra que se inició en 1890 y concluyó recién en 1935. Ahí mismo, en un lateral de la gran explanada de la iglesia está también el conocido Museo del Transporte, una muestra donde se exhiben la locomotora de La Porteña, el hidroavión Plus Ultra que unió España con Buenos Aires por primera vez en 1926, la carretilla del vasco Larregui que lo acompañó por más de 20.000 kilómetros de peregrinaje a pie entre los años 30 y 40 y otras perlitas históricas.

Muy cerca de ahí, y altamente recomendados están Carlos Keen y Tomás Jofré, convertidos desde hace tiempo ya en nuevos polos gastronómicos, que ofrecen varios restaurantes con típicas comidas de campo argentinas

.

3.- TIGRE (35 km)

Tan cerca de la capital, el Tigre rankea entre las escapadas favoritas de la city. En tierra firme, se puede pasar el día entre las dársenas del Puerto de Frutos, los clubes de remo y las obras de Quinquela Martín, Soldi y Castagnino del Museo de Arte Tigre (MAT), al final del Paseo Victorica.

Hace algunos años se extendió además hacia el lado del Boulevard Sáenz Peña, donde se armó un pequeño polo gastronómico y los galpones ofrecen algo más que mimbre: objetos de diseño y ropa vintage se combinan con bistrós y barcitos gourmet.

 

4.- URIBELARREA (82 km)

Campo, buena comida y varios lugares para descubrir, hacen de este encantador pueblo (que fue un polo lechero), una buena opción para pasar un fin de semana distinto. Uribe, como se le dice cariñosamente, conserva casonas de finales del siglo XIX y aires camperos que la convirtieron en un perfecto set de filmación para retratar escenas de antaño en las películas como Juan Moreyra de Leonardo Favio, o Evita de Alan Parker. Además, la ruta 205, a 4 km, puso en valor al pueblo y lo convirtió en una alternativa gastronómica para pasar el día.

5.- SAN ANTONIO DE ARECO (115 km)

Es uno de los pueblos que mejor cultiva la tradición sin dejarse paralizar ni perderse en el olvido. Por el contrario, se mantiene vivo y colmado de emprendedores que adoran su equilibrio entre lo antiguo y las nuevas tendencias.

Es de esos sitios magnéticos que atraen tanto por su historia y arquitectura como por su amplísima y siempre renovada buena mesa y originales hospedajes. También cautiva por el amplio abanico de talleres de orfebres, que con trabajo y muchísimo talento han sabido continuar esta tradición haciendo de Areco un pueblo de plateros y técnicas gauchas como la soguería. Se recomienda recorrerlo a pie o en bicicleta.

7 cosas que tenés que saber antes de emprender el Camino Inca

¿Cuándo reservar las entradas? ¿Por qué no se puede visitar en febrero? ¿Cuánto tiempo dura el recorrido? Enterate acá.

 

1.- ¿Cuándo reservar el Camino del Inca a Machu Picchu?

Como hablamos de una de las mejores caminatas del planeta, hacia uno de los lugares más asombrosos que existen, hay que reservar el ingreso con mucha anticipación, porque se agotan 6 meses antes, ya que solo 500 personas pueden recorrer el Camino Inca cada día, de las cuales 200 terminarán por ingresar a Machu Picchu, ya que el resto pertenece al equipo de apoyo, cocineros, porteadores y guías.

 

2.- ¿Cuánto dura el recorrido por el Camino del Inca?

El Camino del Inca clásico o tradicional tiene 40 kilómetros de longitud y lleva cuatro días completarlo, así que se recomienda estar en forma antes de iniciar la aventura. El mismo, atraviesa montañas hasta la selva amazónica, donde se encuentra Machu Picchu, en el camino, se pueden ver los recintos arqueológicos de Llactapata, Runkurakay, Sayacmarca, Phuyupatamarca y Wiñaywayna, antes de ingresar a Machu Picchu por la puerta del Sol.  En la mayoría de los casos, se regresa a Cusco en tren, así que también se deben reservar los boletos con anticipación.

 

3.- ¿Cuál es la máxima altura del Camino del Inca?

El Camino del Inca es considerado una expedición difícil, no sólo por el hecho de que se hace trekking durante 4 días, sino también porque se comienza en el kilómetro 88 de la vía férrea a Machu Picchu en pleno Valle Sagrado de los Incas, justo en el poblado de Ollantaytambo, y a medida que se avance, la altura será mayor; es por eso que, lo mejor es tomarse unos días de aclimatación previos, preferentemente, en este pueblo, así se evita el mal de altura. El punto más alto del camino se encuentra a 4,224 metros. El mal de altura o Soroche, puede causar dolores de cabeza, náuseas, pérdida de apetito, dificultad para dormir y falta de energía, y complicarse si no se atiende a tiempo; por suerte los guías tienen mucha experiencia y saben cómo actuar en un caso como éste.

4.- ¿Puedo hacer el Camino Inca por mi cuenta?

No se puede hacer el Camino del Inca por cuenta propia, solo está permitido hacerlo en compañía de un guía de turismo, de una agencia de viajes autorizada. La agencia que contrates se encargará de reservar la entrada y todo lo necesario para realizar el viaje.

 

5.- ¿El Camino Inca está abierto todo el año?

No, el Camino del Inca está cerrado en febrero; durante este mes las lluvias son más fuertes y pueden hacer muy difícil el recorrido. Todo el mes de febrero, los guardas aprovechan para realizar el mantenimiento del camino y de las estructuras incas, para dejarlo listo para marzo.

 

6.- ¿Cuál es el mejor momento para hacer el Camino del Inca?

Toda la región sur de Perú, está marcada por dos estaciones climáticas distintas. La estación de lluvias va de noviembre a marzo, y la estación seca se da entre los meses de abril y octubre. La mayoría de personas que recorren el Camino del Inca eligen la estación seca.

7.- ¿La caminata tiene que ser de 4 días?

Los limitadísimos ingresos para el Camino del Inca, hacen que hayan muchas caminatas alternativas, la Caminata Salkantay, la Caminata por Lares, etc., pero el Camino del Inca es el único que va directamente a Machu Picchu por la Puerta del Sol. Para los que no quieren caminar durante 4 días, pero quieren ingresar por la Puerta del Sol, hay una opción más corta del Camino que dura 2 días y permite llegar a la ciudad de Machu Picchu por la Puerta del Sol. Esta versión corta incluye una noche en un hotel en lugar de acampar. Esta opción es ideal para los viajeros que no tienen el tiempo suficiente para hacer el Camino de Inca de 4 días, o para los que quieren saltarse la parte más difícil de la caminata.